Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Beignets. Buñuelos de manzana

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 0/5
  • 0 votos
Beignets. Buñuelos de manzana

Info.

Ingredientes para Beignets. Buñuelos de manzana

  • 2 manzanas
  • 60 gr. harina de trigo
  • 2 huevos
  • 100 ml. leche entera
  • 10 gr. azúcar
  • 2 cda. coñac, brandy, Oporto, PX... (el que más os guste)
  • Una pizca de sal
  • Aceite suave de oliva para freír (o un aceite de girasol)
  • Azúcar para espolvorear

Hoy hemos preparado beignets, buñuelos de manzana, en francés beignets aux pommes. Como indica su nombre traducido literalmente del francés, son buñuelos de manzana pero al estilo propio del país vecino, mojando la manzana en una masa casi líquida que luego se fríe en abundante aceite.

Lo habitual es presentarlos en forma de rosquilla, cortando la manzana en aros, aunque otra de las formas en la que esta receta ha conquistado el mundo es con los beignets o buñuelos de Nueva Orleans. Estaréis pensando qué tendrá que ver una receta de buñuelos francesa, de gran arraigo latino, con los que se puedan preparar en una ciudad de los U.S.A. Pues la respuesta es sencilla, fueron los colonos franceses durante el siglo XVIII los que llevaron consigo esta receta. Con el tiempo y la distancia ha modificado su forma al otro lado del charco, siendo lo tradicional presentarlos con forma cuadrada y no como una rosquilla. En cualquier caso se trata de un dulce ligero y jugoso, gracias al aporte de la fruta, muy fáciles de preparar y muy sabrosos. Según la región suele enriquecerse la masa con cerveza o algún licor, con lo que el resultado es aún mejor.

Aunque es en la celebración de Todos los Santos, el 1 de Noviembre, donde los buñuelos en España alcanzan su mayor consumo, los podemos ver en todas las pastelerías de Madrid en Carnaval y en Cuaresma. Es verdad que como antaño ya no se celebran la mayoría de las fiestas, pero lo que si ha quedado claro es que gracias a nuestro repertorio gastronómico, es fácil seguir la fiesta en la mesa con esta receta o con las Recetas de Todos los Santos. Los buñuelos sean dulces o salados como los de bacalao son muy típicos, tenéis buñuelos doble chocolate, los crespillos de carnaval… tuneadlos con vuestro relleno preferido: nata montada, trufa, chocolate, fresas, café

Preparación de los beignets o buñuelos de manzana

  1. Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve. Reservamos.
  2. En otro bol mezclamos las yemas con el azúcar y batimos bien hasta que la mezcla espume. Añadimos la leche, el coñac y la harina y batimos bien. Incorporamos las claras montadas y mezclamos con movimientos envolventes para evitar que estas se bajen. Dejamos reposar la mezcla mientras preparamos las manzanas.
  3. Pelamos las manzana y las cortamos en rodajas de 1 cm. de grosor. Con la ayuda de un cortapastas o un cuchillo retiramos el corazón en cada una de las porciones.
  4. En una sartén profunda calentamos abundante aceite neutro (de girasol o de oliva suave) para que no le aporte más sabor a la masa. Es preferible que la sartén sea pequeña y honda, así no pondremos demasiados beignets a freír en cada tanda con lo que evitaremos que el aceite se enfríe.
  5. Mientras calentamos abundante aceite para freír vamos remojando los aros de manzana en la crema. Una vez que el aceite esté caliente incorporamos las manzanas bañadas en la crema a la sartén.
  6. La dificultad de este postre está en la temperatura del aceite, ya que si está poco caliente la masa cae al fondo y debe flotar, pero si está demasiado caliente se forma una envoltura seca alrededor del buñuelo que impide que crezca. Además si el aceite está muy caliente, se nos dorarán muy rápidamente y quedarán crudos por dentro. La primera tanda nos servirá para probar las siguientes y que nos salgan de rechupete.
  7. Freímos las porciones de masa durante 1 minutos por cada lado y las retiramos, con una espumadera a una bandeja con papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Cuando se hayan templado las pasamos a un plato con azúcar, los rebozamos en él y los vamos colocando en una fuente definitiva.

En pocos minutos los beignets estarán listo, se trata de un postre dulce por la manzana y el azúcar y muy suave, el vino dulce o el licor le aporta un toque genial a estos bocados de manzana. Un auténtico vicio con el que difícilmente podréis conteneros, un postre de rechupete. Os aseguro que durarán poco. Ya me contaréis…

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *