Recetas de rechupete

Recetas de carnes y avesRecetas de ensaladas y verdurasRecetas de pasta

Noodles con pollo y verduras. Receta asiática paso a paso.

  • 2 personas
  • Preparación fácil
  • 2,8 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
Receta de noodles con pollo y verduras

Ingredientes

  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 1 zanahoria pequeña
  • Un manojo de tallos verdes de cebolleta
  • 1 cuarto de calabacín
  • 100 gr de brotes de soja natural (la mitad de una bandeja tipo que encuentras en cualquier super)
  • 1 huevo grande
  • 1 filete de pechuga de pollo (unos 200 g de pollo)
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 vaso de agua (300ml)
  • 1 paquete de noodles Yakisoba instantáneos marca Nissin

El requisito principipal para lograr un buen plato de noodles se basa en cinco pilares básicos de la cocina asiática: la frescura de las verduras y el pollo, el placer que conlleva hacerlo (debes disfrutar preparándolo), el tiempo para cocinar algo especial, la técnica con que vamos a cortar los ingredientes que van a garantizar un plato único y el último, quizás el más importante, la decoración, el placer de verlo antes de comerlo, que es la culminación de todo lo anterior para lograr un final feliz. Valentín aplicó sin duda los cinco pasos para que este plato saliese de rechupete.

Hace poco conocí a Valentín, una persona curiosa en muchos temas, entre ellos la gastronomía. A lo largo de la conversación me comentó que él preparaba una receta sencilla y exquisita de noodles, asegurándome que la receta de su amigo japonés Nobu era la mejor que había probado. Le reté enseguida a que me diese su receta para que todos pudiéramos probarla, y no tardó ni una semana en enviármela por mail.

El plato tiene su historia, comenta Valentín:

“Cuando estaba estudiando en San Francisco tuve la suerte de compartir piso de estudiante con mi amigo japonés Nobu y con el Filipino David, dos amantes como yo de la cocina. Les enseñé a cocinar todo lo castizo español, incluida la tortilla de patatas “Spanish Omelete”, y ellos a mí su cocina asiática. Fuimos conocidos en el campus por las suculentas cenas que montábamos casi semanalmente, en las que había colas para probar un arroz español o unos mejillones al Martini rojo, o los deliciosos noodles que hacía Nobu, entre otras muchas recetas. Aprendí mucho de la cocina asiática, (nunca antes había visto un wok y me parecía fascinante) y acabé haciendo muchos platos típicos japoneses y filipinos, pero con mi toque mediterráneo (con la excepción del aceite de oliva, que a pesar de ser fantástico no marida con lo asiático porque tiene un sabor más ácido que el vegetal).”

Os dejo con este exótico plato que podéis tunear con gambas, ternera, etc, no sólo con pollo, y que ya he seguido al pie de la letra (dentro de poco tendréis otra receta de noodles) . Esta receta traerá a vuestra casa lo mejor de la cocina de Valentín Prieto y os trasladará a uno de los platos más famosos de la cocina japonesa.

Preparación de los Noodles con pollo y verduras:

  1. Cortamos todas las verduras en tiras muy finas e igualmente el pollo, procurando que sean homogéneos el tamaño del corte de todos las verduras y el filete.
  2. Ponemos un wok o perfectamente una sartén antiadherente grande a fuego bien alto, echamos todo el aceite de girasol y cuando empiece a humear ponemos todas las verduras excepto los brotes de soja, removiendo constantemente hasta que se doren un poco. Al ser tan finas, basta con un minuto y medio para que queden “al dente”.
  3. Echamos los brotes de soja en la misma sartén (lo haremos siempre todo seguido sobre la misma sartén bien caliente) y echamos el chorrito de salsa de soja a los mismos. Removemos bien juntando todos los sabores, enseguida empezará a evaporarse la salsa, y en menos de veinticinco segundos o cuando pasen de estar blancos a transparentes, los retiramos junto con el resto de verduras. Reservamos en un recipiente y tapamos.
  4. Posteriormente freímos las tiras de pollo en el mismo wok, y reservamos con las verduras. Tapamos.
  5. Añadimos el huevo, lo removemos hasta que quede con la textura de la tortilla francesa, bien cuajada y troceada. Reservamos junto con todas las verduras y tapamos.
  6. Finalmente sobre la misma sartén o wok, vertimos el vaso de agua caliente y en cuanto empieza a hervir, ponemos el bloque de noodles secos en medio de la misma. En un minuto y medio procedemos a dar la vuelta a los noodles para que cuezan por la otra cara, y a su vez los abrimos con cuidado como si fuesen un libro para que ambas caras se hagan. Con un tenedor de palo para no dañar la sartén, vamos removiendo los noodles para separar los fideos hasta que queden sueltos, y antes de que se queden sin agua echamos el preparado de los noodles que viene en el sobre y removemos. Le da a todo el plato el aliño y el punto de sal, pero cuidado con aquellos que traen un preparado picante (a mí personalmente para este plato no me gusta, mata muchos sabores). Yo ese sobre extra no lo uso.
  7. Para terminar, juntamos los noodles con el resto de ingredientes, removemos bien todo y servimos directamente, acompañando el plato con una buena copa de vino blanco. Últimamente suelo tomarlo con un verdejo de Rueda y la combinación es perfecta, aunque también admite vinos tintos.

Os dejo con receta tan sencilla, en la que nos introduciremos sin traumas poco a poco en el mundo de la cocina asiática, tan lejana para los españolitos de a pié, pero mucho más sencilla de cocinar de lo que parece… tardamos 15 minutos en hacerla y el coste no supera los 5€. ¡Espero que os guste!

Consejos y recomendaciones sobre los noodles Yakisoba:

  • Los mejores para preparar esta receta son los Yakisoba instantáneos marca Nissin, y es que no todos los noodles son iguales, nos comenta Valentín que ha testado prácticamente todos, y nos aseguro que para esta receta son los del tipo Yakisoba. Los podéis encontrar en casi cualquier superficie, por ejemplo en cualquier Sánchez Romero (1 euro), El Corte Inglés (0,8 euros) o bien en centros especializados en comida asiática, el precio es de batalla, 0,66 centimos por el paquete de 100 gr, os aconsejo que compréis unos cuantos y así podéis volver a preparar esta receta cuando queráis.
  • Este tipo de fideos son muy nutritivos, tienen proteínas de alta calidad, muy ricos en vitamina B y minerales como el hierro y calcio. Y aunque sean un plato de comida rápida, es también saludable. Son un plato de diario cuando no tienes tiempo, en 15 minutos los tienes listos, y para ocasiones especiales en los que hay que pararse un poco en la elaboración. En Fin de Año, en Japón, preparan los “Toshikoshi Soba” o “Fideos del paso de año” (reciben este nombre por la forma alargada de los fideos que para ellos representan la longevidad y la felicidad duradera)
  • Los fideos Kasisoba al estilo chino reciben el nombre de Chukasoba en japonés. Estos fideos los llamaban soba porque se hacían con harina de alforfón, aunque actualmente esto ya no es así, sino que se elaboran con harina de trigo, agua y un agente alcalino llamado kansui. Este agente permite a los fideos adquieran la elasticidad necesaria y distintiva de este tipo de noodles. El kansui se obtiene de forma natural pero se ha sustituido por carbonato de potasio o carbonato de sodio sintetizado, que hace que los fideos tengan un aspecto rizado y elásticos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir