Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Guiso de pollo a la naranja

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 0/5
  • 0 votos
Guiso de pollo a la naranja

Info.

Ingredientes para Guiso de pollo a la naranja

  • 1 Kg. de pollo troceado (o 4 contra muslos)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 4-5 naranjas, para 2 vasos de zumo
  • 1 Kg. de patatas gallegas
  • Piel/ralladura de 1 naranja
  • 50 gr. de harina de trigo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo hacer un guiso de pollo a la naranja. Hoy voy a compartir esta receta que gratamente me ha sorprendido, al comprobar las grandes posibilidades que tiene la naranja en los platos con carne.

En el blog ya he preparado bastantes recetas con pollo, pero el ingrediente en este caso es la naranja. Recetas como la “ensalada de bacalao, naranja y cebolleta” o los “espaguetis con salsa de naranja y mostaza Dijon”, pero donde más ha estado presente es en los postres, sobre todo de la mano del chocolate.

Incluso suelo tener ralladura de naranja en un bote dentro del congelador, así la tengo siempre a mano para aromatizar y acompañar todo tipo de platos, a los que proporciona un toque exótico muy especial. Otro buen truco que hago en casa, es tener un pequeño tarro de cristal con azúcar y cáscara de naranja. Con ello consigo aromatizarlo para luego usarlo en repostería, y también para endulzar un té o una infusión.

Como podéis comprobar, la naranja es una de mis frutas preferidas. Es exquisita, jugosa, rica en minerales y en vitamina C. Un buen zumo de naranja recién exprimido me acompaña todas las mañanas, y hace que afronte el día con energía y “buen rollo”. Pero más allá de consumirlas enteras o en zumo, sus aplicaciones culinarias son numerosas, aprovechando su piel aromática y su carne jugosa. Eso sí, si usáis la piel de la naranja, recordad siempre retirarla la parte interior blanca, pues aportará amargor. En la receta de hoy, la he utilizado para un guiso con pollo, una carne blanca perfecta para cocinar con fruta. La he marinado previamente y luego cocinado en el zumo, consiguiendo un sabor a naranja espectacular, que no os dejará indiferentes.

Preparación del pollo a la naranja

  1. La receta comienza un par de horas antes de ponernos a cocinar. Lo más cómodo es siempre tener el pollo troceado, que lo encontraréis así ya preparado o se lo podéis pedir al carnicero/a. Si optáis por los contra muslos, cortarlos en 3 trozos de igual tamaño, cada uno.
  2. De una de las naranjas, quitaremos la piel con un rallador o un cuchillo. Si lleva parte blanca en su interior, repasadla y retiradla. Cortamos la piel en tiras finas y la reservamos envuelta en papel film o dentro de un tupper pequeño.
  3. Exprimimos las naranjas (4-5 unidades) para obtener 2 vasos de zumo (aprox. 400 ml.). En una bandeja alta, disponemos la carne de pollo, y vertemos el zumo sobre ella. Dejaremos que marine al menos 2 horas, para que le aporte sabor a la carne.
  4. En una cazuela amplia, vertemos una lámina de aceite de oliva virgen extra y calentamos. Pasamos los trozos de pollo por harina, y freímos vuelta y vuelta, hasta que estén dorados por ambas partes. Reservamos.
  5. Picamos la cebolla en “brunoise” fina, y el diente de ajo bien picadito. Añadimos a la sartén, pochando en el mismo aceite, a fuego medio y durante 10 minutos. Cuando vemos que está la cebolla casi transparente, vertemos el zumo de naranja exprimido. Removemos.
  6. Trituramos bien con la batidora para conseguir una salsa homogénea, a la que también le añadimos ahora la piel de naranja que teníamos reservada.
  7. Lavamos y pelamos las patatas. Las picamos en dados irregulares. Repartimos los trozos de carne de pollo por la cazuela y las patatas, que deben de quedar sumergidas en el zumo.
  8. Cocinamos a fuego medio durante 20/25 min. hasta que las patatas estén en su punto. A media cocción, dadle la vuelta a los trozos de pollo que sean más grandes y no queden cubiertos por completo por la salsa de naranja.

Resultará un guiso de pollo a la naranja delicioso, con la carne muy tierna y jugosa, y la salsa bien reducida. Un espectáculo en la mesa con el intenso sabor de la naranja.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *