Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Abrir botes de conserva sin esfuerzo

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 2/5
  • 1 voto

Info.

Ingredientes para Abrir botes de conserva sin esfuerzo

  • Los botes más difíciles de abrir de casa
  • Un cuchillo plano, un punzón, una toalla, guantes de goma, una abrelatas, una abridor de plástico...
  • Maña más que fuerza

En multitud de ocasiones seguro que todos hemos tenido algún problema con algún que otro bote de cristal, de mermelada, miel u cualquier alimento, que no hay manera de abrir. En esta ocasión el refrán “Más vale maña que fuerza” es de todo aplicable, si no tienes mucha fuerza no importa, la mayoría de las veces es debido a que hay un sello de vacío, a que está llena con residuos de comida o a que la cerraron con demasiada fuerza.

Aquí podéis encontrar algunos trucos para vencer incluso los botes más difíciles

  1. Para abrir botes de cristal con tapa metálica (por ejemplo los de mahonesa o mermelada). El metal dilata a menor temperatura que el cristal, es decir con el calor se dilata más el metal (la tapa) que el cristal. Pon el bote bajo el grifo de agua caliente, con cuidado de no quemarme. Bastan unos segundos, la tapa se dilata más que el cristal y, así, es fácil abrir el bote.
  2. Buscad algo con lo que puedas sostener el frasco. Las tapas de los frascos son resbaladizas y puede ser difícil sostenerlas con firmeza usando solo las manos. Sostened la tapa con otro objeto además de tus dedos puede hacer que sea mucho más fácil abrir un frasco complicado, los más comunes son un abrefrascos de goma (como el del vídeo), el típico papel antideslizante para los cajones (como el que venden en Ikea), una lámina de silicona de hornear galletas, o un guante de fregar los platos. Sostened la tapa del bote con el objeto que hayas elegido, colocad la palma de tu mano encima de la tapa y aplica presión. Sujetad los bordes del frasco con tus dedos. Usa tu otra mano para sostener con firmeza el frasco, Girad la tapa, la mayoría de las tapas de frascos se abren girándolas a la izquierda (sentido contrario al de las manecillas del reloj). Sujetad el frasco con firmeza para no derramar su contenido. También puedes sostener con firmeza la tapa y aplicar fuerza en el frasco, no en la tapa.
  3. Golpead el fondo del frasco con el centro de la palma de tu mano. Así elevamos la presión cerca de la tapa y rompemos el sello en vacío. Solo golpead con la fuerza necesaria para romper el sello, no seáis unos brutos, no queremos cargarnos el bote. Debes escuchar un pequeño sonido cuando el sello de vacío se rompa.
  4. También podéis romper el sello al vacío con un utensilio de cocina. Elegid alguno de los que tengáis por casa,  un cuchillo plano, un abrelatas, un destornillador, … Colocad el extremo del utensilio debajo de la tapa del frasco. Meted la punta entre la tapa y el bote de cristal (con cuidado), empujad el utensilio hasta que quede firmemente atascado entre la tapa y el frasco, notaréis como hace un pequeño ruido, señal de que ya podéis abrir el bote. ¡Tened cuidado! El vidrio delgado se podría romper.
  5. Envolved la tapa en un trapo de cocina mojado en agua caliente
  6. Si no vas a volver a sellar la tapa, perfórala con el extremo posterior de un cuchillo de cocinero o punzón. Fácil, pinchad la tapa en el centro con un objeto afilado, siempre que la tapa no sea muy gruesa.
  7. Usar el calor directo como un último recurso. Conseguid una secadora o alguna otra fuente de calor directo. Calentad la tapa puede hacer que esta se expanda un poco, lo que romperá el sello. Este método solo puede emplearse para abrir frascos con tapas de metal. No calientes tapas de plástico, ya que se derretirán.
  8. Juan Ito que suele emplear en casa uno sin usar elementos extraños en la cocina: “Generalmente uso un cuchillo grueso y si el bote es desechable hago como tu dices pincho la tapa y si quiero aprovechar el bote con el canto del cuchillo (lado contrario al filo) golpeo en el canto de la tapa dos o tres veces. Generalmente uso un cuchillo fuerte como el del pan o un cebollero. No hay que golpear muy fuerte. El principio obviamente es el msmo que tu comentas, es decir que entre aire y rompa el vacio.

Si tenéis algún consejo o en casa lo hacéis de otra forma, no dejéis de enviarme vuestra recomendación. Podéis dejar vuestro en mi facebook o en mi mail, elcocinero@recetasderechupete.com. Mil gracias adelantadas.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *