Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Bollos de leche o Suizos

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.9/5
  • 8 votos

Info.

Ingredientes para Bollos de leche o Suizos

  • 550 gr. harina de fuerza
  • 120 gr. mantequilla
  • 175 ml. leche entera
  • 150 gr. azúcar + un poco para decorar
  • 3 huevos más 1 para decorar
  • 15 gr. levadura fresca de panadero
  • 1 cdita. sal

Cómo preparar bollos de leche. En todo este tiempo que llevo escribiendo y cocinando en el blog, además de aprender, mucho y sin descanso, lo que me llevo es la variedad y la gente que comparte como yo.

Intentar cocinar un poco mejor, eso dice mi novia que es la que prueba casi todas mis recetas. Pero lo que me ha gustado desde el principio es investigar sobre la receta que publico. Y muchas veces sorprenderme, sobre el origen o historia de muchas de las recetas. Este es el caso de la receta de hoy, los bollos de leche o suizos.

Hubiera jurado que la receta de esos bollos suizos que le pedía insistentemente a mi madre cada vez que pasábamos por delante de la panadería de Felisa. Era eso, una receta suiza. Pero la verdad es otra, parece ser que no sólo no son suizos sino que son de cosecha propia. De nuestro país, y es más, lo que son es castizos. Su origen lo tenemos en los cafés madrileños de finales del siglo XIX donde se servían como parte de desayunos y meriendas. Su nombre se lo debemos a los que se preparaban en el emblemático Café Suizo, en la calle Alcalá. Fue tanto su éxito que se llegaron a pedir como los bollos del Suizo, quedando finalmente reducido su nombre a suizos.

Se trata de unos bollos tradicionalmente de forma redonda, elaborados con masa tipo brioche que se coronaban con una capa superficial de azúcar cristalizado. El resultado es una masa tiernísima y ligeramente dulce perfecta para desayunos y meriendas.

Preparación de la masa para los bollos de leche

  1. En un cazo pequeño templamos la leche y diluimos la levadura en ella. En un bol grande mezclamos la harina, la leche con levadura, los 3 huevos, el azúcar y la pizca de sal.
  2. Inicialmente con un tenedor y después con las manos comenzamos a amasar hasta formar una bola.
  3. Incorporamos la mantequilla a la bola de masa. Es imprescindible que la mantequilla esté a temperatura ambiente para poder trabajarla con el resto de ingredientes.
  4. Al principio, cuando incorporamos la mantequilla la masa se volverá muy pastosa y pegajosa. Serán necesarios unos 10 minutos de trabajo de amasado para comenzar a ver que la masa comienza a no pegarse a la mesa de trabajo.
  5. Amasamos en total no menos de 20 minutos hasta conseguir una masa brillante y que ya no se pegue ni a las manos ni a la mesa de trabajo.
  6. Untamos un bol con mantequilla e introducimos la masa. Dejaremos reposar la masa durante unas 2 horas en un lugar templado hasta que haya doblado su volumen. Yo suelo dejar las masas dentro del horno templado y apagado.
  7. Pasado este tiempo la masa habrá crecido considerablemente. La aplastamos con las manos para desgasificar. Para eliminar las burbujas de aire que se han formado durante el proceso de fermentación.

Horneado y presentación final de los bollos de leche

  1. Dividimos la masa en porciones de iguales, de más o menos 50 gr. de peso. Formamos una bola uniforme con la manos y las vamos colocando en la bandeja definitiva que emplearemos para hornearlas, sobre un papel vegetal.
  2. Volvemos a dejar que las porciones fermenten de nuevo hasta que doble su volumen, unas 2 horas más.
  3. Precalentamos el horno a 180º C y pintamos cada bollo con huevo batido. Con un cuchillo afilado les hacemos un corte profundo a cada uno.
  4. Espolvoreamos azúcar sobre cada corte e introducimos en el horno.
  5. Horneamos a 180º C durante 12 minutos. Os recomiendo tapar los bollos de leche con papel de aluminio para evitar que se tueste demasiado su superficie. Lo que yo suelo hacer es cocinar los bollos durante 5 minutos y taparlos con el papel de aluminio durante el resto del horneado.
  6. Retiramos la bandeja con los bollos de leche del horno y los desplazamos a una rejilla hasta que se hayan enfriado totalmente.

Podemos tunear este dulce añadiendo trocitos de chocolate en su interior en el momento de hacer las bolas. También frutas escarchadas o simplemente solos con una taza de chocolate caliente.

De esta manera, fácil y sencilla, podremos disfrutar en casa de los clásicos bollos suizos o bollos de leche.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Mildred dice:

    Se ven riquísimos,voy a tratar….ojalá me queden igualitos

  2. Antonia dice:

    Tienen una pinta estupenda mañana la pongo en práctica
    Espero me salgan igual

  3. SOLEDAD dice:

    Hola, soy de Argentina. Qué es la harina de fuerza? harina de trigo 0000?

    • Alfonso dice:

      Exacto, si estás en Argentina, donde se sigue esta manera de diferenciarlo. La harina 000 se utiliza siempre en la elaboración de panes,
      con ella se consigue un buen leudado sin que las piezas pierdan su forma. La harina de fuerza 0000 es para repostería.

  4. soledad dice:

    Gracias Alfonso por la respuesta!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *