Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Arroz caldoso con conejo

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 3 votos
Arroz caldoso con conejo

Info.

  • Media
  • 70 minutos
  • Para 6 personas
  • 1.7 €/persona
  • 262kcal por 100g.
  • Recetas de arroz

Ingredientes para Arroz caldoso con conejo

  • 1 conejo de campo troceado menudo o un conejo de granja.
  • 500 gr. de arroz redondo tipo bomba
  • 3 tomates maduros
  • 2 hojas de laurel y una rama de romero o tomillo
  • 2 ñoras
  • 1 cda. de pimentón de la Vera dulce Las Hermanas
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 250 ml. de vino blanco y 50 ml. de vinagre de vino
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1900 ml. de agua (más el líquido del tomate, las verduras y el vino)

Cómo hacer un arroz caldoso con conejo. Nos apasionan las recetas con arroz y este tipo de preparación no podía faltar en el blog, un arroz caldoso.

En casa solemos preparar muchas veces conejo, es una carne muy sana con muy poca grasa que nos apasiona. Y creo que a vosotros también, el conejo al ajillo, el guiso de conejo a la cerveza o el conejo al horno tienen un montón de visitas. Con lo que hoy he pensado en otro tipo de arroz con conejo, en este caso caldoso.

La idea de este arroz era preparar un arroz aprovechando parte de las verduras que tenía en la nevera y un conejo que me han regalado. A mi tío Paco le gusta la caza y de vez en cuando nos aparece con uno o dos conejos de campo en casa. Este tipo de carnes son más secas y fibrosas por lo que la cocción del conejo deberá ser mayor. También suele ser más potente de sabor que el podemos comprar en el supermercado, con lo que le aporta mucho más sabor al arroz.

Es un plato contundente, que en este caso además es muy sano. Perfecto para poner de plato único y el domingo es la ocasión perfecta para invitar a la familia y probar este arroz con conejo y verduras. Cocinado en una gran cazuela, el arroz, el conejo y las verduras forman la unión perfecta que da como resultado un plato muy nutritivo y saludable. Incorporamos varios productos de la cocina valenciana como son la ñora y un buen arroz bomba, aunque un senia o de la albufera también le irían genial.

Lo más complicado de la receta es la proporción de agua que le vamos a echar al arroz. Es fundamental controlar el arroz que vas a emplear para que te quede perfecto, que sepas la variedad que vas a emplear para controlar el grado de absorción del arroz. Por lo demás no tiene mucha ciencia, cocemos un buen fondo, pues el caldo es quizás lo más importante y por último añadimos el arroz.

Preparación del conejo y las verduras antes de hacer el arroz caldoso

  1. En mi caso me trajeron el conejo ya limpio, sin piel. Aunque me he tenido que esmerar a la hora de trocearlo. Para ello hacemos un corte con un buen cuchillo, no me gusta la cabeza con lo que la suelo tirar. Limpiamos y troceamos bien el conejo, en trozos pequeños, casi que no haga falta usar cuchillo para comer después. Así no nos encontraremos piezas grandes de carne en un arroz.
  2. Si lo vas a comprar en el supermercado, no tendrás que hacer uso de este paso. Tu carnicero de confianza con mucho gusto te lo troceará en un plis plas en el tamaño que quieras. Sino también venden ya bandejas con conejo limpio y preparado para hacer arroz.
  3. Picamos la cebolla y el pimiento verde en trocitos pequeños y pelamos los dientes de ajo (irán enteros).
  4. En un bol ponemos a macerar el conejo de campo troceado con el vino blanco, la cebolla, el pimiento, los dientes de ajo, el tomillo, laurel, romero, sal, pimienta negra recién molida, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y un chorrito de vinagre de vino. Reservamos en la nevera al menos 12 horas.
  5. Ponemos las ñoras en un cuenco con agua caliente para que se rehidraten. Las dejaremos unos 30 minutos, hasta que estén totalmente hidratadas. Reservamos.
  6. Transcurrido este tiempo, sacamos la carne y colamos el caldo de la maceración. Reservamos la verdura y colamos el caldo (que lo vamos a emplear en el arroz).
  7. Mientras las verduras se cocinan, preparamos el resto de ingredientes. Retiramos las ñoras del agua y eliminamos las semillas interiores. Con la punta de un cuchillo o una cucharilla, vamos separando su carne interior.

Preparación del conejo para el arroz

  1. El siguiente paso es hacer como un guiso de conejo, un buen fondo para el arroz. Salpimentamos de nuevo el conejo y en una cazuela ancha ponemos el conejo con aceite de oliva virgen extra.
  2. Doramos a fuego lento para sellarlo bien y que luego quede la carne jugosa. Cuando esté bien dorado por todos sus lados, retiramos y reservamos.
  3. En la misma cazuela donde hemos dorado el conejo añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Ponemos las verduras a pochar (cocinamos a fuego lento hasta que se ablanden y empiecen a dorarse).
  4. Añadimos los trozos de conejo a la cazuela y rehogaremos todo bien. Cuando veamos que tanto la cebolla como los pimientos estén casi cocinados, añadiremos el tomate pelado y troceado.
  5. Es hora de introducir la pulpa de las ñoras y el pimentón de la Vera, estos le van a dar color, aroma y sabor a nuestro caldo. Juntamos todos los ingredientes muy bien y vertemos el caldo con el vino y el vinagre que hemos colado de la maceración. También le ponemos las hojas de laurel, el tomillo y romero.
  6. Cocinamos a fuego lento durante media hora mínimo. Si hiciese falta más líquido podemos añadir un poco de agua para que se haga el conejo. Con los trozos de conejo tan pequeños debería ser suficiente para un conejo de campo. Aunque no está de más probarlo de vez en cuando para probar como está quedando la carne. Si es un conejo de supermercado, necesitará la mitad de ese tiempo, probar igualmente.

Preparación del arroz caldoso de conejo

  1. Ya tenemos un fondo de calidad lleno de sabor para nuestro arroz. Este es un paso imprescindible en cualquier arroz, sea la forma que sea de elaboración.
  2. Podemos dar más sabor incluso, añadiendo un buen caldo casero de verduras o carne, aunque en este caso hemos empleado solamente agua, ya tenemos bastante sabor del fondo.
  3. Agregamos el caldo o el agua a la cazuela. En los arroces caldosos utilizaremos grano del estilo bomba por lo general y agregaremos un mínimo de 4 veces agua o caldo. Si añadimos más agua quedaría como si fuese una sopa y si fuese menos el arroz nos quedaría desde meloso hasta seco. Esto del arroz depende de muchos factores pero si sigues nuestros consejos te quedará perfecto.
  4. Retiramos el laurel, el tomillo y romero. Ya han cumplido su función. Ponemos a tope de temperatura y cuando empiece a hervir añadimos el arroz.
  5. Removemos al echarlo y cuando rompa a hervir de nuevo bajamos a fuego medio. De esta forma conseguimos que el arroz nos quede suelto y no se peguen unos granos a otros.
  6. Cocemos unos 18 minutos, es el tiempo perfecto porque aún no está hecho del todo. Entre que el arroz llega a la mesa y lo servimos el arroz va reposando y llega al plato en su punto. Lo ideal es que el arroz quede ligeramente caldoso como veis en la foto, casi cremoso. Esto es gracias a las verduras que se han pochado en la cocción. ¡Buen provecho!

Consejos y recomendaciones para un buen arroz caldoso

  • El arroz caldoso se ha de servir inmediatamente para evitar que el caldo pase el arroz.
  • Un arroz de grano corto, redondo, de color perlado, que necesita de 4 partes de caldo por cada parte de arroz. El que yo he utilizado en esta receta es un arroz de grano redondo, variedad bomba, de la Comunidad Valenciana.
  • La particularidad de este arroz es que multiplica su volumen inicial por dos durante la cocción sin perder la forma. Además, su alto contenido en amilosa (un tipo de almidón) hace que los granos queden sueltos tras la cocción, lo cual nos interesa para este plato.
  • Sólo tendremos que tener claro el tiempo de cocción del arroz para que nos quede en su punto.
  • También añadir la proporción de agua necesaria para que permanezca el estupendo caldo de la cocción una vez terminado el plato. Se trata de un arroz perfecto para acompañar con pan y disfrutar con tiempo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *