Recetas de rechupete

Recetas de masas y rebozadosRecetas de pescado y marisco

Empanada gallega de mejillones con tomate

  • 8 personas
  • Preparación media
  • 2,3 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 90 m
Receta de empanada de mejillones

Ingredientes

  • 3 cebollas y 4 dientes de ajo
  • Albahaca fresca (3 hojas) y 6 cayenas enteras (5 g)
  • Aceite de oliva extra virgen (8 cucharadas)
  • 1 lata de tomate entero pelado (sin el agua)
  • 3 k de mejillones (con cáscara)
  • 1 cucharadita de varias hierbas aromáticas (tomillo, orégano y perejil) y sal al gusto
  • 600 g de masa de empanada gallega
  • 200 c de agua tibia (masa)
  • 600 g de harina de fuerza para panadería (masa)
  • 2 pellizcos de Sal (masa)
  • 10 cucharadas del aceite del sofrito del relleno (masa)
  • 40 g de levadura prensada de panadería o 15 g de levadura en polvo de panadería (masa)

¿A quién no le gusta la empanada gallega? Pues está que os presento hoy, con mejillones y tomate, se hará con un lugar en vuestra cocina. He tenido el gusto de poder elaborarla en directo para los asistentes del curso de empanadas gallegas  y comernos una generosa ración pasando un buen rato con estos amantes de la cocina que espero repitan esta receta en casa. Tal como dije en el curso (entre otras muchas cosas…) vamos a compartir con el resto de los/as rechupetes la receta para que nadie se pierda este lujo de empanada, que sin duda ha sido la de mayor éxito y la que más gustó.

Empanada gallega de mejillones arrabbiata o con salsa de tomate picante, suena bien ¿eh? Pues os lo aseguro, sabe mejor. Esta receta es una adaptación de la tradicional empanada de mejillones de toda la vida con un giro italiano que le da un toque picantón maravilloso y que no defrauda, una salsa que también podéis emplear para recetas de pasta. Si queréis convertir vuestra cocina en un trocito de Galicia y que del horno salga un trozo crujiente de una empanada gallega a vuestra mesa lo único que tenéis que hacer es seguir esta receta paso a paso.  ¡A por ella!

Preparación del compango de mejillones arrabbiata

Lo fundamental para que esta receta sea un éxito son sus ingredientes, por un lado la masa de pan y por otro que los mejillones sean gallegos y de calidad.

  1. Lavamos muy bien los mejillones en agua fría y quitamos todas las impurezas que vengan en la bolsa. Ponemos a calentar un vaso de agua en la cazuela y cuando el agua empieze a hervir añadimos una hoja de laurel y a continuación los mejillones. Añadimos un chorro generoso de vino blanco, Ribeiro o Albariño.
  2. Los dejamos cociendo 3 minutillos y en cuanto estén todos abiertos los retiramos con una espumadera. Dejamos enfriar y reservamos en un plato. El agua de la cocción no la vamos a tirar, la colamos y dejamos en un vaso.
  3. Sacamos los mejillones ayudados por un buen cuchillo, arrastramos todo el mejillón hasta que quede el interior limpio. Limpiamos bien los filamentos y las conchas rotas que se quedan pegados al mejillón. Reservamos pues ya están perfectos para añadir al final de la preparación de la salsa de tomate arrabbiata.
  4. Introducimos en una cazuela el aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente echamos las 3 cebollas en juliana fina, es decir, en tiras finitas. Las pasamos unos 8 minutos a fuego medio hasta que queden transparentes y pochaditas. Retiramos de la cazuela a una fuente y ya tenemos la primera capa del compango de la empanada.
  5. Abrimos la lata de tomates enteros pelados y retiramos el exceso de líquido, el agua de tomate ya que en este caso sólo vamos a utilizar la pulpa. La podemos guardar en un bote para otra futura receta con tomate.
  6. Pelamos los ajos y fileteamos finamente. En la misma cazuela de la cebolla, añadimos un poco más de aceite y calentamos. Añadimos los ajos fileteados y las cayenas abiertas a la mitad. Doramos los ingredientes, cuando comiencen a tener color introducimos los tomates y los partimos a la mitad con ayuda de una cuchara de madera. Dejamos pochando hasta que reduzcan a la mitad, unos 15 minutos a fuego medio.
  7. Añadimos una cucharadita de azúcar para reducir acidez, una pizca de sal, introducimos la albahaca picada y las especias. Removemos todo bien juntando sabores.
  8. Probamos el relleno y rectificamos con sal, aunque lo más seguro es que no haga falta. Removemos unos minutos, añadimos los mejillones, juntamos con la salsa y apartamos del fuego.
  9. Dejamos que enfríe y apartamos el aceite sobrante en un vaso. Es importante quitar el exceso de aceite para que el relleno quede jugoso y a la vez para emplearlo en la preparación de la masa, tal como explico más adelante.

Preparación de la masa de empanada gallega

Ya tenemos el compango o rustido enfriando, el aceite sobrante en el vaso y ahora ya podemos preparar la masa.

  1. En un bol grande introducimos parte de la harina de fuerza. Dejamos unas 4 cucharadas para ir engordando la masa.
  2. En el centro del bol, con una cuchara hacemos un hoyo, e introducimos la levadura prensada de panadería o 15 g. de un sobre de levadura de panadería disuelta en agua tibia.
  3. Batimos con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera y vamos poco a poco mezclando con la harina.
  4. Añadimos el aceite del sofrito del relleno y la sal. Seguimos removiendo lo que empieza a ser la masa. Por ahora será una mezcla pegajosa pero firme.
  5. Preparamos la zona donde vamos a amasar, por ejemplo la encimera de la cocina es perfecta. Llenamos la zona de la encimera de harina, sacamos la masa del bol y empezamos a trabajar la masa con las manos.
  6. Poco a poco podremos manipular la masa con más rapidez, se irá quedando elástica y homógenea. Este proceso tarda unos 10 minutos.
  7. Vamos tornando la masa en una bola. Cogemos el anterior bol y lo enharinamos. Introducimos la bola de masa en él.
  8. Tapamos el bol con un trapo de algodón durante una hora y esperamos a que doble su tamaño. Y ya está, ahí tenemos la masa para poder empezar a preparar la empanada de mejillones o la que más nos guste.

Preparación de la empanada de mejillones con salsa arrabbiata:

  1. Dividimos la masa de la empanada en dos partes similares. Las amasamos otra vez en dos bolas de masa para poder trabajar bien con ellas.
  2. Enharinamos la encimera de la cocina y estiramos la masa con el rodillo. Hacemos la base que tendrá el tamaño de la bandeja de horno. La estiraremos lo más fina posible con ayuda del rodillo. Ponemos sobre la bandeja un trozo de papel para horno o parafinado y encima la base cortando el sobrante si se necesitara.
  3. Añadimos primero una capa de cebolla, encima la salsa con los mejillones bien escurrida de aceite (escurrida pero algo aceitoso y jugoso para que salga bien rica) y lo estiramos por toda la base. No debe quedar ningún hueco, queremos que cualquier trozo que cortemos tenga mejillones. Es muy importante que el relleno este frío para que la masa aguante bien.
  4. Tapamos con la otra mitad bien estirada y la sellamos por los bordes trenzando la parte inferior sobre la superior con la ayuda de un tenedor o con la ayuda de los dedos, de derecha a izquierda y luego presionando.
  5. Hacemos un pequeño agujero en el centro para que respire la empanada y con un tenedor pinchamos por distintas zonas, así no hinchará. Adornamos con tiras o cordones de la pasta sobrante.
  6. Pintamos la empanada con aceite de oliva virgen con ayuda de una brocha de cocinar.
  7. Precalentamos durante 5 minutos el horno a 180º C y luego metemos la empanada a la misma temperatura, primero en la parte de abajo del horno (unos 20 minutos) y luego otros 15-20 minutos en el centro. Cuando esté bien doradita la sacamos.

¡Y al fin la empanada! Tened cuidado al sacarla de la bandeja porque aún estará caliente y es fácil que se rompa, cortadla con una buena tijera cuando este templada. Os puedo asegurar que no sobraron ni unas miseras faragullas (migajas). Buen provecho

Read this recipe in english: Mussel and Tomato Galician Savory Flat Pie

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir