Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pierna de cordero rellena al horno

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4/5
  • 1 voto
Pierna de cordero rellena al horno

Info.

Ingredientes para Pierna de cordero rellena al horno

  • 1 pierna de cordero pequeña
  • 1 cucharada de tomillo
  • 5 dientes de ajo
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto)
  • 100 gr. de setas (en este caso empleé Cantharellus cibarius)
  • 3 cda. aceite de oliva virgen extra
  • ½ manzana y 30 gr. uvas pasas
  • 250 ml. brandy y 100 ml. agua
  • 1 cda. fécula de maíz o Maicena

Cómo preparar un cordero al horno. El cordero es una de las recetas de carnes recurrentes en casa para cualquier reunión o fiesta familiar. Ya sean unas chuletillas de cordero, un sencillo cordero asado o un guiso con verduras, se trata de una carne que nos gusta a todos y mi madre cocina a las mil maravillas. La receta de hoy es un poco diferente, se trata de una pierna de cordero al horno, pero esta vez deshuesada y rellena.

Si sois de los que os gusta la tradicional pierna de cordero al horno, esta receta os va a encantar, aunque tanto el cochinillo al estilo segoviano, el cordero asado como el cabrito al horno son una de esas comidas o asados familiares de domingo para todo el año. Soy de la opinión de que cuando cocinamos una carne deshuesada nos preparamos para un disfrute aún mayor del que tendríamos si no lo estuviera. No penséis que no disfruto escudriñando el hueso, me encanta desde pequeño, pero tener la facilidad de comer un buen trozo de carne sin complicarse en el proceso, disfrutando de cada bocado y, como en el caso de esta receta, que cada bocado esté acompañado por ingredientes que lo aromatizan y aportan otras texturas me encanta.

Para los que pensáis que se me está yendo un poco la cabeza y que me estoy poniendo en plan vago, no me lo tengáis en cuenta. Sólo puedo deciros que se trata de una receta de categoría. En esta ocasión el relleno está acorde con la época del año, manzanas, uvas pasas y setas, pero podríamos utilizar cualquier otro ingrediente que os guste. Quedaría perfecta la pierna de cordero rellena con orejones, boletus y peras, las combinaciones son muchas y siempre al gusto del consumidor. Espero que os guste y os animéis con la receta en casa.

Preparación de la pierna de cordero rellena

  1. Antes de nada para poder preparar esta pierna de cordero rellena, lo que tenemos que hacer es pedirle a nuestro carnicero que nos la deshuese. Hace falta cierta práctica para no hacer un desastre al retirarle el hueso, así que lo mejor es dejar este trabajo a los profesionales. Ya en casa eliminamos de la carne restos de grasa que veamos que podemos retirar y reservamos.
  2. Ponemos las uvas pasas a macerar en el brandy y reservamos hasta que sea el momento de utilizarlas.
  3. En un mortero vamos a hacer un majado con la pimienta negra, la sal, el tomillo y 4 de los dientes de ajo, machacándolos bien hasta que los ingredientes se queden como una pasta. Untamos la carne de la pierna con el majado distribuyendo bien la pasta por toda su superficie y reservamos.
  4. Cortamos el pie de las setas, que es lo que más tierra tendrá y las lavamos delicadamente  para estropearlas lo mínimo posible. Las dejamos en un colador de cocina para que escurran toda su agua y las secamos con papel de cocina.

Preparación final del cordero relleno

  1. En una sartén calentamos el aceite de oliva y doramos ligeramente el ajo troceado. Añadimos las setas y las cocinamos durante 10 o 15 minutos, hasta que se haya evaporado toda el agua que van a soltar. Extendemos las setas por la superficie de la pierna de cordero y reservamos.
  2. Pelamos y descorazonamos la manzana y la cortamos en gajos finos. Colocamos los gajos encima de las setas. Escurrimos las uvas pasas ya maceradas y las distribuimos encima de la carne con el resto del relleno. Enrollamos la carne hasta que quede todo el relleno en su interior y con cordel de cocina la atamos para evitar que se abra.
  3. Colocamos la pierna rellena en una bandeja de horno y la regamos con el brandy, el agua y un chorrito de aceite de oliva. Metemos al horno previamente caliente a 200º C durante 10 minutos.
  4. Bajamos la temperatura del horno a 180º C y horneamos durante 1 hora 15 minutos. En la mitad del proceso le damos la vuelta a la carne y añadimos más brandy y agua si fuera necesario.
  5. Retiramos del horno la carne, le retiramos el cordón de cocina y la pasamos a la bandeja de servicio. Tapamos con papel de aluminio durante 20 minutos antes de servir para que la carne se asiente.
  6. Mientras preparamos la salsa. Para ello añadimos ½ vaso de agua a la fuente donde cocinamos la pierna para que se ablanden los restos que han quedado pegados. Colamos el líquido resultante y lo ponemos en un cazo en el que diluiremos la fécula de maíz mientras aún está frío. Ponemos la salsa a cocer hasta que comience a espesar y retiramos del fuego. La salsa resultante, la coláis y la presentáis en un recipiente a parte, para que cada uno se sirva a su gusto.
  7. Cortamos el cordero en lonchas un poco gruesas y servimos al gusto de los invitados. Un consejo es esperar un poquito a que enfríe, la dejamos reposar unos minutos, antes de cortarla, para que los jugos interiores se repartan bien. Así será más fácil filetear nuestra pierna de cordero, sin sustos de que se nos deshaga.
  8. Salseamos y decoramos opcionalmente el plato con una hojita de perejil. Podemos acompañar nuestro cordero con unas patatas fritas regadas con parte de la salsa del asado, o con vuestra ensalada preferida.

Al final, ha sido más fácil de lo que me esperaba y el resultado ha sido muy bueno así que, creo que repetiré en breve con otros rellenos. Es una receta muy sencilla de preparar ya que casi todo el trabajo lo hará el horno. Importante para no complicarnos la vida es que vuestro carnicero de confianza nos deshuese la pieza para rellenar y sólo quedará dejar volar nuestra imaginación. Nos quedará un plato de rechupete, digno de cualquier fiesta.

Os recomiendo acompañar el asado con la guarnición más socorrida y utilizada en nuestro país, las patatas. Ya sean unas patatas asadas al estilo Jamie Oliver,  Ya sean patatas a la francesa, unas papas con mojo, cocidas, patatas fritas, patatas guisadaspapas al horno, patatas a la importancia, patatas rellenas, acompañadas de salsa brava, en ensalada o simplemente un puré de patatas, las patatas son un recurso fácil y acertado para acompañar de manera perfecta esta receta. ¡Disfrutad de su dulce sabor!

No dejéis de disfrutar de todas las recetas con carne que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Emilio Arévalo dice:

    Me ha gustado mucho la explicación de la receta.
    La probaré en Navidad, ya os cuento
    Emilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *