Recetas de rechupete

Ourense, una provincia que enamora

Ya sabéis que cuando hablo de Ourense lo hago siempre con la boca grande. Todos aquellos que me leéis en el blog o los amigos de Madrid a los que tengo braseados con mi ciudad materna, no dejo de dar el coñazo morriñento de Ourense para aquí, Ourense para allí. Bien, por fin he convencido a unos cuantos para ir al lugar que ha hecho de mi lo que soy, pues la forma de vida que he tenido y tengo cuando voy a terra da chispa, influye en mi carácter y en mi forma de ser. Y esa es la del orgullo por una tierra llena de potencial que tan poco se conoce fuera e incluso en la misma Galicia.

El trabajo que se está haciendo desde Turismo es muy bueno, no sólo se están quedando en las ferias importantes de turismo, sino que han cambiado radicalmente desde hace dos años, para que la promoción sea también a través del mundo 2.0. He sido un afortunado al poder asistir y colaborar en la última campaña de promoción #saboresdeOurense y espero que no sea la última, estoy seguro que el 2013 estará llena de nuevas ideas y retos para hacer de Ourense grande y deseada, mientras aporto mi pequeño granito de arena para que desde Recetas de rechupete, llevemos a todos los rincones del mundo las bondades de una provincia llena de productos de calidad, salud en el sector termal, pymes potentes que están poniendo toda la carne en el asador y sobre todo, su gente y sus calles, llenas de vida y repletas de historia.

Te imaginas una ciudad donde se puede tomar el sol los doce meses del año, cuidar tu cutis y mejorar tu salud con aguas termales puras,  dónde tomar el mejor pulpo y en el que las pulpeiras forman parte de la ciudad, en el que la empanada es la embajadora del mejor producto. Un destino que es perfecto para tomar fuerzas, curar el estress del día a día y llenar el espíritu y el bandullo.

La historia de esta ciudad nace en los asentamientos castreños del Castro de Oira, San Tomé, Valdegola y el próximo As Burgas, las fuentes de agua termal en torno a las cuales se conformó la ciudad romana y de la que confluye la actividad termal de Ourense. Dicen que su nombre procede del término Auriense, ”La ciudad del oro” por su enorme abundancia de este metal, lo que la convirtió en una importante ciudad de la provincia romana de Hispania hasta que se agotaron sus reservas del río Miño.

Es distinto estar en las Burgas con amigos, la sensación es la de enseñarle todos esos rincones que a ti te gustan y de esos que no salen en las guías, sobre todo en el tema de la gastronomía, este será un post aparte, en el que os recomendaré mis sitios preferidos para tapear y perderse a tomar un buen licor café, no tendréis problemas en futuras escapadas a Ourense, ya veréis. Si lo que te apetece es pegarte un baño de agua calentita, en el que da igual la temperatura exterior, si eres un apasionado de ese baño relajante en casa cuando llegas cansado de trabajar, en Ourense lo tienes muy fácil, tres propuestas para ir caminando al placer termal, As Burgas, A Chavasqueira y Outariz, como diría el amigo Nacho, calidad de vida.

En Ourense todo está cerca, olvídate del coche según llegues. Aquí el concepto es pasear, la prisa no va a ningún lado, si te tienes que parar a saludar, se saluda, y siempre acabas en algún ricón del casco viejo, una de las zonas más bonitas de la ciudad. Piedras centenarias y llenas de historia, tiendas coquetas donde el comercio local lo es todo, en el que encontraras cualquier cosa que necesites, y miles de restaurantes y bares de tapas en la llamada zona de los vinos o zona vella donde te será imposible no hacer una parada. Si lo que te apetece es ver la ciudad en perspectiva, tienes varios miradores, acceder al puente del Milenio es relativamente fácil, nosotros tuvimos la suerte de tener un buen día, y ver una bonita postal desde el mirador de la calle La Estrella (junto al Albergue de Peregrinos). De allí al Auditorio, Flavio Morganti y un montón de amigos nos tenían preparado un orgasmo gastronómico, Sabores de Ourense que el crack Flavio hilo para disfrute de todos, este ourensán con acento italiano, no sólo es un gran cocinero, sobre todo es un gran comunicador, de esos con los que puedes hablar horas sin que pasen.

Flavio Morganti, ha sido uno de los creadores del “PulpoOuriensis”. Un pulpo que es el resultado de I+D junto con la empresa orensana Aceites Abril. El “PulpoOuriensis” se elabora a la manera tradicional, pero en lugar de cocerlo en agua, se realiza la cocción en vinos de las cuatro denominaciones de origen de la provincia: Ribera Sacra, Ribeiro, Valdeorras y Monterrey, y terminando para además de aportarle sabor, también color, con un aceite llamado Aouris que Elena Pérez nos explicó con detalle, la combinación perfecta gracias a su color aureo, pulpo y oro, que gran idea.

Para aquellos que no hayáis probado el pan de Cea, os diré como en el eslogan de las pipas, que no debéis dejar este mundo sin probarlo. A unos 24 km de Ourense, existen multitud de pequeños y tradicionales hornos de leña donde se elabora este pan tan especial, cuya receta ha pasado como un valioso legado de generación en generación. Carlos, un panadero experimentado, detalló el cuidadoso proceso de elaboración que consta de hasta 7 etapas y varias horas de duración desde el primer amasado hasta el reposo de las piezas, este pan fue un gran descubrimiento, pues muchos de los blogueros que estaban en Ourense no lo habían probado nunca.

Para regar este excelente pulpo, nos presentaron un vino de cultivo orgánico y biodinámico, desde las tierras de San Amaro se sitúan los viñedos de la bodega “Lagar de Sabariz”, en un extraordinario entorno para el cultivo del vino. A partir de las variedades treixadura y albariño surge un vino con personalidad de finca, fresco, con rico aroma floral, azahar y acacia. Pilar Higuero nos presento con pasión el vino A Pita Cega, que acompañó a la perfección este pulpo.

Maite González nos aportó una entretenida exposición sobre los ilimitados valores gastronómicos y los encantos de la castaña gallega. No sólo la castaña sino su máxima expresión gourmet, el Marrón Glacé de la empresa orensana Cuevas. Nos explicó desde la recogida, selección y todo el proceso de 12 días hasta su resultado final, un joya del bosque.

Le llegó el turno a uno de mis últimos descubrimientos ourensanos, el Tostado de Costeira (Ribeiro dulce), Manuel Castro, enólogo de Viña Costeira nos aportó una ilustrativa información sobre un sabroso y afrutado vino tostado, impresionante.

Con todo este programa difícil no disfrutar, ¿verdad?. Flavio, que, aparte de gran cocinero es un gran comunicador, hizo de maestro de ceremonias increíble, mostrándonos cada preparación con entusiasmo, dejándonos participar en todo y contándonos los secretos de sus elaboraciones. Todo lo que nos preparó y que podéis ver en las fotos, estaba estupendo. Disfrutamos de sabores y texturas, para que nuestros sentidos fueran cautivados uno tras otro por estos #saboresdeourense.

  • Tartar de vaca gallega
  • Gelatina de boletus
  • Consomé de vaca gallega
  • Caldo gallego
  • Berberechos gigantes al vapor
  • Empanadillas esféricas
  • Chips del bosque
  • Ravioli de grelos rellenos al lacón
  • Vasito de cocido gallego
  • Solomillo de Porco gallego con castañas
  • Chuletón de vaca gallega a la plancha
  • Dulces hebreos de la Tahona Herminia
  • Bombones de castaña
  • Bica mantecada
  • Castañas en salsa de toffe
  • Castañas asadas
  • Y acabamos con un café de Las Antillas – Campos.

Si tenéis oportunidad, en vuestro próximo puentes, minivacaciones o ese fin de semana especial, no dejéis de escaparos a Ourense, ya me contaréis… y repetiréis!! Seguro.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir