Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Galletas de avellana y chocolate. Receta cookies

  • 8 personas
  • Preparación Super-Fácil
  • 0,50 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
Receta de galletas de avellana y chocolate

Ingredientes

  • 1 hoja de papel vegetal de cocina o sulfurizado
  • 300 g de avellanas
  • 2 claras de huevo
  • 150 g de azúcar
  • 3 cucharas de nata o crema de leche
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 tableta de chocolate (vuestro preferido, yo empleé Valor 70%)
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra

Hoy os presento una receta de las que hay que probar sí o sí: Cookies de avellana y chocolate. Este fin de semana ha sido de esos terriblemente fríos y desangelados en los que te apetece ver una peli en el sofá con unas buenas cookies. Así que me puse a cocinar dos tipos de galletas, unas de avellanas y otras de almendras, vienen a ser como los almendrados de Allariz pero además les añadí pistachos, que me pirran. El resultado fue un empacho de muy señor mío, tres galletas de estas son como el pan élfico del Señor de los Anillos. Espero que os gusten.

La historia de esta galleta viene de unos meses para aquí, Carlos Noceda las preparó para una de sus cenas como postre y vaya si triunfó, sobre todo entre el público femenino. También las hizo como regalo de cumple para Jim y no duraron mucho, prometí hacerle más pero el amigo Carlos no me pasaba la receta, ahora por fin la tiene en el blog. En esta sólo cambio las cantidades y añado un poco de aroma a vainilla. El resultado es fantástico, si a las avellanas le sumamos un chocolate 70% el resultado es espectacular, os animo a que las preparéis y mojéis en un gran vaso de leche fría.

Preparación de las galletas de avellana:

  1. Lo primero de todo es precalentar el horno a unos 180ºC, es importante porque la masa es muy fácil y rápida y según tengamos todo mezclado va directa al horno.
  2. Separamos las claras de las yemas, reservamos.
  3. Añadimos en un bol grande las claras, la nata o crema de leche, la cucharada de esencia de vainilla líquida y el azúcar. Mezclamos todo muy bien con un tenedor, debe quedar una crema ligada.
  4. Picamos las avellanas en la picadora. Ojo, Carlos las tritura con robot de cocina que las pulveriza, su resultado es una galleta más fina y más crujiente, según Jimena mucho mejor. Yo no tengo así que empleé la picadora normal y quedan más gorditas. Ahora tenéis que probar los dos tipos…
  5. Añadimos las avellanas al bol.
  6. Mezclamos todo muy bien con un tenedor y ya tenemos la masa de cookies. Probadla, incluso cruda está deliciosa.
  7. Preparamos la bandeja del horno con papel vegetal o sulfurizado. Y con una cuchara, dado que la masa es bastante pringosa, vamos haciendo pequeñas porciones o bolas que depositamos en la bandeja (con suficiente espacio para que cuando se hagan no se peguen unas a las otras, unos 3 cm son suficientes). En mi bandeja de horno salían 12 galletas por hornada.
  8. Horneamos durante 15 minutos a 180 º en la bandeja del medio con aire arriba y abajo. Tal como os comenté todo depende del horno de cada uno, en algunos serán 14 minutos en otros 18. Se ve perfectamente cuando están listas porque van cogiendo color oscuro chocolate. Sale 1 hornada de 12, si queréis más sólo tenéis que multiplicar las cantidades.
  9. Sacamos del horno, dejamos que se endurezcan y enfríen y desmoldamos. Guardamos en un recipiente hermético para que no se ablanden y están de vicio, para repetir.

Preparación del chocolate para las cookies y presentación

En este caso no tenía mantequilla y he utilizado aceite de oliva. Y la verdad es que han quedado muy ricas.

  1. Para derretirlo empleamos 150 g de chocolate y 50 ml de aceite de oliva. Podéis elegir el chocolate que más os apetezca: blanco, negro o con leche. En este caso os recomiendo chocolate negro 70%, para darle sabor lo mejor es emplear un chocolate con un mínimo de 55% cacao.
  2. Fundimos el chocolate con el aceite en el micro a temperatura baja durante 2 minutos. Lo sacamos del micro y con una varilla o un tenedor removemos hasta que nos quede una crema de chocolate negro. Otra opción es derretirlo al baño María, en ese caso podéis controlar mucho mejor el chocolate al ir removiendo mientras se funde. Aunque el proceso es más aparatoso y lento.
  3. Ponemos una cucharada en cada hueco del papel vegetal y encima la galleta, dejamos enfriar. Una vez que el chocolate endurezca retiramos del papel y a probarlas.
  4. Tened cuidado porque son simplemente adictivas, altamente adictivas…

Curiosidades:

Muchas veces me preguntáis por mail un par de dudas, os dejo la respuesta:

  • ¿Qué es la esencia de vainilla y dónde encontrarla?
    La esencia o extracto de vainilla como bien indica su nombre, es un concentrado – que se utiliza para saborizar comidas y bebidas – obtenido de la vaina de la vainilla (género de orquídeas que produce un fruto del cual se obtiene este saborizante después de un sencillo proceso de maceración). La podéis encontrar líquida o sólida. La que normalmente empleo en mis recetas es la esencia líquida de la marca Vahiné, 200 ml: “Aroma de vainilla para productos alimenticios”. La podéis encontrar en Carrefour, El Corte Inglés, Caprabo-Erosky, Alcampo, Mercadona… Suele estar en la sección de productos para preparar postres tipo polvos para natillas, gelatinas, tartas, etc.
  • ¿Qué es el papel vegetal de cocina o papel sulfurizado?¿Dónde encontrarlo?
    El papel de horno es un producto de uso en la cocina muy práctico, tanto para conservar alimentos como para hornear. Está tratado químicamente para que resista altas temperaturas (hasta 220º C), sea resistente a la humedad e impermeable con las grasas, no se desintegra ni siquiera en agua hirviendo. Se puede encontrar en cualquier gran superficie o supermercado. En tiendas especializadas en repostería y hasta en la tiendas de los chinos (el último lo compré en uno de ellos debajo de mi casa). Y os salvará de muchos apuros a la hora de desmoldar un bizcocho o tus galletas preferidas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir