Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Brioche. Pan dulce

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 8 votos
Brioche. Pan dulce

Info.

Ingredientes para Brioche. Pan dulce

  • 500 gr. harina de fuerza
  • 8 gr. sal
  • 100 gr. azúcar
  • 250 gr. huevos
  • 160 gr. mantequilla
  • 50 gr. leche entera
  • 18 gr. levadura fresca de panadero
  • 1 huevo batido con sal para pintar

Cómo preparar un brioche. Dentro de las recetas de postre de la maravillosa repostería francesa, hay un tipo de masa que es la base para un sinfín de preparaciones.

Muchos de los bollos que consumimos, caseros o no, tienen como punto de partida este tipo de masa. Desde el tan nuestro roscón de reyes, pasando por las berlinas rellenas, los bollos de leche o suizos, hasta llegar al panetone italiano, utilizan una masa con una estructura y preparación similar a la de la receta que hoy os traigo, pan brioche.

Existen muchas recetas para la preparación de un brioche. Podemos modificar la proporción de mantequilla, los tiempos de fermentación y la forma de amasado. Pero el resultado he de ser siempre una miga súper esponjosa, húmeda y con sabor. Como comprobante de que nuestra masa está bien tratada tenemos el infalible hecho de que un buen brioche se mantendrá con una textura perfecta varios días. Nada de esos bollos que pese a estar sabrosos al día siguiente de su preparación ya parecen una piedra. La receta del pan brioche que hoy os mostraré se quedará estupendo unos cuantos días más, bueno, eso sí dura claro, porque os prometo que está absolutamente buenísimo.

Esta preparación sólo tiene un inconveniente, se trata de una masa que requiere paciencia y mimo en su elaboración. Si tenéis prisa será mejor que os pongáis con otra cosa y dejéis esta receta para un día donde os permitáis disfrutar del proceso de ver cómo se desarrolla esta masa, con tiempo y paciencia.

Antes de empezar con el brioche

  1. En una taza calentamos ligeramente la leche y diluimos la levadura en ella. La leche ha de estar templada, nunca cliente ya que esto inutilizaría su efecto.
  2. En un bol mezclamos la harina, la sal, el azúcar, los huevos y la levadura disuelta. Dejaremos sin la mantequilla, la añadiremos más adelante.
  3. Amasamos la mezcla a mano o a máquina. Si optamos por la opción de utilizar una amasadora eléctrica, debemos de utilizar el accesorio del gancho.
  4. Para utilizar más adelante, cortamos la mantequilla en dados pequeños y la reservamos fría dentro del frigo.
  5. Amasamos durante unos 5 minutos hasta que vemos que los ingredientes se han integrado y podemos comenzar a trabajarla. En este momento incorporamos la mantequilla directamente del frigo.

Amasado del Brioche

  1. Al principio tendremos una masa totalmente pegajosa y difícil de trabajar, pero poco a poco la mantequilla se irá absorbiendo y comenzará a aparecer cierta flexibilidad en la masa.
  2. Este es el momento más laborioso de la receta, son necesarios tiempos de reposo de la masa para que esta se relaje, tanto si la trabajamos a mano como a máquina. Estos momentos nos servirán de descanso si hemos optado por utilizar las manos para trabajar la masa.
  3. Cuando la mantequilla haya quedado absorbida e incorporada al resto de ingredientes continuamos el amasado hasta que nos quede una masa fina, brillante y elástica. Este proceso puede durar unos 20 o 25 minutos más. Es importante dejar descansar la masa de vez en cuando, y de paso nuestros brazos si estamos trabajándola a mano.
  4. El tema de la cantidad de líquido es un poco relativo, según el grado de absorción de la harina será necesaria más o menos agua. Os aconsejo, por un lado que pesemos los huevos y no incorporemos más de lo indicado. Por otro lado que inicialmente pequemos de poca agua. Siempre estaremos a tiempo de agregar 1 o 2 cucharadas más durante el proceso.
  5. Sabremos que la masa está lista cuando al estirarla, esté tan elástica que casi se ponga traslúcida sin romperse, no se pegará a las manos ni a la superficie de trabajo ni al bol de amasado.
  6. Formamos una bola con la masa y la colocamos en un bol previamente engrasado. Tapamos con papel transparente y la dejamos reposar. En este punto tenemos varias opciones.

Fermentación del Brioche

  1. Podemos realizar una fermentación lenta guardando la masa durante unas horas en el frigo. Como mínimo 3 horas hasta dejándola de un día para otro, que es lo que yo he hecho.
  2. Como segunda opción podemos dejar que fermente en un lugar cálido durante 30 minutos, sin que sea necesario que doble su volumen. Un sitio perfecto sería el horno apagado y previamente templado.
  3. Pasado este tiempo volcamos la masa sobre una superficie de trabajo y la dividimos en las piezas del tamaño que queramos. Las trabajamos hasta formar una bola.
  4. En el caso de este tipo de pan brioche he utilizados bolitas de unos 50 gr., pero eso dependerá un poco del tamaño de vuestro molde y del tipo de presentación que queráis.
  5. Tenemos que tener en cuenta que la masa tiene que volver a fermentar y, esta vez sí, doblar su tamaño.
  6. Colocamos las bolas en el molde, previamente engrasado, que vayamos a utilizar. Las dejamos que fermenten durante unos 30 minutos a temperatura ambiente.

Horneado y presentación final del brioche

  1. Pintamos las bolitas con huevo batido ligeramente salado y las volvemos a dejar fermentar, esta vez en un lugar cálido, durante unos 120 minutos.
  2. Con el horno previamente caliente, horneamos el brioche durante unos 25 minutos, a 180ºC.
  3. Tanto la temperatura como el tiempo, variarán según el tamaño del pan que estemos haciendo.
  4. En el caso del pan que yo he preparado, al ser bastante grande y de gran diámetro, para conseguir que el interior quede bien horneado ha sido necesario prolongar el tiempo de horneado, y taparlo con un papel de aluminio en el momento en que comenzó a dorarse.

Con un poco de trabajo, eso sí, podremos disfrutar en casa de un pan brioche de categoría, de esos que duran tiernos con el paso de los días y están totalmente de rechupete.

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Susana dice:

    me encanto la receta, pero en Argentina no pesamos los huevos, sino que lo ponemos por cantidad, gracias. Susana

    • Alfonso dice:

      En España nos sumamos al ‘tallaje’ de los huevos según la normativa de la Unión Europea. Tenemos según su tamaño (como si fuesen prendas de vestir) XL, L, M y S. En la mayoría empleamos huevos de tamaño medio es decir de unos 60 gramos aprox. Pero para que te sirva de ayuda en otras recetas, aquí tienes los pesos dependiendo del tamaño:
      XL: Súper grandes, de 73 gramos de peso o más.
      L: Grandes, de 63 a 73 gramos de peso.
      M: Medianos, de 53 a 63 gramos de peso.
      S: Pequeños, de menos de 53 gramos de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *