Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Cómo cocer y abrir nécoras. Receta de marisco

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 14 votos

Info.

Ingredientes para Cómo cocer y abrir nécoras. Receta de marisco

  • 8 nécoras de 130 gr.
  • 5 litros de agua
  • 60 gr. de sal gorda por litro de agua
  • 2 hojas de laurel (opcional)

Cómo cocer y abrir nécoras. Llegan fechas muy señaladas y el consumo de marisco se dispara en España. Las recetas de marisco se convierten en las más buscadas, sobre todo la palabra nécora. Hemos completado esta entrada con vuestras dudas por mail, sobre cómo cocerlas y sobre todo como abrir y presentar este marisco.

Las nécoras son un crustáceo delicioso con una carne muy fina y muy sabrosa, con un gran sabor a mar. En Galicia no puede haber fiesta sin marisco y en mi casa no puede haber fiestas sin nécoras. Muchos pensaréis, estos chicos son ricos, no, sólo previsores. A estas alturas de la película sabemos que hay que comprarlas a unos meses antes de Navidad. Cocer y congelar para comer mejor y más barato.

Mucha gente se queda bloqueada cuando tiene la oportunidad de comer una nécora. Sobre todo si se encuentra por primera vez antes estos bichitos tan sabrosos. Con su carne blanca, es uno de los mariscos que más me gusta. Para que lo tengáis claro, incluso hemos grabado un vídeo donde podéis ver cómo abrir una nécora. También como dejarla presentada por si tenéis invitados, para quedar como señores. Leed este tutorial y os aseguro que el marisco os quedará perfecto. Ya no habrá excusas para no disfrutarlas de vez cuando en cuando.

Como se cuecen las nécoras

  1. El marisco lo cocemos en abundante agua con sal (unos 60 gr. de sal por litro). Elegimos una cazuela o una olla grande. Si tenéis la suerte de vivir cerca del mar, podéis usar agua del mar para cocerlos.
  2. Agarramos este tipo de marisco siempre por la parte de atrás, teniendo cuidado con las “pinzas” para que no os hagan daño. Las metemos en una tartera con agua fría para que no se le caigan las patas.
  3. Si las nécoras están muertas las metemos directamente en agua caliente. No se le caerán las patas porque ya no se mueven.
  4. Añadimos la sal gorda y 2 hojas de laurel y cocemos durante 7 minutos. Dejamos enfriar y luego ya podemos degustarlas o bien congelar.
  5. En resumen. Si están vivas: poner el agua con fuego fuerte y echar las nécoras. Si están muertas: se echan cuando el agua empieza a hervir.
  6. Os aconsejo nécoras gallegas vivas. Si ya están muertas no sabréis si están frescas y al cocerlas se pueden caer las patas.
  7. Para cocer las nécoras debemos tener en cuenta el tamaño. Cuando más grande, mas tiempo y viceversa. Según los tamaños los tiempos son:
  • Nécora pequeña de 80 a 125 gr.: 4 minutos
  • Nécora gorda de 130 a 300 gr.: 6 minutos

Recuerda que los tiempos de cocción comienzan a partir de que el agua hierve. Para enriquecer la cocción os aconsejo usar 1-2 hojas de laurel, aunque es opcional.

Diferencia los machos de las hembras

  • Las nécoras en su parte posterior tienen un caparazón de diferentes formas para el macho y para la hembra.
  • Los machos lo tienen con forma triangular y las hembras con una forma más redondeada.

Las nécoras hembra son más ricas que el macho, suele estar más llena, es decir trae más carne. Y por supuesto, las mejores nécoras son las gallegas, que tengo que tirar para casa.

Como prepararla para comer. Vídeo explicativo

 

Cómo congelar las nécoras

  • Una vez cocidas ya podemos congelar. Lo mejor es cortar la cocción con una tartera con agua fría o con unos cubitos de hielo mejor.
  • Pararemos inmediatamente la cocción. El marisco queda con ese brillo especial y el punto perfecto para degustarlas.
  • Metemos en una bolsa de plástico, cerramos bien y al congelador.
  • Máximo de 1 a 3 meses, sino empezaran a perder sabor y a secarse la carne.
  • Para descongelar, sacamos por la noche el día antes y descongelamos siempre en la nevera. Antes de servir, las dejamos a temperatura ambiente una hora tapadas con un trapo de algodón.
  • Aprovechad que su temporada de mejor consumo va de mayo a septiembre. Estarán más baratas y aguantan perfectamente 3 meses en el congelador. Aunque se encuentran hasta final de año sin esfuerzo.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te gusta te gustará:

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *