Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pavo relleno asado

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 1 voto
Pavo relleno asado

Info.

Ingredientes para Pavo relleno asado

  • 1 pavo pequeño de unos 4 - 4 y medio kg. aprox.
  • 3 cebollas grandes
  • 50 g de nueces peladas
  • 50 g. de uvas sultanas o pasas
  • 150 g. de mantequilla
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto)
  • 150 g. de bacon
  • 200 g. de zanahorias, comino molido, canela molida, sal y pimienta (al gusto)
  • 2 naranjas y su ralladura
  • Stuffing mix preparado, Stove top Kraft (170 g.)
  • Salsa - Gravy (preparado para el pavo) y Salsa de Arándanos (Jellied cranberry sauce) de nuestra Foodinthebox
  • Opcional: Unas ramitas de tomillo, romero y orégano

Cómo preparar pavo relleno. Hasta hace algunos años el pavo asado y relleno solamente se asociaba a ocasiones muy puntuales del año como Navidad o el día de Acción de Gracias, pero ahora es un plato especial para muchos días del año.

El pavo contiene muy poca grasa, no tiene colesterol y su carne es muy nutritiva y sabrosa, así que es una gran opción como plato principal para estas fiestas navideñas en las que ya estamos a tope de calorías. Además su preparación es sencilla, se suele hacer como un pollo común: asado o relleno de otros alimentos, pero invirtiendo más tiempo en el horneado. Tenéis varios ejemplos en el blog como la pularda de conventoel gallo de Mos o el famoso Capón de Villalba que preparo al estilo gallego.

El pavo, llamado gallina de las Indias por los conquistadores españoles, es oriundo de México donde los aztecas lo llamaban guajalote. Llegó a Europa procedente de este país en el primer tercio del siglo XVI a través de los jesuitas. De ahí que al pavo al principio se le llamara “jesuita”. En aquella época se convirtió en símbolo de exquisitez que se reservaba a la monarquía y la alta sociedad, y más tarde en protagonista de comidas y cenas navideñas. Los ingleses, lo llamaron ”turkey”, porque lo descubrieron en Turquía, y lo convirtieron en el plato clásico de la Navidad.

El pavo asado relleno es una de la opciones para el día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day). Una celebración tradicional de Estados Unidos, que se celebra todos los años el cuarto jueves del mes de Noviembre, que este año es el 26 de Noviembre. Generalmente en esta festividad se reúnen en torno a una mesa familiares y amigos a compartir un banquete. Aunque sus orígenes son religiosos, está considerada como una festividad secular.

La mayoría de personas en los Estados Unidos celebran esta fiesta con reuniones familiares en sus hogares donde preparan un banquete. En muchas casas es común ofrecer una oración de gracias y el plato principal tradicional para la comida o cena es un gran pavo asado u horneado. Este pavo tradicionalmente va acompañado con un relleno hecho de pan de maíz y salvia y se sirve tradicionalmente con una jalea o salsa de arándanos rojos. Y para acabar esta copiosa comida, no puede faltar un buen postre, se suele acompañar con su famosa Apple Pie, pastel de manzana o un delicioso brownie de chocolate.

También encontramos el pavo relleno en muchos hogares en Navidad. Todo ello sin olvidarnos de los sabrosos, tradicionales e interminables menús del 24 de diciembre. Y es que los platos americanos son mucho más que comida rápida, su gastronomía es tan heterogénea como sus diversos territorios y en su conjunto es mucho más rica de lo que popularmente creemos. Tras la imagen de “fast food” se esconden un sinfín de platos tradicionales muy elaborados como su plato estrella. Espero que os guste y os animéis a prepararlo en estas fechas.

Antes de cocinar el pavo al estilo EEUU

  • Stuffing: Es el relleno del pavo. Tradicionalmente está hecho de pan de maíz, pasas, apio, cebolla y frutos secos. En este caso sustituimos la mayor parte de ingredientes por un relleno ya preparado que está buenísimo. Lo más recomendable es preparar gran cantidad de este relleno, incluso de forma independiente para poner en una fuente y que cada uno se ponga lo que quiera en el plato.
  • Gravy: Es la salsa que se hace con los jugos de la cocción del pavo y se utiliza como acompañamiento.

Preparación del pavo relleno

Podéis ver en la foto que el pavo es mucho más grande que un pollo, y eso que este no era de los más hermosos. Por suerte el bicho viene ya preparado, vacío y limpio, pero es importante pasarle un poco de agua para quitar posibles impurezas y secarlo con papel absorbente.

  1. Preparamos el relleno o stuffing en una sartén grande. Calentamos la mitad de la mantequilla con el aceite de oliva virgen extra (para celerar el proceso de calentado) hasta que se haya derretido. Pocharemos las cebollas que previamente hemos cortado en trozos pequeñitos, durante unos 10 minutos a fuego medio-alto. Cortamos el bacon en tiras pequeñas y lo añadimos a la sartén y removemos todo muy bien integrando los ingredientes.
  2. Ahora sólo nos queda echar nuestro preparado de relleno o stuffing (que le dará todo ese sabor de los pavos al estilo americano), las nueces y las uvas pasas previamente hidratadas con un poco de agua (os aconsejo hacerlo en un vaso con agua y al microondas durante 1 minuto, es más que suficiente). Añadimos la mitad de un vaso de agua y mezclamos, dejamos que reduzca el relleno durante unos 5 minutos. Este relleno le va a dar aromas y la carne absorberá parte del sabor del mismo, vamos, un lujo. No vamos a emplear todo, sólo una tercera parte. Reservamos en la sartén.
  3. Una vez que hemos lavado muy bien el pavo y secado, untamos con el resto de la mantequilla, por fuera y dentro del mismo. Además de ayudar a que se tueste en el horno, será parte fundamental para que cuando salpimentemos el pavo, se pegue bien a la superficie. Rallamos las naranjas encima del pavo y salpimentamos. Con la ayuda de las manos, frotamos por toda la superficie, incluso por el interior del animal.
  4. Ahora vamos a rellenar el pavo, con la ayuda de una cuchara metemos el stuffing que tenemos reservado en la sartén, casi a presión, hasta que no nos quede hueco. Para cerrarlo lo cosemos con hilo de cocina, yo juego con ventaja pues mi madre es modista y algo se me ha pegado. Una vez cerrado colocamos en una fuente grande y exprimimos las naranjas vertiendo el zumo por encima del pavo y colocamos las cáscaras en la fuente.

Horneado del pavo relleno

  1. A la hora de asar el pavo se necesita un buen control del fuego con el objetivo de que se haga por dentro sin tostarse demasiado o quedarse seco por fuera.
  2. Precalentamos el horno a 150º C durante unos 15 minutos (lo justo mientras rellenamos y cerramos el pavo). Tal como veis en las fotos la bandeja irá al fondo del horno. Hay que tener en cuenta que el pavo (que es grandísimo) lo tenemos que meter sobre la rejilla y tiene que entrar, así que la colocamos casi a ras de la parte baja del horno, justo encima de la bandeja.
  3. En la bandeja vertemos medio vaso de agua, más el zumo de naranja anterior y unas ramitas de tomillo y orégano (opcionales). De esta manera el horno tendrá la humedad suficiente para que el pavo no se quede como una piedra.
  4. Metemos la fuente con el pavo en la rejilla y horneamos a 220º C durante 30 minutos. Posteriormente colocamos papel de aluminio encima del pavo y horneamos a 180º C durante 40 minutos por cada kilo del animal, controlando que no se nos queme. Este me llevó 3 horas de horno. Lo más importante de este proceso es regarlo con el caldo que va soltando cada 30 minutos, así evitamos que el animal se quede seco y que la piel se nos queme.
  5. El proceso no es difícil pero sí laborioso, tened en cuenta que son 2-3 horas, en las cuales podemos estar viendo la TV, leyendo un libro o perdiéndonos por internet. Programad el reloj de cocina o temporizador para que os avise cada 30 minutos.

Preparación de la salsa Gravy y presentación final

  1. Para completar la guarnición opté por una acompañamiento de zanahorias muy americano, super sencillo. Cortamos las zanahorias en bastones y salteamos en una sartén a fuego bajo con un poquito de mantequilla, unos 30 minutos, hasta que se queden tiernas.
  2. Salpimentamos y espolvoreamos con un poco de canela y comino molido. Increíble para acompañar el plato.
  3. También dejé preparada la salsa de arándanos sin complicarme la vida. Se puede comprar en cualquier súpermercado.
  4. Sólo tenéis que ponerla en un cazo a temperatura media, añadir una o dos cucharas de agua y con unas varillas, mezclar todo. De igual manera hacemos la salsa de acompañamiento del pavo.
  5. Echamos en otro cazo un vaso y medio de agua caliente y tres cucharadas del Gravy (preparado para el pavo). Removemos hasta que esté espeso. Reservamos.
  6. Una vez que tenemos todo preparado, animal y guarnición, retiramos el animal a una base donde trincharlo. Debe ser una superficie fija para que no se mueva demasiado y con cuidado, lo trinchamos y loncheamos. Es la parte más difícil, así que si alguien se ofrece voluntario no lo rechacéis.
  7. El relleno lo echamos en la bandeja con el caldo y jugos que ha soltado el pavo. Añadimos todo el stuffing o relleno que tenemos reservado y mezclamos bien, así conseguimos más sabor. Esto es lo mejor del plato, sin duda está delicioso.
  8. Para emplatar ponemos un trozo de pavo, algo del relleno y los acompañamientos. Las salsas (previamente calentadas) las ponemos en unas salseras aparte para que cada uno se eche lo que quiera. Si os gustan las patatas asadas, le van que ni pintadas o una guarnición de guisantes con salsita del pavo… de rechupete.

Simplemente grandioso, una receta de 10 puntos con la que impresionarás a tus invitados. Eso sí, no se os ocurra poner platos previos, debe ser plato único, con un buen postre americano como la tarta de calabaza o Pumpkin pie, café o té ¡y bien regado del vino que más os guste!

No dejéis de disfrutar de todas las recetas con carne que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *