Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Cómo preparar merengue italiano

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 0/5
  • 0 votos

Info.

Ingredientes para Cómo preparar merengue italiano

  • 240 gr. azúcar
  • 120 gr. claras de huevo (unas 4 claras)

El merengue es una preparación dulce que podemos emplear en una gran variedad de formas y texturas, ya sea como postre en sí mismo, o formando parte de otras preparaciones. Existen en repostería tres tipos, el merengue italiano, el suizo y el francés.

Aunque las variaciones entre ellos son sutiles, y los ingredientes básicamente los mismos, claras de huevos y azúcar, en cada caso se emplean para preparaciones diferentes y su textura es distinta. Hoy voy a explicaros como preparar el merengue italiano, es el único de los tres en el que las claras llegan a cocinarse durante el proceso, por lo que el posible riesgo de este tipo de preparación se elimina al no contar con claras en crudo. El postre por excelencia donde este merengue es parte fundamental, es el ya famoso lemon merengue pie, donde el merengue italiano y una crema de limón, forma el relleno de una tarta de masa quebrada.

Aunque es importante seguir las indicaciones, se trata de una receta fácil y rápida de preparar, así que os animo a que os pongáis en casa y dejéis impresionados a os vuestros.

Preparación del merengue italiano

  1. En un cazo vertemos el agua y el azúcar en el centro, intentando que no toque los bordes. Calentamos la cazuela, sin moverla, hasta que comienza a burbujear. En este momento, y mientras se sigue haciendo el almíbar, comenzamos a montar las claras.
  2. En el bol de la batidora ponemos las claras y comenzamos a batir, cuando vemos que comienzan a espumar abundantemente añadimos 60 gr. de azúcar poco a poco, sin para de batir. Continuamos hasta que las claras estén bien montadas.
  3. En este punto el almíbar estará prácticamente preparado.  Tenemos que llegar a conseguir la textura de punto bola media, lo que equivale a que alcance una temperatura de entre 118ºC a 120ªc. Aunque depende un poco de la cantidad que estemos preparando, nos llevarán unos 5 minutos conseguir el punto ideal del almíbar.
  4. Con el almíbar ya en su punto volvemos a comenzar a batir las claras y empezamos a añadirlo en forma de hilo, poco a poco, hasta que lo hayamos añadido todo. Seguimos batiendo hasta que el merengue se haya enfriado totalmente, que esté a temperatura ambiente.

Consejos y recomendaciones

  • La proporción entre los ingredientes es fundamental, es importante que pesemos los ingredientes para conseguir el doble de peso de azúcar que de claras y 1/3 de peso de agua que de azúcar.
  • Es muy importante que no quede ningún tipo de restos de yema cuando separemos las claras, nos podría quedar un merengue menos consistente.
  • Las claras deben de estar a temperatura ambiente, ya que si estuvieran demasiado frías tardaríamos más en montar el merengue.
  • Para evitar que el azúcar del almíbar se nos cristalice en el borde de la cazuela debemos de tener cuidado en verterlo en el centro de la olla, procurando que no toque a las paredes, y no mover la cazuela en ningún momento mientras se está cocinando.
  • El punto idóneo del almíbar es el de “punto de bola media”. Si no tenemos termómetro de cocina podemos comprobar que está listo cogiendo una pizca con la punta de una cuchara y vertiéndolo en un vaso de agua. En el vaso se formará una bola que al manipular con los dedos será de textura blandita pero que no se deshaga.
  • Es importante no añadir el almíbar antes de que las claras estén bien montadas.
  • Vertemos en almíbar en el bol de las claras muy despacio, con un hilo continuo pero fino. Si añadimos el almíbar en demasiada cantidad, las claras no serán capaces de envolverlo y quedarán posos de azúcar y grumos en el merengue.
  • Montaremos las claras con parte del azúcar para conseguir una mayor consistencia y ayudar a que no se bajen en el momento de añadir el almíbar caliente.
  • Para conseguir una textura perfecta y brillante debemos de seguir batiendo el merengue hasta que se enfríe. Si paramos el batido antes de que llegue a enfriarse perderá consistencia y almíbar con el tiempo.

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *