Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

10 consejos para hacer bien la compra

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 14 votos

PimientosSi acabas de aterrizar en este post ya tienes un punto ganado, seguramente has investigado en internet y has llegado a estos consejos, o bien por curiosidad te has dicho, “Seguramente me vendrá de lujo alguna idea del rechupete“.

Intenta quedarte con 2 o 3 puntos de este texto y te aseguro que harás un poquito mejor tu compra. Ir al super, mercado o tienda de confianza es un acto de repetición, y si aplicáis alguna de estas ideas en el día a día, os aseguro que ahorráis y haréis la compra mucho mejor.

Antes de cocinar cualquier receta del blog, debes tener los ingredientes en casa, no hacen que los tengas todos, en algún caso podrás improvisar, pero es fundamental que para cocinar un huevo tengas un huevo. En mi caso es difícil ir a un mercado de abastos a comprar, suelo acabar en el super de enfrente de casa, pues vivo en una ciudad a las afueras de Madrid. Pero si tu puedes es una gran opción, para comprar elige lo que mejor te venga: mercado de tu barrio, o un buen supermercado, sin descuidar a la tienda de barrio pequeña de toda la vida, que igual tiene algún producto que te interesa. Si vives en una ciudad pequeña es más fácil poder comprar en un mercado y complementar en otro tipo de establecimientos. Si vives en ciudades más grandes tendrás que valorar dónde comprar.

Ir a la compra es importante pero para hacerla bien debes planificarte. Apuntar todo en un papel, piensa que aunque tengas una memoria de elefante siempre se te puede olvidar algo, no es la primera vez que voy a comprar al super aceite de oliva y me vengo sin él. La publicidad de los supermercados se basa en la compra compulsiva. Protege tu presupuesto y compra de acuerdo con tu lista de la compra.

En la mayoría de las familias, el presupuesto para la comida es el primer gasto de la casa, bueno, después de la hipoteca. Organizarte para comprar puede ahorrar dinero, tiempo y energía. En este blog encontrarás distintos tipos de recetas con distintos presupuestos, desde las más sencillas (la mayoría) a las cenas de ocasiones especiales.

Consejos y recomendaciones para hacer bien la compra

  1. Planifica la compra los días que hay productos rebajados o en promoción, es un consejo que siempre os digo en Navidad para ahorrar en esas fechas pero que se puede aplicar a todo el año. Puedes ahorrar el 50% en las compras si vas derecho al grano. Leer los folletos de publicidad que dejan en el buzón de vez en cuando, te aseguro que viene bien.
  2. Compra lo que necesites, no hagas una lista excesiva. No quiero que ir al super se convierta en desidia, debes ser práctico y no perder el tiempo. No estar 2 horas haciendo la compra de todo el mes, mejor compras más espaciadas y cortas, que excesivas. Las prisas, la falta de tiempo o la simple comodidad pueden suponer que hacer la compra a veces salga muy caro. Es necesario que cuando planifiques las recetas que vas a hacer comprueba primero lo que hay en la nevera, el congelador, la despensa o los armarios antes de comprar nuevos alimentos.
  3. Compra productos de temporada, el blog tenéis un resumen muy chulo donde sabrás que comprar y cuándo. Los cítricos en invierno y las fresas en verano son mucho más baratos que fuera de temporada. Compra productos frescos de temporada, y ahorrarás.
  4. Calcula los precios por unidad. Los paquetes grandes no salen siempre más baratos, si vas a hacer unas tostas de salmón y naranja para 2 no hace falta que compres medio kilo de salmón. Calcula por el precio de cada unidad, o por el precio por peso. Así verás el mejor precio para cada producto, sea cual sea el tamaño.
  5. Déjate aconsejar por tu los profesionales del sector, carnicero, pescadero o frutero de confianza. Normalmente son buenos profesionales y cuidan al cliente, te aconsejarán lo que necesitas. Si vas con la lista y le comentas que es lo que vas a preparar, seguramente te ayudarán, incluso te darán ideas para otras ocasiones.
  6. Busca los “artículos de gancho” de los supermercados y grandes superficies. Cada semana suele haber anuncios de productos muy rebajados para atraer a los consumidores, suele pasar con el aceite de oliva, el azúcar, el pan o un pescado determinado. Las ofertas “3 por 2”, “segunda unidad a mitad de precio”, “packs familiares”, … aprovéchate, el marketing es para todos, para ellos y para ti. Así podrás hacer recetas más económicas, sólo necesitas dedicar un poco de tiempo a pensar que hacer y cómo. También ayudan las tarjetas de cliente o de fidelización de tu super de todos los días te va dar beneficios. Al pasar por caja en cada compra, se acumulan puntos, se suelen hacer descuentos o se prestan servicios gratuitos, como llevar lo pedido al domicilio sin coste alguno. Conviene, pues, tenerla siempre a mano. Yo tengo 2 solamente, no os volváis locos con este consejo, conozco algún amigo que lleva 20 tarjetas… con cabeza, amigos/as.
  7. Si sales de trabajar a las 20.00 y vas al super, seguramente vas a ir con hambre… mala idea. Vas a pillar lo primero que te ocurra y cenarás tristemente cualquier cosa. Intenta ir a la compra el fin de semana o en un ratillo libre de la semana.
  8. Ya sé que es complicado, pero si tenéis niños, evitad ir con ellos. Es un gran error, el marketing funciona mejor con ellos y podrán llenar el carro de la compra con productos que no necesitáis. Aunque hay adultos más niños que los propios niños, no sed caprichosos, vuelvo a repetir, ceñiros a la lista.
  9. Comprar por internet en algún caso es fundamental. Puedes conseguir la misma calidad y precio que en tu sitio de confianza. Yo compro harina, aceite y cítricos todos los meses a proveedores que no conozco físicamente pero con los que tengo más trato que con mi pescadera habitual.
  10. Después de la compra analiza y revisa lo que te has gastado. Puede que haya fallos, todos somos humanos. Cuando lleguéis a casa, coloca la compra cuando antes de empezar a cocinar.

Si has llegado hasta aquí y te has quedado con alguno de estos consejos, ¡felicidades! Ya verás cómo este post te ayudará de verdad y yo encantado de colaborar, ¡Estoy seguro!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Tina dice:

    Y una cosa muy importante es tener un menú semanal, así si sabes lo que tienes que cocinar sabes lo que tienes que comprar. ¡Genial artículo!

  2. Javier dice:

    Yo añadiría algo fundamental: no compres fruta verde. Nos han acostumbrado a comprar albaricoques y nísperos ácidos que no saben a nada, melocotones de color más verde que naranja y plátanos duros de color verde. Eso no es fruta. Estás tirando el dinero y haciendo una compra pésima. Si no hay fruta madura, no la compres.
    A los supermercados hay que enseñarles a respetar al consumidor. Cuando vean que la fruta verde no se vende dejarán de ofrecerla. El Gobierno no obligará a los supermercados a vender fruta de verdad. Si no lo hacenos nosotros los consumidores nadie lo hará.
    Eso de que hay que cogerla verde para que no se estroipee es mentira. La fruta madura es la primera que desaparece de las tiendas. No da tiempo a que se estropee. La cogen verde por cuestiones de mercadotecnia. Que aprendan otras tácticas.
    Si queremos fruta madura hay que exigirla y eso solo se hace no comprando fruta verde. Ya sabeis, si quereis fruta de verdad no compreis fruta de mentira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *