Recetas de rechupete

Recetas de carnes y avesRecetas de ensaladas y verduras

Cuscús con pollo y verduras. Receta paso a paso

  • 4 personas
  • Preparación fácil
  • 1,5 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 30 m
Receta de cuscus con pollo y verduras

Ingredientes

  • 400 g de pechuga de pollo
  • 250 g de cous cous (1 vaso)
  • 250 ml de agua (1 vaso)
  • 60 g de uvas pasas
  • 200 ml de vino blanco
  • 1 limón
  • 1 cebolla, 1 pimiento pequeño rojo, 1 pimiento pequeño verde, 2 cebollinos, 2 zanahorias y 1 tomate.
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Hierbas provenzales y estragón (al gusto)

Hoy os presento una receta distinta, un plato que te hará volar con la imaginación y el paladar. Y no, no viene de Marruecos, sino de Alemania, de la ciudad de Darmstadt cerca de Frankfurt. Desde allí me lee Noel Ballesteros, un extremeño que por motivos de trabajo ha hecho su vida por esos lares. Noel fue uno de los monitores en el último campamento de verano que realicé para la Xunta de Galicia en uno de los mejores destinos: Entrimo- Illa de Ons. En el campamento tuvimos a niños extremeños que venían a conocer la cultura gallega y él venía de monitor acompañante. Todo un descubrimiento, por él y otros motivos, el campamento fue de diez puntos, uno de los mejores de los 15 años de veranos currando en el Ocio y Tiempo Libre. Y encima me manda esta receta para darle un aire más internacional a recetas de rechupete. ¡Pues gracias amigo!

El cuscús tiene muchos nombres, en cada región lo llaman de una manera:  Cous-cous, alcuzcuz o kuskusús… Para aquellos que no lo conozcan su base es la sémola de trigo duro y es uno de los platos tradicionales de la cocina del Magreb, sobre todo de la cocina marroquí. Yo lo he probado de distintas formas y como más me gusta es con cordero, aunque el que nos presenta Noel es una versión más ligera con pollo y verduras. Podéis adaptar vuestra receta con otros tipos de carne, aunque si es cerdo, ya sabéis que no está admitido en la cultura musulmana. Su preparación es muy sencilla, rápida y sobre todo sana. Una receta para aquellos que están empezando en el mundo de la cocina, no tiene perdida como diría mi amigo Nacho. Sí o sí te saldrá, ya verás… y si le das un toque de curry mejor que mejor.

Preparación del acompañamiento:

  1. Dejamos las uvas pasas en un recipiente con el vino y un chorrito de limón durante un par de horas para hidratarlas y que vayan cogiendo el aroma del vino.
  2. Cortamos las pechugas de pollo a lo largo en tiras que luego cortaremos por la mitad para dejarlas de un tamaño aproximado de medio dedo y las ponemos a temperatura ambiente con las hierbas provenzales, estragón, sal, pimienta y un chorrito de limón el tiempo que tardemos en preparar el resto de ingredientes.
  3. Por otro lado cortamos la cebolla, pimientos, cebollinos, zanahorias y el tomate en rodajas/trocitos relativamente gorditos para que sigan crujientes después de freírlos. Ponemos a fuego lento con aceite de oliva virgen extra todas las verduras excepto el tomate, que lo echamos un poco más tarde cuando las demás verduras estén algo pochadas. Dejamos que se cocine a fuego lento durante unos 12 minutos aproximadamente.
  4. Salpimentamos al gusto. Cuando esté todo pochado, lo apartamos en un plato y en la misma sartén echamos los trozos de pollo y lo freímos hasta que quede dorado subiendo un poco el fuego al final del proceso.
  5. Añadimos a la sartén con el pollo, las pasas junto con el vino que tenemos reservado y dejamos a fuego lento que se evapore un poco el vino blanco, no hace falta más de cinco minutos pues es sólo para juntar sabores.
  6. A continuación echamos el resto de verduras que teníamos apartadas y dejamos evaporar otro poco el vino a fuego lento. En unos 10 minutos quedará una salsa un poco espesa gracias a la reducción del vino y las verduras. El pollo ya veréis super tierno y muy jugoso.

Preparación del cuscus y presentación:

Tal como os comenté en la introdución, el cous-cous es muy fácil de preparar, no le tengáis miedo, pues esta receta y sobre todo su preparación es para aquellos que se estén iniciando en la cocina. Es muy difícil que no os salga de manera aceptable.

  1. El cous-cous se prepara tradicionalmente al vapor, pero en esta receta lo vamos a preparar vertiendo agua hirviendo sobre el mismo y dejando que se hinche durante cinco minutos. Vamos a seguir las instrucciones del paquete de cous-cous: Hervimos 250 ml de agua con una cucharadita de sal y una de aceite de oliva virgen extra y lo echamos sobre 250 g de cous-cous en una fuente. Aproximadamente es el contenido de un vaso lleno tanto para el cous cous como para el agua.
  2. Dejamos reposar 2 minutos y calentamos a fuego lento 3 minutos con una cucharada de mantequilla removiendo con un tenedor para separar los granos.
  3. Una vez pasado este tiempo, el cous-cous debe estar preparado, se infla doblando su tamaño, se reblandece y se vuelve más claro. Si no es así, se deja cocer un tiempo prudencial hasta que termine de hacerse. Una vez que lo tenemos en su punto retiramos y ya está listo para servir
  4. Servimos en una bandeja honda y removemos el cous-cous con una cuchara de madera para que el grano quede suelto, añadimos las verduras y el pollo por encima.

Para presentar individualmente en plato, ponemos una ración de cous-cous y otra de guiso. A la hora de comerlo hay que mezclar muy bien. Que aproveche amigos de la cocina y sobre todo ¡muchas gracias a Noel por su receta!

Recomendación del vino:

  • El vino que ha elegido Noel es un vino alemán, nos dice que si es posible usemos el mismo para cocinar que se sirva luego para comer, estoy 100% de acuerdo con él. Nos recomienda un Prädikatswein Spätlese (en el Lidl se puede encontrar), un vino que sale de la uva recogida una semana más tarde de lo normal. Es un semi-dulce típico en la zona del Ring y el Mosela en Alemania, estos vinos contienen una notable cantidad de azúcar residual, el contenido alcohólico del vino debe ser al menos del 7%.

He curioseado un poco sobre este vino, pues no lo conocía y está englobado bajo la denominación Qualitätswein mit Prädikat (QmP), también llamados Prädikatswein, la palabra que le acompaña “Spätlese” significa “cosecha tardía”, y son vinos de calidad superior hechos de uvas cosechadas después de lo normal. Son vinos más intensos en sabor y concentración natural de azúcar de la uva, que depende del momento de la cosecha.  Pues nada, habrá que probarlo, por favor Noel, una botellita para cuando vengas por Madrid.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir