Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Apple Pie. Pastel de manzana

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 3 votos
Apple Pie. Pastel de manzana

Info.

Ingredientes para Apple Pie. Pastel de manzana

  • 350 gr. masa quebrada casera ( 2 paquetes)
  • 1 kg. Manzanas (golden o granny smith)
  • 125 gr. azúcar
  • 3 cda. Fécula de maíz (Maicena)
  • 1 cda. canela en polvo
  • 2 cdas. zumo de limón
  • 25 gr. mantequilla
  • 1 huevo para pintar
  • Azúcar para decorar

Cuando hablamos de una apple pie, estamos hablando de una tarta de manzana, pero no de una cualquiera. Se trata de una especie de empanada rellena de manzana, azúcar y especias, que hoy en día forma parte del repertorio de repostería clásica en los Estados Unidos y en varios países europeos.

La receta de inglesa de esta tarta se remonta a 1381. Por aquella época, entre sus ingredientes no estaba el azúcar, debido a lo escaso y costoso, empleándose miel y azafrán como sustituto, o incluso ningún edulcorante, contando sólo con el dulzor propio de la fruta para endulzar la tarta. En el blog podéis encontrar mi primera aproximación de un pastel de manzana o apple pie, pero esta receta, de un curso de cocina americana es la bomba, cualquiera de las 2 tienen su gracia y están para repetir una y otra vez.

La receta de esta tarta fue llevada a las colonias inglesas del nuevo continente por británicos, holandeses y suecos, en torno a los siglos 17 y 18. En Estados Unidos se popularizó años más tarde, en 1890, con el nombre de apple pie a la Mode, refiriéndose a la empanada de manzana servida con helado, generalmente de vainilla. Parece ser que se convirtió en un postre famoso, cuando el famoso restaurante Delmonico de New York lo hizo habitual en su carta debido a la reclamación de un cliente que siempre la tomaba en sus cenas en el Hotel Cambridge del condado de Washington.

Las manzana deben de ser de tipo ácido como la Granny Smith. Se adereza la fruta con canela y azúcar, se macera y se coloca como relleno de una base de masa quebrada. A partir de este punto y dependiendo del país en el que nos encontremos, la tarta se cubre con una nueva lámina de masa, con un enrejado o con un crumble. Se hornea y se sirve caliente y casi siempre acompañada. Con pequeñas variaciones en sus ingredientes, tanto para los británicos como para los holandeses, lo tradicional es servir esta tarta acompañada de crema inglesa, nata agria o helado de vainilla. Se trata de una tarta tan fácil de preparar como sabrosa. Os animo a que os adentréis en la cultura repostera del otro lado del charco, hacer brownies de chocolate está bien pero una tarta de manzana es lo mejor de lo mejor, y la acompañéis, mientras está caliente con una bolita de helado de vainilla casero, ¡buenísima!

Preparación de la Apple Pie

  1. Tenemos dos opciones a la hora de preparar esta tarta, podemos utilizar masa quebrada industrial, o bien hacer nuestra propia masa quebrada casera. Os animo a que os lancéis por la segunda opción, este tipo de masa es muy fácil de preparar y el resultado es infinitamente mejor.
  2. Si optáis por hacer en casa vuestra propia masa quebrada podéis pinchar aquí para ver la receta con todo el proceso explicado paso a paso.
  3. Una vez que tenemos la masa lista, ya sea casera o industrial comenzamos con el relleno de la apple pie. Pelamos y descorazonamos las manzanas y las vamos colocando en un bol grande cortadas en gajos de unos 2 cm. No es necesario que las cortemos demasiado finas.
  4. Incorporamos el zumo de limón para evitar que se oxide la manzana, en la medida de lo posible y añadimos. Añadimos al bol el azúcar y la canela y mezclamos bien para que se impregne en todos los gajos de manzana. Dejamos que repose la mezcla durante unos 30 minutos.
  5. Escurrimos el jugo que puedan haber soltado las manzanas y añadimos la Maicena y la mantequilla derretida. Mezclamos bien.
  6. Colocamos la mitad de la masa quebrada entre dos papel de cocina o sobre una superficie enharinada y la estiramos con un rodillo dándole forma redondeada, de tal manera que sobresalga unos 4 o 5 cm. Respecto al diámetro del molde que vayamos a utilizar.
  7. Engrasamos el molde apto para horno y lo forramos con la mitad de la masa quebrada que tenemos. Vertemos las manzanas sobre la masa que nos hará de base de la tarta.
  8. Repetimos la operación de estirado con el resto de la masa quebrada y cubrimos las manzanas con ella. Sellamos todo el perímetro de la tarta enrollando los excesos de las dos masas, la superior y la inferior. Hacemos unos cortes que nos servirán de ventilación del pastel durante el horneado.
  9. Pintamos la tarta con huevo batido y espolvoreamos azúcar por toda su superficie.
  10. Con el horno previamente caliente, horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo, sin ventilador, durante 1 hora. Cuando vemos que la superficie del pastel comienza a dorarse, lo tapamos con un papel de  aluminio para evitar que se queme.

Dejamos enfriar la tarta sobre una rejilla unas 2 horas antes de consumirla. Lo tradicional es servirla templada acompañada de una bolita de helado de vainilla o bien disfrutarla fría con una crema chantilly. En cualquiera de las dos versiones esta es una receta de rechupete, buenísima.

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Enric dice:

    Es especialmente sabrosa.estoy seguro que si sois partidarios de este tipo de dulces ,os va a encantar. Saludos Enric.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *