Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Galletas quebradas de licor rellenas de dulce de leche

  • 10 personas
  • Preparación Fácil
  • 0,40 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
Receta de galletas con dulce de leche

Ingredientes

  • Para el relleno de las galletas: 5 cucharadas grandes de dulce de leche (el que más os guste, yo empleé Chimbote)
  • 50 g. de azúcar moreno
  • 50 g. de azúcar glass
  • 250 g. de harina de repostería
  • 125 g. de mantequilla fría
  • 1/2 cucharadita tipo postre de polvo de hornear o impulsor (tipo Royal o alguna marca de confianza)
  • 50 ml de licor de caramelo o aquel licor que más os guste.
  • 1 chorrito de leche entera mezclada con un poco de esencia de vainilla para ligar la masa (unos 20 ml aproximadamente)
  • Azúcar glass para rebozar (al gusto aunque tenéis que calcular que lleva dulce de leche)

Hace poco probé una de las mejores galletas que he tomado en mucho tiempo, ya sabéis que mis preferidas son las de avellanas y chocolate, pero os aseguro que estas no tienen mucho que envidiar. La receta es de Mer Bonilla del blog Amasando que es gerundio, he seguido paso a paso su receta y salen perfectas, aunque en mi caso no encontré el licor de caramelo y le añadí Oporto, riquísimas igualmente. A Mer la conocí en persona en el anterior Tapas&Blogs que vivimos en la Sierra de Madrid, conectamos rápido y ya se ha animado a asistir al siguiente Tapas&Blogs. Os recomiendo que os paséis por su blog, tienes recetas de mucha calidad, entre ellas esta misma.

Ya sé que ahora mismo no están los días para hacer galletas, con la que esta cayendo pensar en el horno encendido echa un poco para atrás, pero os aseguro que el resultado merece la pena y sólo con el olor que saldrá de la cocina os saldrán más amigos que con los Donetes. Mer nos dice que “son pastas crujientes de textura ligera y de sabor riquísimo (recuerdan muchísimo a las galletas danesas de mantequilla). Y lo mejor, se hacen en muy poco tiempo y ensuciando solamente un bol y unas varillas”. El resultado es fantástico, he probado a rellenarlas con dulce de leche pero también podéis probar con chocolate 70% y el resultado será igual de espectacular, os animo a que las preparéis, será un clásico en vuestra cocina.

Preparación de las galletas de caramelo:

  1. Juntamos en un bol grande los ingredientes secos (harina, azúcares y polvo de hornear) y los mezclamos bien removiendo con una varilla. Añadimos la mantequilla fría cortada en dados con la harina y el azúcar hasta obtener una textura arenosa, lo mezclamos todo muy bien con un tenedor o unas varillas (podemos hacerlo a mano y será más fácil, aunque es mejor hacerlo con las varillas pues así evitamos que la masa coja temperatura).
  2. Añadimos el licor de caramelo o el alcohol que más os guste, yo empleé Oporto pero la próxima vez probaré con Licor Café (en el horno llegan a caramelizar al calentarse y evaporarse el alcohol, os dejará un aroma impresionante). Mezclamos bien con una espátula hasta que empiece a ligar la masa. Mer nos comenta que si no somos capaces de formar una bola podemos añadir un chorrito de leche entera, suele ser necesario porque si no la masa se complica. Yo además añadí una cucharadita de postre de esencia de vainilla, para darle un poco más de aroma.
  3. Sacamos la masa a la superficie de trabajo, la encimera de la cocina va perfecta, amasamos muy ligeramente, lo justo para formar un rulo que envolveremos en papel film o plástico y dejaremos reposar 15 minutos en el congelador. Probad un pellizco de masa, incluso cruda está deliciosa.
  4. Precalentamos el horno a unos 180ºC con calor arriba y abajo, es importante porque la masa es muy fácil de manejar una vez que esté fría, con lo que cortaremos rulos y rápidamente irán directas al horno.
  5. Preparamos la bandeja del horno con papel vegetal o sulfurizado. Sacamos la masa del congelador y con un cuchillo cortamos en rebanadas o rulos de algo menos de un centímetro de espesor. Las rebozamos bien en azúcar glas o glacé por ambos lados y las colocamos sobre la bandeja de horno que tenemos preparada (deben de tener suficiente espacio de separación entre unas y otras, no suben mucho pero así evitamos que se peguen, unos 2 cm son suficientes).  Debería salir 1 hornada de 12, si queréis más sólo tenéis que multiplicar las cantidades.
  6. Horneamos durante 20 minutos aproximadamente a 180 º en la bandeja del medio con aire arriba y abajo, el tiempo depende del horno de cada uno, en algunos serán 15 minutos y en otros 25. Se ve perfectamente cuando están listas porque los bordes van cogiendo color dorado.
  7. Sacamos del horno, dejamos que se endurezcan y enfríen y desmoldamos. Guardamos en un recipiente hermético para que no se ablanden y están de vicio, para repetir.

Para hacerlas más ricas todavía las podéis rellenar, el dulce de leche es una gran opción, pero para los más chocolateros os aseguro que un poco de Nutela o Nocilla les va de lujo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir