Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Besugo o Pargo rojo al horno con patatas. Receta Navidad

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 1 voto

Info.

Ingredientes para Besugo o Pargo rojo al horno con patatas. Receta Navidad

  • 1 besugo de 2,00 kg.
  • 4 patatas
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de algún vino blanco gallego
  • 1 limón
  • Unos 150 ml de aceite de oliva virgen extra Abril selección (chorrito para el besugo y el resto para pasar las patatas y los ajos)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Pan rallado para espolvorear encima del besugo
  • Perejil fresco picado

Cómo preparar besugo al horno. Si existe una receta de pescado por excelencia para fechas navideñas, esa es el besugo al horno. Si bien es cierto que su precio no es lo mejor que tiene, ya que suele resultar poco económico, se trata de un pescado muy valorado por su delicado sabor y su carne blanca y jugosa.

Es tradicional su preparación al horno en la que podéis sustituir el besugo por otros pescados como el pargo, la lubina o la dorada. También podemos preparar este pescado de muchas maneras: besugo a la brasa, a la parrilla o a la donostiarra. Encontraréis recetas similares a la preparación de este pescado al horno. Si el precio os echa para atrás siempre podéis optar por pescados más baratos como una tradicional trucha al horno, una clásica dorada al horno con patatas o la siempre socorrida merluza al horno.

Un pescado con tantas cualidades y una carta de presentación tan buena que no me explico muy bien porque la RAE reconoce la palabra besugo para designar a una persona torpe o necia. Os dejo con este besugo nada torpe al horno con patatas. Una receta muy sencilla y que queda buenísima, espero que os guste.

Preparación del Besugo al horno

  1. Compramos un besugo grandecito y le pedimos al pescadero que nos lo limpie de vísceras y escamas. Ya en casa repasamos el pescado para eliminar posibles restos que pudieran haber quedado, salpimentamos por el interior de la barriga y reservamos.
  2. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no demasiado finas, de unos 5 mm de grosor. Ponemos a calentar aceite de oliva virgen extra en una sartén grande, añadimos las patatas y las freímos hasta que empiecen a dorarse. Retiramos sobre papel de cocina y reservamos.
  3. En una bandeja apta para el horno echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y colocamos el besugo encima. Hacemos dos incisiones con un cuchillo en el lomo del besugo e introducimos una rodaja de limón en cada una. Cortamos la cebolla en juliana y la añadimos a la bandeja del pescado, así como el perejil troceado.

Horneado y presentación final del besugo al horno

  1. Precalentamos a 200º C durante 10 minutos antes de meter el besugo.
  2. Regamos el pescado con el zumo de limón, el vaso de vino y salamos. Finalmente espolvoreamos el besugo con pan rallado y horneamos a 180º C, con el horno previamente caliente, durante 25 minutos.
  3. Mientras se va horneando el pescado sofreímos en una sartén los 3 dientes de ajo enteros con 4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, hasta que estén doraditos, teniendo cuidado de no quemarlos.
  4. Al cabo de los 15 minutos retiramos la bandeja del horno y añadimos las patatas reservadas y vertemos sobre el pescado el aceite y los ajos. Volvemos a meter al horno y seguimos horneando 15 minutos más. Las patatas cocinadas así toman un sabor espectacular con aroma de limón, fliparéis.
  5. Servimos el besugo bien caliente en trozos generosos que hemos cortado con cuidado para que no se deshaga y las patatas con parte del jugo que ha soltado el pescado. ¡A disfrutar!

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

Consejos para comprar besugo

  • Para comprar un buen besugo fresco debes fiarte de tu pescadero, el de confianza, que no te engañará. Si no tienes pescadería de confianza deberías fijarte en que los ojos del peixe sean brillantes y no estén hundidos. Sus branquias deben ser de color rojo y sin manchas marrones, su piel muy brillante, firme y escurridiza. Mirad si las escamas están bien apretadas al cuerpo, que no tenga yagas ni heridas. Y por último que tenga un olor agradable, que ayuda bastante, es algo que es bastante obvio. Con estas premisas, seguro que tendréis un besugo de 10 puntos para casa.
  • El color rojo de dentro de la cabeza del besugo es el color natural de este pescado, no es sangre ni que esté crudo.
  • La única pega de esta receta es el precio. Normalmente este besugo es un plato de lujo, porque no es barato en el mercado. Si lo compráis antes de las fechas navideñas podéis encontrarlo de 16 a 20 euros el kilo.
  • En Navidad su precios pueden rondar los 45 euros el kilo, una pasada. Mi recomendación es que lo compréis en fechas anteriores a las fechas navideñas y lo congeléis. La planificación en las compras es fundamental.

Vuestros consejos y recomendaciones para hacer un besugo al horno

  • Mucha gente prepara todo en crudo desde el principio. Pero si las patatas no son las idóneas os podéis encontrar que al final de la preparación queden duras. Mi consejo es cocerlas previamente unos minutos o freírlas tal como hemos hecho en esta receta. Así os quedarán perfectas.
  • Si ves que se tuesta demasiado la piel del pescado, cúbrela con una hoja de papel de aluminio. El pescado estará listo cuando las patatas estén blanditas. Recordad que esta receta se puede hacer casi con cualquier tipo de pescado: dorada, pargo rojo, lubina o rodaballo.
  • El amigo Juan Carlos me ha dado algún consejillo para completar la receta. Y por supuesto comparto con todos/as vosotros/as: “La temperatura y al tiempo que has empleado para hornear este excelente pescado para un horno convencional sin aire caliente son 20 minutos por kilo de pescado a unos 180ºC.
  • Cuidadín con el aire caliente o turbo dado que nunca debemos utilizar esta función para el hornear pescado.
  • Yo no recomiendo que se le den cortes al pescado al igual que nunca debemos pinchar la carne. También me ha llamado mucho la atención que siendo natural de mi querido Ourense hagas constar como ingrediente “ algún vino blanco gallego”. “Naciches para diplomático compañeiro”. R

    econozco que la iniciativa de añadirle al besugo el aceite muy caliente al final con los ajos es una buena idea. Dado que la piel del pescado quedaré crujiente y os garantizo que es muy sabrosa”

Curiosidades sobre el besugo

  • Podemos decir que este pescado no es totalmente un pescado blanco, ni tampoco azul.
  • La clasificación se basa en lo digestible de la carne de los pescados. Es decir, en su porcentaje de grasa, siendo blancos-magros los que contiene hasta un 2% de grasa corporal. Azules-grasos los que contienen más de un 5% de grasa corporal y calificando cono semi-grasos los que están entre el 2-5%.
  • Si lo consumimos en invierno pasaría por un pescado azul. Con un 9% de su peso en grasa y gran cantidad de ácidos omega 3, beneficiosos para las arterias y el corazón.
  • Contiene vitaminas A, D,  y del grupo B, eficaces contra la anemia y beneficiosas para el sistema nervioso. Además aporta magnesio, fósforo, hierro y gran cantidad de potasio.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *