Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Crema de calabacín

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.6/5
  • 14 votos
Crema de calabacín

Info.

Ingredientes para Crema de calabacín

  • 600 gr. de calabacín
  • 1 cebolla mediana
  • 1 patata mediana
  • 100 ml de nata (podéis sustituirla por leche, incluso por leche de soja)
  • 250 ml de caldo de verduras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra recién molida (opcional)

Cómo preparar crema de calabacín. Si hay una hortaliza todo terreno es el calabacín, ya que podemos encontrarlos todo el año en los mercados, y podemos usarlo para infinidad de recetas.

El calabacín nos vale para los sofritos, para guarnición, para ensaladas y como en el caso de esta receta, con él hacemos deliciosas cremas. Esta receta de verdura también se adapta a todas las épocas del año, ya que podemos disfrutarla en la mesa fría o caliente, según nos apetezca. Hay casi tantas variantes de ella como cocineros. Se puede hacer con o sin cebolla, añadirle o no algo de patata; y luego en la parte final, puede llevar nata o quesitos en su lugar.

La que yo he preparado digamos que es la más típica y tradicional, la que yo conozco de casa y siempre nos ha gustado de esta manera. El resultado es una crema suave y ligera, que podemos acompañar de picatostes de pan crujientes o jamón salteado. De todas maneras, como os he dicho, podéis darle el toque personal que más os guste. Es una opción más para comer sano en casa, podéis optar también por una deliciosa crema de zanahoria o esta crema de calabacín y puerro. Calentitas, saludables y muy fáciles de preparar.

Preparación de las verduras para la crema de calabacín

  1. Comenzamos por pelar la cebolla y picarla en juliana. Lavamos la patata, la pelamos y la cortamos en dados. En una cazuela con una lámina de aceite de oliva virgen extra. Las sofreímos durante 5 minutos a fuego medio. Salamos al gusto.
  2. Para facilitar su manejo, cortamos los calabacines en varios trozos. Con un cuchillo bien afilado vamos quitando la piel, y luego los picamos en dados pequeños.
  3. Los añadimos a la cazuela. Con la piel restante, vamos a picar un poco de ella bien fina y también la echamos junto al resto de ingredientes. De esta manera le daremos un toque de color al resultado final.
  4. Mezclamos y seguimos cocinando unos 5 minutos a fuego medio, así irán ablandando las hortalizas.
  5. Salamos ligeramente de nuevo. Vertemos ahora el caldo de verduras o en su defecto, si no tenéis caldo, agua caliente, de modo que cubra todas las verduras.

Cocción y presentación final de la crema de calabacín

  1. Cocemos 20 minutos a fuego medio, tapando la cazuela, de manera que esté siempre hirviendo suavemente, con pequeños borbotones.
  2. Pasado el tiempo, vamos a darle el toque de gracia al plato. Retiramos del fuego,  añadimos la nata (si la queréis más liviana emplead leche entera, y si hay intolerantes a la lactosa en casa, son leche de soja) y mezclamos bien.
  3. Con el calor que tiene la olla llegará para que se cocine suavemente.
  4. Trituramos con la batidora y vamos comprobando el punto de la crema.
  5. Queremos que quede ligera, no como un puré. Si nos ha quedado espesa, podemos añadir un poco más de caldo hasta conseguir la textura deseada.
  6. Y con estos sencillos pasos ya estaría lista la crema de calabacín. Probamos y rectificamos de sal si es el caso.
  7. Para decorar le he añadido un poco de perejil fresco picado, aunque también le irían genial unos dados de pan tostado.

Consejos para una crema de calabacín de rechupete

  • Cuando vayamos a los calabacines, os recomiendo que escojáis ejemplares que sean firmes al tacto. Compactos, sin golpes o manchas, y que se aprecie que son pesados en relación a su tamaño.
  • Esto nos indica que están en buen estado en su interior. Es preferible llevarse los de tamaño pequeño o mediano, porque los que son grandes tienen más pepitas y su carne menos tierna. Una vez en casa, se conservará perfectamente en la nevera durante unas 2 semanas.
  • Con esta receta no podéis quejaros de no poder comer sano, la preparáis en un periquete y os ayudará para llevar una dieta sana y saludable.
  • También se adapta muy bien para llevar de picnic en cualquier fecha del año, una crema calentita para tomar como primero en el invierno,  o en “tupper” al trabajo. ¡Una crema de rechupete!
  • Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Myriam dice:

    Una de nuestras recetas favoritas, Alfonso! Hoy toca!

  2. Pablo Cira dice:

    Deliciosa para este calor. He preparado bastante y he congelado parte. ¿No hay problema con el congelado? Gracias por tus recetas, son un salvavidas para mi día a día. Saludos gallego

    • Alfonso dice:

      Hola Pablo! Muchas gracias a ti por confiar en nuestras recetas. Sí, sin problema, siempre que no lleve patata la crema te quedará perfecta a la hora de descongelar, como recién hecha. Importante que no se te olvide en el congelador más de 3 meses. Ponle una etiqueta con la fecha y así la tendrás localizada para comer cuando quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *