Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Gambas a la gabardina

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 3 votos
Gambas a la gabardina

Info.

Ingredientes para Gambas a la gabardina

  • 500 gr. de gambas (a ser posible de Huelva)
  • 125 gr. de harina de trigo
  • 100 ml. de cerveza
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de café de levadura química (impulsor)
  • ½ cucharada de café de colorante alimenticio
  • Para la fritura: aceite de girasol
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer gambas a la gabardina. Haciendo esta receta de pescado ha sido como un viaje al pasado, a esos platos que muchos llaman “cocina viejuna”, que están pasados de moda. Lo curioso es que si alguien los prepara, son los que más triunfan y no queda nada de ellos en la mesa.

Podríamos decir que el esplendor de este plato fue en los años 60, 70 y 80, cuando eran un imprescindible en las barras de cualquier bar de tapas, e incluso eran un fijo en los aperitivos de las celebraciones: bodas, bautizos y comuniones eran su hábitat perfecto.

Hoy día siguen sobreviviendo en los recetarios de nuestras madres y abuelas, así que hay que darles el hueco que se merecen. En el Blog tenemos otras recetas “viejunas”, que nos encantan en casa y que además son de las más visitadas: Huevos rellenos, el cóctel de marisco o los famosos San Jacobos, son algunos ejemplos.

En la sección de “Tapas y aperitivos” encontraréis un montón de recetas para alegrar el picoteo antes de una comida o cena, preparar un piscolabis para ver un partido o una peli, o para matar algún que otro antojo.

Esta receta es muy sencilla. Básicamente se trata de rebozar las colas de gamba en una masa especial para rebozar que se llama “Orly”. Su origen es francés, y se trata de un ligero rebozado que resulta esponjoso y suave.

Preparación de las gambas a la gabardina

  1. Pelamos las gambas, retirándoles la cabeza y parte del resto del cuerpo.
  2. Dejamos la parte de la cola para luego poder cocinarlas y comerlas con facilidad. Reservamos.

Para preparar la masa Orly. Rebozado

  1. En un bol, añadimos la harina en primer lugar. Vertemos la cerveza, y a continuación el resto de ingredientes: huevo, levadura, sal al gusto y el colorante.
  2. Mezclamos con ganas, hasta conseguir una masa ligeramente espesa, que luego se pegue perfectamente a las colas de gamba. Es importante que no quede un mazacote, así que añadid un poco de agua si veis que es el caso.
  3. Dejamos reposar la masa 15 minutos, para que actúen la levadura y la cerveza.

Fritura y presentación final de las gambas a la gabardina

  1. Vertemos abundante aceite de girasol en un cazo y calentamos. Que esté bien caliente pero sin que llegue a humear. De esta manera el rebozado se hará rápido y cojera esponjosidad.
  2. Vamos pasando las colas de gamba por la masa orly, escurriendo el sobrante y las vamos pasando al cazo. Freímos de 5 en 5, para que el aceite no nos pierda temperatura.
  3. Movemos las gambas de manera que se frían por los 2 lados. En cuestión de minuto medio / dos minutos estarán listas.
  4. En cuanto comprobamos que van cogiendo color dorado, las retiramos y las ponemos a escurrir sobre papel de cocina, para que escurran el aceite sobrante.
  5. Repetimos el proceso con el resto y lista una tapa de categoría para nuestros invitad@s. Acompañad de una mayonesa, una salsa cóctel o una tártara, para mojar y darle si cabe más gracia al plato.

Esta tapa tan famosa es perfecta para preparar de aperitivo en casa. No os perdáis el paso a paso de esta gambas a la gabardina en el siguiente álbum.

Consejos para unas gambas a la gabardina de rechupete

  • Hay varias maneras de prepararla, en función del gasificante que utilicemos. Se puede hacer con levadura química, con cerveza, con gaseosa, e incluso con claras.
  • Estoy recordando que en el blog tengo una receta con esta masa, los famosos Soldaditos de Pavia, unos fritos de bacalao típicos de Semana Santa, sobretodo en Madrid y Andalucía.
  • Como siempre os digo, el éxito de las recetas se basa muy mucho en la elección del producto. Me ha llevado algo de tiempo encontrar unas buenas gambas de Huelva, pero ha merecido la pena, nada que ver con las que nos venden congeladas. Y ya no hablemos de calidad y de sabor, otro mundo completamente.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Sita dice:

    Increíbles de sabor y el rebozado perfecto! Qué haría en casa sin ti, eres ya mi libro de cocina en internet, tienes todas las recetas que nos gustan en casa. Si ya tuvieses recetas para niños serías un blog perfecto.

  2. Sergio dice:

    Buenas, una pregunta,las gambas no las cocinas nada antes?

    • Alfonso dice:

      Hola Sergio! No, no hace falta, pues luego ya se hacen con la fritura. Es la manera de que queden tiernas. Ya verás que ricas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *