Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Patatas al horno al estilo Hasselback

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.4/5
  • 14 votos
Patatas al horno al estilo Hasselback

Info.

Ingredientes para Patatas al horno al estilo Hasselback

  • 6 patatas medianas, a ser posible de variedad de patata para asar (Kennebec o Spunta)
  • 8 dientes de ajo medianos
  • 6 bolas pequeñas de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • Sal en escamas y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra (con 100 ml. es suficiente)
  • Opcional: 1/2 guindilla o cayena

Cómo hacer unas patatas Hasselback. Cuando hablamos de un acompañamiento perfecto para un plato de carne, pescado o verduras, muchos de vosotros pensáis en patatas o papas al horno.

La manera clásica es muy sencilla de cocinar patatas al horno son con su piel bien lavadas, sazonamos con sal y pimienta, las envolvemos en papel de aluminio y al horno durante 45 minutos. Un interior suave y esponjoso con una piel crujiente, simplemente grandiosas.

Pero hoy queremos ir un poquito más allá con estas patatas Hasselback o patatas asadas en acordeón, similares a las clásicas en su preparación salvo por el tipo de corte en forma de láminas.

El sistema de corte en forma de acordeón facilita la cocción y la entrada de sabores dentro de la patata o papa. Con esta receta logramos que la patata quede muy crujiente por fuera y suave por dentro, con un montón de matices que no conseguimos con las patatas al horno clásicas.

El origen de esta guarnición se remonta al año 1700 y su nombre deriva de Hasselbacken, el restaurante de Estocolmo que las servía en su menú. Se convirtió primero en una de las preparaciones con patata más famosas entre la gente de Estocolmo y Suecia, para luego extenderse a muchos hogares y restaurantes de todo el mundo.

La popularidad del plato a menudo se atribuye al relleno que puede ponerse entre las láminas. Las patatas Hasselback admiten muchos tipos de condimentación, especias como el romero, orégano o el tomillo, solas con un poco de mantequilla, con ajo o distintos tipos de queso en el interior de la patata.

Dad rienda suelta a vuestra imaginación y variad la receta según vuestro gusto. Son un acompañamiento perfecto que sorprenderá a vuestros invitados y que os facilitará el trabajo en la cocina, pues no hay necesidad de servir con una salsa a un lado u otros complementos. Todo lo que necesitas es un poco de paciencia. ¿Te atreves con ellas?

Preparación de estas patatas al horno

  1. Elegimos unas patatas que sean buenas para este tipo de receta. Para asar al horno, hacer patatas “panaderas” o para acompañar a asados son excelentes las variedades harinosas, que pierden su textura y quedan blandas, pero sin deshacerse.
  2. Os recomiendo una patata gallega (Kennebec) o de la variedad Spunta. Debemos elegir patatas medianas que sean del mismo tamaño aproximadamente. De esta forma se hacen todas a la vez y no queda ninguna cruda por dentro.
  3. Las lavamos debajo del grifo y las cepillamos para eliminar cualquier resto de tierra. Las secamos muy bien con un paño de algodón o papel de cocina.
  4. Tenemos que hacer rodajas pero sin atravesar del todo la patata para que ninguna se suelte. Podemos hacerlo de varias maneras (seguid el vídeo que os muestro a continuación y no tendréis ninguna duda)
    • La primera sería atravesando la patata con una brocheta, justo por la base. Con un cuchillo muy afilado vamos haciendo las láminas hasta que el cuchillo choque con la brocheta. Esta nos impide partir del todo la patata y que se separe, pues actúa como tope.
    • En la segunda vamos a emplear unos palillos chinos de madera. En la tabla de cortar ponemos la patata y dos palillos chinos a cada lado de la misma. De esta forma no terminaremos de hacer el corte a la patata totalmente. Ya que el cuchillo se frena con los palillos.
    • La tercera y más sencilla sería cortar las patatas en rodajas finas encima de una cuchara de madera grande y curvada. El borde curvo de la cuchara actuará como tope. Y recordad que siempre se puede volver atrás y cortar las rodajas de un poco más abajo si fuera necesario.

Laminado de las patatas asadas Hasselback

  1. Las láminas deben ser de 4 a 6 milímetros de grosor y deben hacerse a lo ancho, no a lo largo. Podéis ver cómo son por la fotos del paso a paso.
  2. Pelamos los ajos y cortamos en láminas muy finitas. Insertamos una porción delgada de ajo entre las láminas de patata. No tienen que ir en todas, podemos poner el ajo cada 3.
  3. Esto hará que las rodajas de la patata se queden abiertas y circulará el aire entre las aberturas, además de aportar un montón de sabor al tostarse el ajo.
  4. Otra opción sería hacer un majado. En un mortero machacamos el ajo, junto con la sal, pimienta negra recién molida, tus especias preferidas (el orégano le va muy bien) y un poquito de guindilla (opcional).
  5. Cuando esté todo muy bien majado, añadimos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y mezclamos bien. Este majado sería para sustituir por la láminas de ajo entre la patata y se añadiría por encima antes de hornear.

Horneado y presentación final de las patatas asadas Hasselback

  1. Precalentamos el horno durante 10 minutos a 200º C.
  2. Colocamos las patatas en una bandeja y salpimentamos al gusto. Ponemos un poco de mantequilla encima de cada una o el majado que hemos preparado. Las dos cosas a la vez no, sabría demasiado a ajo.
  3. Horneamos en la bandeja del medio con calor arriba-abajo y aire a unos 160º C.
  4. Durante unos 35 minutos sin son medianas y 45 minutos si son grandes. Iremos comprobando si están hechas con un tenedor.
  5. Es importante que no se quemen. Si vemos que se empiezan a churruscar las cubrimos con un poco de papel de aluminio.

Cuando estén listas las servimos bien calentitas. Pueden ser un aperitivo, un tentempié o una guarnición del almuerzo o cena. Patatas crujientes por fuera y tiernas por dentro. ¡Geniales!

Si no te quieres perder detalle de como preparar esta receta de patatas Hasselback, pulsa en las fotos del paso a paso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. luisa dice:

    Gracias me encanto se deliciosa y muy linda.

  2. luis dice:

    tienen muy buena pinta y las voy a probar. Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *