Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Lasaña de pollo y espinacas

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 1/5
  • 1 voto
Lasaña de pollo y espinacas

Info.

Ingredientes para Lasaña de pollo y espinacas

  • 20 láminas de lasaña
  • 500 gr. pollo asado (o pechuga de pollo)
  • 300 gr. espinacas congeladas
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • ½ vaso de vino blanco
  • 300 gr. queso Arzua-Ulloa (u otro queso mantecoso)
  • 800 ml. de leche
  • 3 cucharadas colmadas de harina
  • Sal
  • 50 gr. mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Queso rallado al gusto o mozarella

La lasaña o lasagna en italiano, es un tipo de pasta en láminas que se emplea en la cocina italiana para crear un plato que lleva el mismo nombre, lasaña. Cuando hablamos de lasaña, por defecto nos estaríamos refiriendo a la receta en la que se intercalan capas de láminas de lasaña con un ragù bolognese, o salsa de carne y salsa bechamel. A partir de esta receta las variaciones son muchísimas, se pueden preparar lasañas con verduras como brécol, calabacín, berenjenas, con otros tipos de carne como pollo o conejo y con pescado, siendo muy típica la de atún. El denominador común son siempre las láminas de pasta y la salsa bechamel en las que intercalar un sinfín de rellenos.

La receta de hoy es una combinación entre varios, lasaña de espinacas y pollo. Se trata además de una receta de aprovechamiento, si os queda algún resto de asado de pollo o pavo, ya sea relleno o no, resultará perfecto para preparar esta lasaña, con relleno sobrante incluido. La combinación entre la carne cocinada con sus jugos y las espinacas con la suavidad de la salsa bechamel, harán de esta receta una de vuestras preferidas.

También podremos prepararla con pollo a la parrilla o a la plancha, desmenuzado e incluso con pollo cocido, ya que posteriormente aumentaremos su gusto dejando que se cocinen con un buen refrito de cebolla ajo y vino blanco. Se trata de una receta ligera a pesar de la capa de salsa bechamel, el mínimo aporte de grasa del pollo y las espinacas son la combinación perfecta para una lasaña de rechupete.

Preparación de la lasaña de pollo y espinacas

  1. Si vamos a emplear los restos de pollo de un asado lo que hacemos es limpiar bien la carne, eliminar todo tipo de piles y huesos que pueda tener y desmenuzarla, emplead un buen cuchillo que os ayude en esta tarea. Si utilizamos una pechuga de pollo fresca podemos cocerla en agua con sal durante 30 minutos o freírla en filetes. Después, en ambos casos, desmenuzamos la carne y ya la tendríamos lista para la lasaña. Reservamos.
  2. Si utilizamos espinacas congeladas, tenemos que tener la previsión de haberlas retirado del congelador desde el día anterior. Escurrimos toda su agua dejándolas durante unas horas en un colador y las secamos lo máximo posible. Si fueran espinacas frescas no tendríamos más que limpiarlas lo máximo posible, secarlas y nada más.
  3. Pelamos la cebolla y los ajos y lo troceamos todo, la cebolla en juliana y los ajos en daditos. Ponemos un chorro de aceite de oliva a calentar en una sartén y añadimos la cebolla y los ajos. Rehogamos las verduras durante 15 o 20 minutos, hasta que estén transparentes.
  4. Incorporamos la carne de pollo desmenuzada, integramos con la cebolla y dejamos que se cocine durante 4 o 5 minutos a fuego medio. Añadimos las espinacas bien escurridas y repetimos la operación. Cocinamos durante 1 o 2 minutos. Comprobamos de sal.
  5. Agregamos el vino y dejamos que se evapore el alcohol cociendo con el resto de ingrediente 3 o 4 minutos. Retiramos del fuego y reservamos.
  6. En otra sartén ponemos a calentar la mantequilla. Cuando esta se haya derretido añadimos la harina y una pizca de sal. Sin parar de remover con una cuchara de madera, cocinamos la harina durante 2 o 3 minutos. En este punto y con la ayuda de unas varillas para remover constantemente la mezcla, vamos añadiendo la leche. Primero con pequeños chorritos hasta que se vaya integrando con la harina de cada vez, y luego con cantidades mayores.
  7. Es muy importante que la bechamel se vaya haciendo poco a poco, con pequeñas aportaciones de leche al principio y con movimiento de varillas constante.
  8. Cuando veamos que la salsa está bien integrada y sin grumos, con el espesor que deseemos, añadimos la nuez moscada y dejamos que se cocine durante 1 o 2 minutos. Retiramos del fuego.
  9. Cocemos las láminas de pasta para la lasaña según las indicaciones del fabricante y nos ponemos a hacer el montaje. En una fuente profunda apta para horno colocamos una primera capa de pasta cubriendo toda la superficie. Distribuimos la mitad del relleno de espinacas y pollo y cubrimos con una capa de salsa bechamel. Por encima de la salsa repartimos porciones de queso en dados y volvemos a repetir la operación de colocar pasta, espinacas, bechamel y queso.
  10. Cubrimos con la última capa de pasta y regamos con el resto de la salsa bechamel hasta que quede totalmente bañada la lasaña en toda la superficie. Espolvoreamos con queso rallado y repartimos el resto del queso en dados y ya tenemos el montaje de la lasaña listo.
  11. Con el horno previamente caliente a 180ºC horneamos la lasaña durante 25 minutos. Si vemos que el queso se tuesta demasiado podemos cubrirla durante la mitad del proceso con un papel de aluminio.

El resultado será una lasaña de espinacas y pollo insuperable, que además de servirnos como cocina de reciclaje nos dejará un plato que seguro que gustará a grandes y pequeños. Se trata de una receta que valdría perfecta como plato único, podemos acompañarla de una ensalada de tomate y cebolla y no necesitaríamos más para tener una comida equilibrada y completa, una comida de rechupete.

Una última cosa, si todavía no te has suscrito a mi canal de youtube, anímate y hazlo ahora. Solo te llevará 5 segundos, es gratis y solo tienes que pinchar aquí y utilizar tu cuenta de gmail. Espero que este año seamos una gran comunidad, llena de vídeos de rechupete.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Ana dice:

    Hice ayer la lasaña y nos ha encantado, sale deliciosa! Las medidas estaban perfectas, la hice tal cual… Gracias!!

  2. Vanesa dice:

    No tenía queso de Arzúa así que en su lugar puse queso Philadelphia en el relleno de pollo y espinacas y quedó espectacular!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *