Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Albóndigas con sepia. Mandonguilles amb sipia

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 10 votos
Albóndigas con sepia. Mandonguilles amb sipia

Info.

Ingredientes para Albóndigas con sepia. Mandonguilles amb sipia

  • 400 gr. carne picada de vaca (podemos utilizar ternera y/o cerdo)
  • 300 gr. sepia
  • 1 cebolla
  • 100 ml. salsa de tomate
  • 1 huevo
  • 40 gr. miga de pan
  • 100 ml. leche
  • 500 ml. caldo de pescado o agua
  • Harina para rebozar
  • 20 gr. almendras
  • 150 ml. vino blanco
  • 4 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer albóndigas de sepia. Dentro de las recetas de pescado del variado repertorio gastro de nuestro país, podemos decir que cada comunidad tiene sus particularidades y sus recetas propias que le dan su personalidad.

La receta de hoy, albóndigas con sepia, es un clásico de la cocina catalana, la cuina catalana. Esta receta de mar y montaña, las mandonguilles amb sípia, es de las que se preparan de siempre en las casas con la receta de una abuela o una madre, un plato de los de toda la vida. Si os gusta la sepia a la plancha, aquí encontraréis sabores similares que os encantarán en casa.

Ferran Adrià puso de moda de nuevo estos tipos de platos, como si fuese una aportación realmente novedosa aunque estaba presente en muchas casas de España. Esta aportación se centraba en una platos en los cuales se mezclaba carne, marisco, manitas de cerdo, setas, … aunque este modelo de cocina llamado “Mar y Montaña” o “Mar i muntanya” y que parecía tan vanguardista se basa en la cocina tradicional catalana.

Aunque la combinación entre productos de tierra y de mar es un clásico, no siempre es una unión que convence a todos. Con esta receta esa idea cambiará para los escépticos. Aunque a priori pueda parecer una rara pareja, la sepia guisada con las albóndigas son, sin lugar a dudas, un tándem perfecto.

Se pueden comer con salsa, por ejemplo con un sofrito o con la salsa misma de la carne, alargada con agua o caldo y espesada con harina, pero también son muy típicas guisadas con guisantes, o con sepia, como las de esta receta. Una mezcla de pescado y carne, muy típica en nuestra cocina de siempre (Apicio y recetarios medieval catalanes), y con una aportación casi mágica de la gastronomía catalana.

Como siempre el secreto del éxito son el empleo de productos de calidad, una buena carne y una sepia a poder ser fresca, y conseguir una salsa para este guiso que nos haga mojar pan en ella. Os dejo la receta que he preparado este fin de semana con mi suegra que, a pesar de no ser catalana, es una cocinera estupenda. El resultado ha quedado de vicio, os lo aseguro, una receta de las de apuntar en la libreta de ineludibles.

Preparación de las base de las albóndigas con sepia

  1. Si utilizamos almendras con piel lo primero que hacemos es pelarlas antes de tostarlas. Para ello las escaldamos durante unos segundos en agua hirviendo y así podremos retirarles la piel con mucha facilidad.
  2. Secamos las almendras con un papel de cocina y las ponemos en una sartén sin aceite. Tostamos las almendras durante unos minutos a fuego medio removiéndolas sin parar para que no se nos quemen. Reservamos.
  3. En una taza remojamos la miga de pan con la leche hasta que esta quede totalmente empapada. Reservamos el la leche hasta el momento de utilizarla.
  4. En un bol mezclamos la carne picada de vaca, 2 dientes de ajo triturados, sal, pimienta, huevo y la miga de pan bien escurrida. Con un tenedor mezclamos bien todos los ingredientes hasta formar una pasta bien combinada.
  5. Con las manos formamos bolitas del mismo tamaño y las rebozamos en harina.
  6. Si vamos a preparar las albóndigas con algo de antelación al momento de freírlas lo ideal es que, justo antes de añadirlas al aceite, las volvamos a rebozar en harina. Ya que esta se habrá absorbido por el jugo de las bolitas de carne.
  7. En una sartén calentamos abundante aceite de oliva virgen extra. Freímos las albóndigas en varias tandas cocinándolas varios minutos por cada lado.
  8. Retiramos a una bandeja con papel adsorbente para eliminar el resto de aceite y reservamos.
  9. Limpiamos la sepia, si es fresca, retirando cualquier resto de víscera.
  10. Quitamos la piel oscura exterior y la telilla fina que la recubre por ambas caras. Al retirar esta telilla conseguiremos una sepia mucho más tierna al final del guiso. Troceamos la sepia en dados.

Preparación de las albóndigas con sepia. Presentación final

  1. Ponemos una cazuela ancha al fuego sin aceite, cuando esté caliente añadimos la sepia troceada.
  2. La idea es que así se evapore al agua que pueda tener antes de proceder a freírla.
  3. Si la sepia es fresca tendrá poquita agua. Aunque si utilizamos un ejemplar congelado, seguramente soltará bastante y eso nos perjudicaría en la fritura.
  4. Cuando se haya evaporado el agua añadimos un chorrito de aceite de oliva a la cazuela y freímos la sepia. Retiramos y reservamos.
  5. En la misma cazuela incorporamos de nuevo un chorro de aceite de oliva virgen extra. Lo calentamos, añadimos la cebolla pelada y troceada y sofreímos hasta que la cebolla comience a ablandarse.
  6. Mientras cocinamos la cebolla hacemos un majado en el mortero con 2 dientes de ajo troceados, perejil, las almendras tostadas, sal y pimienta.
  7. Incorporamos el majado a la cebolla y seguimos cocinando durante 5 minutos más.
  8. Agregamos el vino y dejamos que se evapore al alcohol durante 5 minutos.
  9. Añadimos la salsa de tomate, removemos bien e incorporamos finalmente la sepia reservada y el caldo de pescado o agua.
  10. Cuando comience a hervir incorporamos las albóndigas y cocinamos durante 20 minutos.
  11. Servimos bien caliente acompañando las albóndigas con arroz blanco y regándolo con la salsa.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas con pescado que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Recomendaciones de mar y montaña para preparar en casa

  • Un plato de mar y montaña totalmente de rechupete. Animaros con platos de mar y montaña, seguro que os suenan platos como la paella mixta, el conejo con gambas o cigalas de Mallorca.
  • Encontraréis también platos como el pollo con langosta, el conejo con caracoles y pulpo, unas manitas de cerdo con gambas, empanada de mejillones y panceta, un rape con níscalos y gambas, un risotto de langostinos y boletus o pollo con bacalao.
  • Recetas tan deliciosas como el arròs a la cassola (arroz a la cazuela con costilla, gambas, mejillones y sepia), un guiso de garbanzos con setas y rape , las lentejas con gambas o la clásica trucha con jamón.
  • ¿Aún no las habéis probado?¿A qué esperáis? No sólo cocinar en casa, os animo que cuando vayáis a Cataluña o a la Costa brava, no dejéis de probar algunos de estos sorprendentes pero absolutamente deliciosos platos.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Dolores dice:

    Muchas gracias!!!!, esta muy bien explicado, ahora mismo la voy a hacer.

  2. Emi dice:

    Un platillo excelente, yo a la picada le añado un poco chocolate negro….esta buenisimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *