Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Guacamole con langostinos

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 7 votos
Guacamole con langostinos

Info.

Ingredientes para Guacamole con langostinos

  • 10 langostinos
  • 6 aguacates medianos maduros
  • 1 tomate grande (150 gr. aprox.)
  • 100 g. de cebolla
  • 1 lima
  • Hojas de cilantro fresco (sin tallo)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 1 chile serrano (opcional si te gusta el punto picantón)
  • Aceite de oliva virgen extra (una cucharadita para hacer a la plancha los langostinos)

Cómo hacer guacamole con langostinos. Si me conocéis bien sabréis que soy adicto al guacamole, me estoy haciendo un gran catador de esta deliciosa crema de aguacate. deliciosa receta de guacamole mexicano.

Si hablamos de esta receta vegetariana os diré que no existe una receta única, algo similar a lo que pasa con el Hummus o crema de garbanzos. Lo que os aseguro es que si empleáis ingredientes de calidad y en su punto justo, como el grado de madurez óptimo del aguacate.

Os encontraréis con una delicatessen sin igual. Una vez que das el paso de hacerlo en casa, ya no lo cambias. Espero que os guste esta crema ligera, refrescante y de textura untuosa, de gran calidad.

En México el guacamole suele llevar los siguientes ingredientes : tomate, cebolla, chile serrano, cilantro, limón y aguacate. La verdad es que cuando un plato es sencillo y lleva cuatro cosas no hace falta añadirle más y más ingredientes, porque pierde su verdadero sabor. Pero os aseguro que este pequeño ceviche de langostinos lo completa y le da un sabor impresionante, un contraste dulce que le va genial al guacamole.

Espero que os pongáis manos al aguacate y lo preparéis en casa, es un plato que triunfa entre los muchos amigos que suelen pasar por Sanse.

Preparación de los ingredientes base de este guacamole

  1. Pelamos la cebolla y lavamos el tomate. Los picamos muy finos, lo más posible, que se vean pero que se note lo justo.
  2. Elegimos unos aguacates maduros que no estén demasiados duros para aplastarlos, además el sabor del aguacate maduro es mucho mejor.
  3. Debe estar maduro pero no blando, la piel debe estar firme y al apretar con el dedo se hundirá ligeramente.
  4. Si los habéis comprado muy verdes, los podéis envolver en papel de periódico y dejarlos en un bol a temperatura ambiente para que maduren. Nunca en la nevera.
  5. Cortamos los aguacates por la mitad hasta el hueso y giramos cada parte separando las dos mitades.
  6. Nos ayudamos de una cuchara de plástico para vaciar las dos partes y dejamos el hueso en la misma fuente donde vamos a poner el aguacate.

Cómo mezclar el aguacate para un guacamole perfecto

  1. Se trituran los ingredientes con un tenedor de plástico o madera y en un bol de plástico. De esta forma evitamos la oxidación y conseguimos una pasta más o menos irregular con tropezones.
  2. Añadimos el zumo de la lima directamente sobre el aguacate y empezamos a aplastar con el tenedor.
  3. Echamos dos cucharadas de hojas de cilantro fresco. Si son muy grandes las troceamos directamente con las manos.
  4. Mezclamos todo con el tomate y la cebolla que tenemos reservados y una pizca de sal.
  5. Picamos el chile serrano muy fino. Yo me suelo poner guantes porque el picante puede ser peligroso si luego te frotas los ojos. Lo añadimos a la mezcla y juntamos todo con una cuchara de madera con movimientos envolventes para no variar la textura irregular de nuestra salsa.

Preparación de los langostinos

  1. Retiramos la piel y la cabeza a los langostinos y las reservamos para otra preparación, un caldo para un arroz de marisco sería una opción perfecta. Hacemos un corte a los langostinos a lo largo de su lomo para retirarles la tripa y los reservamos.
  2. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Añadimos los langostinos y sofreímos durante unos minutos. Salpimentamos.
  3. Los hacemos lo justo para que cambien de color, y retiramos langostinos. No debemos cocinar en exceso los langostinos ya que queremos que tengan todo su sabor y una textura un poco al dente.
  4. Los cortamos en trocitos más o menos iguales, que sean grandes para que se vean en la crema. Reservamos.

Los langostinos y presentación final del guacamole

  1. Probamos por si es necesario añadir un poco más de picante y sal. Recordad que lo vamos a tomar con totopos o triángulos de maíz. Todo esto lleva sal y lo vamos a usar como cucharas, así que no os paséis de salados.
  2. Añadimos los trozos de langostinos (dejamos 2 o 3 para la decoración en la fuente) y removemos todo muy bien para que se junten los sabores.
  3. Colocamos el guacamole en una fuente con los langostinos reservados por encima. Y un poco más de cilantro para dar color.
  4. Acompañamos con las tortillas o triángulos de maíz. Y si queréis un toque súper mexicano, una buena michelada para acompañar y beber mientras disfrutas de este guacamole con langostinos.

Disfrutadlo y hacedlo en casa, ya me contaréis el resultado, seguro, que de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para disfrutar con los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Si lo quieres hacer de una forma más tradicional, te recomiendo que veas este vídeo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *