Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Lubina al horno

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 12 votos
Lubina al horno

Info.

Ingredientes para Lubina al horno

  • 1 lubina de 1,5 Kg o 2 lubinas de ración de acuicultura (600 gr. aprox. cada una). Sin tripas, sin aletas pero con escamas.
  • 3 patatas medianas o grandes (las suficientes para cubrir la bandeja del horno)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco (unos 200 ml. de vino)
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo hacer una lubina al horno. Hay pocas recetas de pescado tan rápidas y sencillas y a la vez tan agradecidas como un buen pescado al horno. Si la materia prima es buena y se hace con cariño, el resultado es siempre delicioso. En el blog ya triunfa la lubina a la sal, pero esta es más sencilla si cabe.

La lubina, también llamada róbalo, es un pescado blanco con una carne muy apreciada al que le sienta especialmente bien el horno. Sobre todo si podemos hacernos con un ejemplar que haya sido capturado en libertad durante el otoño (esa es su mejor época, junto con la primavera). Para esta receta hemos usado una lubina criada en semilibertad, con lo que su sabor no llega a ser tan intenso como en los ejemplares provenientes del mar, pero supera al de piscifactoría.

Una de las principales características de la lubina es que se trata de uno de los pescados con la carne más magra, esto es, tiene un contenido en grasas muy bajo. Si la cocinamos al horno como vamos a hacer hoy, estaremos consiguiendo un plato muy saludable y nutritivo, porque además este pescado también destaca por su aporte de aminoácidos esenciales.

Vamos, que si su excelente sabor no fuese suficiente motivo para preparar una lubina al horno, podemos recurrir a muchos otros argumentos para llevar esta sencillísima pero efectiva receta a la mesa. Espero que os guste.

Preparación de la lubina al horno

  1. A la hora de comprar la o las lubinas, debemos decirle al pescadero/a cómo la queremos. En este caso para hacer al horno deben ser lubinas enteras. Limpias de tripas y escamas, pero que no le realicen cortes ya que si lo hacen se te secará. Es mejor que la piel esté entera. Ellos son los profesionales, sabrán perfectamente darte el mejor producto.
  2. Precalentamos el horno a 200º C. Pelamos y cortamos la cebolla en medios aros de medio centímetro de espesor como máximo.
  3. Pelamos y laminamos las patatas en rodajas de menos de un centímetro.
  4. En una fuente refractaria o en la bandeja del horno, extendemos un chorro de aceite de oliva virgen extra con la ayuda de un pincel de silicona o similar. Disponemos una capa de la cebolla troceada y sobre ésta, otra capa con las rodajas de patata.
  5. Salamos, espolvoreamos pimienta y repartimos un chorro de aceite por encima.
  6. Metemos en el horno en la parte central del horno durante unos 25 minutos. Al pasar el tiempo (o cuando las patatas están doradas, lo que suceda antes), sacamos la fuente.
  7. Primero haz la cebolla y las patatas. No lo introduzcas todo al mismo tiempo en el horno, porque el tiempo que requiere la lubina es mucho menor que el de otros ingredientes, que tienen que estar bien hechos.

Horneado y presentación final de la lubina al horno

  1. Recordad la proporción de 20 minutos por kilo de pescado. El truco de examinar el ojo, cuando se ponga blanco es que ya está hecho el pescado. Es importante no abrir el horno durante la cocción. Ya que debemos mantener la temperatura constante para que nos salga de lujo.
  2. Colocamos la lubina sobre las patatas, la bañamos con un vaso de vino blanco (podemos poner algo de PX, Oporto o similar, para dar más sabor). Aderezamos con un poco de perejil fresco picado, sal, pimienta negra o blanca y aceite de oliva virgen extra.
  3. Volvemos a meter la fuente en el horno durante otros 25 minutos, vigilando que la dorada no se haga en exceso.
  4. Para servir, cortamos la dorada con la ayuda de un cuchillo o una espátula. Colocamos una cama de patatas y cebolla y encima, la porción de pescado.

Sólo hace falta sentarse frente al plato y disfrutar. Si acompañamos la lubina al horno de un buen vino blanco fresco, ¡el espectáculo culinario está garantizado!

Una receta muy sencilla con la que quedaréis como reyes y reinas de cara a los menús navideños. Esta misma elaboración podéis usarla con otros pescados de carne firme como pueden ser la dorada, el besugo y especies similares.

Podéis acompañar la lubina al horno con verduras asadas o con una cama de patatas y cebolla caramelizada, simplemente deliciosa.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el álbum de la receta de lubina al horno.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *