Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Croquetas de atún

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.9/5
  • 8 votos
Croquetas de atún

Info.

Ingredientes para Croquetas de atún

  • Para la masa: 1 cebolla pequeña
  • 100 gr de atún en aceite de oliva
  • 2 huevos cocidos
  • 5 cucharadas colmadas de harina
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 150 ml. de nata líquida
  • ½ litro de leche entera
  • Sal y nuez moscada (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Para el rebozado: 3 huevos
  • 300 gr de pan rallado
  • Aceite de girasol o aceite de oliva virgen extra suave (para freír las croquetas)

Cómo hacer croquetas caseras de atún. ¿Qué tal si preparamos un clásico? Las croquetas en general es un alimento que goza de gran versatilidad.

Es una receta de aperitivo o tapa, como acompañamiento de un plato fuerte o como plato principal, como es nuestro caso. Se ha considerado siempre la reina de la cocina de aprovechamiento, aunque hoy en día existen nuevas y magnificas recetas que nada tienen que ver con las croquetas de antaño. Esas a las que nos acostumbraron nuestras abuelas, clásicos con las croquetas de jamón o las deliciosas croquetas de bacalao siempre son un acierto.

Comer sano y sabroso debe ser algo que todos podamos hacer. Cierto es que los grandes de la cocina nos ponen el listón muy alto, pero no hay que menospreciar la cocina tradicional y sencilla como la que hoy os propongo. Y os aseguro que la receta de hoy bien vale un lugar destacado en nuestra cocina del día a día.

Las croquetas de atún que vamos a cocinar os van a dejar muy buen sabor de boca. Lo mejor de todo es que se pueden congelar e ir tirando de ellas para cualquier día en los que no tengáis tiempo de poneros a cocinar.

En el blog tenemos una gran variedad de croquetas en nuestras recetas de aperitivos, perfectas como un primero o incluso como una cena de rechupete. Con unas croquetas y una buena ensalada ya tenéis una cena de rechupete. Y con esto, no me queda más que ponerme manos a la obra, que ya tengo ganas de meter un bocado a estas croquetas de atún.

Preparación de la masa de las futuras croquetas de atún

  1. Cocemos los huevos. Una vez listos los dejamos enfriar. A continuación los picamos en dados muy pequeños.
  2. En una sartén grande o una cacerola baja ponemos el aceite de oliva a calentar. Cortamos en dados muy pequeños la cebolla y la ponemos a pochar, sin que se queme. Escurrimos el aceite del atún y lo agregamos desmenuzado a la cacerola donde está pochando la cebolla. Añadimos también el huevo picado.
  3. Rehogamos un minuto y añadimos la harina. Removemos y vamos a ir añadiendo poco a poco y sin dejar de remover, la leche y a continuación la nata liquida. Siempre a fuego bajo. Añadimos sal y nuez moscada al gusto. Probamos y rectificamos si fuera necesario.
  4. Continuamos removiendo hasta que nos quede una masa espesa que se despegará de la cacerola al remover.
  5. Vertemos la masa de las croquetas en una fuente para que nos quede extendida, con unos 3 cm. de grosor y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
  6. Tapamos con papel film para que no forme costra y guardamos en el frigo de un día para otro para que adquiera consistencia dura, mínimo unas 6 horas. Yo las suelo dejar de un día para otro.

Forma, rebozado y fritura. Presentación final de las croquetas de atún

  1. Ahora batimos los huevos. Con una cuchara cogemos un poco de masa y le damos forma redonda (como una albóndiga).
  2. A continuación la pasamos por el huevo. Después la pasamos por el pan rallado, dándole la forma final un poco alargada de la croqueta.
  3. En este punto podemos hacer dos cosas, freírlas para disfrutarlas en el momento o congelarlas para poder hacerlo cuando queramos.
  4. Admiten la congelación perfectamente, sólo tendremos que retirarlas del frigo y ponerlas directamente a freír, sin descongelar, con el aceite bien caliente, cuando queramos prepararlas.
  5. Para congelar croquetas, colócalas en una fuente sin amontonar. Las metemos al congelador y al cabo de 12 horas y que estén como piedras. Las separamos y metemos en una bolsa de plástico limpia y cerrada.
  6. En una cazuela de paredes altas, calentamos abundante aceite suave, para freír.
  7. Para freírlas no es necesario descongelarlas. Se fríen, en aceite muy caliente, en 2 minutos moviendo la sartén en vaivén para no tener que tocarlas.
  8. Vamos cocinando las croquetas a fuego alto, regulando la temperatura para evitar que se nos quemen. Retiramos a un plato con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite y servimos directamente, recién hechas.
  9. Son perfectas como aperitivo para cualquier comida o cena familiar. No dejéis de prepararlas si os gustan las croquetas, a los más peques de casa le encantarán.

No dejéis de disfrutar de todos los tipos de croquetas que tenemos como recetas de aperitivos, como un primero o incluso como una cena de rechupete. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en la receta de croquetas de atún. No perdáis detalle y saldrán perfectas.

Consejos y recomendaciones para unas croquetas de atún perfectas

  • Cuando retiramos la crema del fuego y la vertemos en una fuente. Lo mejor es que dejemos que se enfríe la mezcla y taparla con papel transparente. Guardad la crema en el frigo, lo mejor será que la dejemos de un día para otro, para que se solidifique, así será más manejable para poder preparar las croquetas.
  • El atún es importante que sea de calidad y que escurráis bien el aceite que trae la conserva que compréis. Ese aceite lo podéis emplear en la bechamel, pues tiene todo el sabor del atún y conseguiréis unas croquetas estupendas con más sabor.
  • Debemos batir muy bien los huevos, dale caña durante unos minutos con las varillas o un tenedor. Es fundamental que no te queden partes de clara sin batir bien, ya que se quedarían adheridos a la croqueta y caerían al pan rallado al rebozar las croquetas, queremos un rebozado perfecto.
  • Si no queréis que la parte de abajo de la croqueta quede poco crujiente, lo mejor es prepararlas redonditas y de un tamaño más pequeño. También si al acabar la fritura empleas un colador grande para apoyar las croquetas en el plato evitamos que la propia grasa que sueltan pueden terminar ablandándolas por el lado que apoyan en el papel absorbente.
  • Para esta elaboración yo he usado una lata de atún en aceite de oliva, pero si habéis preparado algún guiso de atún y os ha sobrado, podéis usar estas sobras para preparar vuestras croquetas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Carmen Iglesias Moreno dice:

    ¡Muy buenas! las he hecho de atún ¡buenísimas!
    Ayer no tenía atún así que he improvisado y las he hecho de sardinas en lata en aceite de oliva.
    ¡Espectaculares! probad, probad.
    Mil gracias por todo.
    Carmen.

  2. Yarenny Gonzalez dice:

    Felicitaciones por estas recetas tan extraordinarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *