Recetas de rechupete

Recetas de ensaladas y verdurasRecetas de pescado y mariscoRecetas para ocasiones especiales

Ensalada de marisco con brotes de lechuga, tomate y huevo hilado

  • 6 personas
  • Preparación fácil
  • 2,70 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 25 minutos
Receta de ensalada de marisco

Ingredientes

  • 1 bolsa de 400 g de ensalada variada (brotes tiernos de lechugas verdes, rojas, hoja de roble y rúcula)
  • 20 palitos de cangrejo, 300 g de gambas peladas, 2 lonchas de Salmón ahumado.
  • 1 lata de mejillones, 3 huevos
  • 300 g de queso "Philadelphia"
  • 160 g de Atún o Bonito (2 latitas)
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra Ilove
  • 50 g de Huevo hilado "Santa Teresa"
  • 10 ml de aceto balsámico
  • 4 nueces, 5 tomates
  • 150 ml de aceite "Legado de Sierra"
  • 50 ml de vinagre de Jeréz, 1 cucharada de miel y otra de brandy
  • Sal Maldón y pimienta negra (al gusto)

Llegó el último mes del año y con él los preparativos para la Navidad. ¿Queréis sorprender a vuestros invitados en estas fechas? Os recomiendo una receta que no dejará indiferente: Ensalada de marisco con brotes de lechuga, tomate y huevo hilado. Combinaremos el sabor del marisco con todas las propiedades de la lechuga y la presentaremos como si fuese el mejor restaurante de España.

Esta ensalada es un perfecto primer plato para entrar en calor ante todo lo que se nos viene encima con la cena de Nochebuena. Incluso si la enriqueces un poco más puedes convertirla en un plato único muy variado. Es perfecta para prepararla en casa sin complicaciones el día anterior. Podéis tenerlo todo guardado y montar el plato justo antes de cenar, así no tenéis que estar mucho tiempo en la cocina justo antes de cenar y quedamos como reyes o reinas de igual manera. Esta ensalada navideña se puede tomar fría pero como realmente está de rechupete es tibia o templada, ideal para estas fechas gélidas.

Preparación de la base de marisco:

  1. Ponemos a calentar agua en una cazuela grande y cuando esté hirviendo añadimos las gambas y una hoja de laurel. Cocemos durante unos 5 minutos, retiramos las gambas y la hoja de laurel. Picamos las gambas a la mitad y reservamos en un bol grande donde iremos añadiendo todos los ingredientes.
  2. Mientras se hacen las gambas en otro fuego vamos a cocer los huevos. Los cubrimos con agua fría y cocemos 10 minutos a partir de la ebullición. No debemos cocerlos más tiempo ya que se forma un halo oscuro de color verdoso alrededor de la yema desagradable a la vista. Con estas indicaciones os tienen que quedar perfectos. Pelamos cuando estén fríos, separamos la parte de la clara de las yemas, las claras irán a la base y las yemas serán para la vinagreta.
  3. Descongelamos los palitos de cangrejo y cortamos en trozos pequeños. Abrimos las latas de atún y mejillones y escurrimos, también cortamos el salmón en trozos pequeños. Añadimos todos los ingredientes al bol.
  4. Trituramos todo con la batidora, cuando veamos que los ingredientes empiezan a mezclarse añadimos la crema de queso y seguimos mezclando hasta que esté todo uniforme, tal como se muestra en la foto. Lo metemos todo en un recipiente cerrado y a la nevera. No hace falta que os diga que esta base es un paté perfecto para servirlo con unas tostadas crujientes, está increíble. En este caso será la base para esta gran ensalada, si queréis darle más nivel podéis añadir langostinos, cigalas… lo que se os pase por la cabeza.

Preparación y montaje de la ensalada:

  1. Lavamos la lechuga y demás verduras y escurrimos bien. Aunque estas ensaladas se suelen vender ya limpias en bolsas de plástico recomiendo no obstante volver a lavarlos en agua antes de prepararla.
  2. Preparamos la vinagreta que va a ser uno de los puntos fuertes al aliñar y aromatizar esta ensalada navideña. Las proporciones irán en función del gusto de cada uno, lo más importante es el tipo de aceite y el vinagre. En un vaso añadimos una pizca de sal y la pimienta negra recién molida. Introducimos el aceite de oliva virgen extra Ilove, el vinagre de Jerez, la miel, el brandy y removemos enérgicamente hasta que quede ligado. Añadimos las yemas de huevo anteriormente desmenuzadas y removemos con suavidad hasta que esté bien mezclado. Reservamos.
  3. Pelamos las nueces y los tomates. Partimos los dos en trocitos pequeños y reservamos.
  4. Sólo nos queda el montaje final. Para ello vamos a emplatar de manera individual justo antes de la cena, son 5 minutos y la lleváis a la mesa. Debemos sacar de la nevera el recipiente con la base de marisco para que se temple, no nos interesa que esté muy frío. Nos vamos a ayudar de un aro de emplatar de unos 11 cm de diámetro (yo compré el mío en Tescoma Online). Si no tenéis un truco fácil es cortar con un cuter o cuchillo bien afilado una botella de refresco de 2 litros en la parte media y tendréis vuestro aro de emplatar para un apurillo.
  5. Ponemos el aro en la mitad del plato y cubrimos con 2-3 cucharadas generosas de paté de marisco, presionamos con la cuchara hasta que nos quede sólido. Añadimos unos trozos de tomate y unas nueces picadas por encima de la base y cubrimos con el surtido de lechugas ya aliñadas con la vinagreta y espolvoreamos con sal maldón al gusto.
  6. Sacamos el aro de emplatar y cubrimos con un poco de huevo hilado Santa Teresa (lo podéis encontrar en cualquier gran superficie o super) que le dará un contraste dulce exquisito. Y que hay más tradicional que el huevo hilado para una receta de Nadal.
  7. Adornamos con unos hilos de aceto balsámico y a la mesa. A disfrutar de esta ensalada tan especial.

Sólo me queda dar las gracias a Carlos Noceda de A ver que cocinamos hoy por estas maravillosas fotos que hizo de la ensalada el día que estuvo cenando en casa.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir