Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pimientos rellenos de morcilla

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.9/5
  • 22 votos
Pimientos rellenos de morcilla

Info.

Ingredientes para Pimientos rellenos de morcilla

  • 12 pimientos de piquillo
  • 1 morcilla de arroz de Burgos (recomiendo una de Villalba o de Lerma)
  • 1/2 puerro
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 75 ml. de vino blanco
  • 500 ml. de caldo de verduras
  • 40 gr. harina de maíz o almidón de maíz
  • 200 ml. de nata o crema de leche para cocinar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer unos pimientos de piquillo rellenos de morcilla. Con los pimientos de piquillo pasa lo mismo que con los canelones y lasañas, podemos rellenarlos de casi cualquier cosa.

Hoy os traigo una nueva receta para prepararlos en casa, pimientos de piquillo rellenos de morcilla, un éxito en muchas casas de Navarra.

Los pimientos de piquillo son un vegetal típico de Lodosa, Navarra, y cuentan con D.O.P. fuera de la zona no es fácil conseguir, por no decir, imposible, esta variedad de pimientos, pero lo que sí tenemos es su versión enlatada que se comercializan ya asados y limpios.

Este vegetal nos ofrece un sinfín de opciones a la hora de rellenarlos, ternera, pollo, verduras, langostinos o bacalao. En el caso de la receta de hoy, hemos optado por una morcilla de arroz de Burgos. Aunque pudierais pensar que con la morcilla el relleno será un poco fuerte o excesivo, la verdad es que el resultado de la receta es suave y sabroso.

Si sois de los que os gustan estos embutidos, seguro que la receta de hoy os va a encantar, unos muy fáciles de preparar pimientos de piquillo rellenos de morcilla, sabrosos y suaves.

Preparación de la salsa y el relleno de los pimientos

  1. En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva. Cuando el aceite esté listo agregamos ½ cebolleta, 1 diente de ajo y ½ puerro, todos cortados en dados pequeños. Sofreímos la verdura durante unos 20 minutos, hasta que esté bien blandita.
  2. Mientras se cocinan las verduras preparamos una crema, entre bechamel y velouté. En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y añadimos la otra media cebolleta bien picadita. Sofreímos la cebolleta hasta que esté transparente.
  3. Añadimos 25 gr. de harina y la cocinamos unos minutos antes de agregar el vino blanco. Dejamos que se evapore el alcohol unos minutos e incorporamos el caldo de verduras y la nata. Cocinamos la crema durante 10 minutos, probamos el punto de sal y reservamos.
  4. Abrimos la morcilla y le retiramos la piel exterior. La incorporamos a la cazuela donde tenemos el sofrito de verduras y dejamos que se cocine durante unos 10 o 15 minutos. Añadimos 5 o 6 cucharadas de la bechamel que tenemos reservada, mezclamos bien y apagamos.
  5. Cuando el relleno se haya templado ligeramente procedemos a rellenar los pimientos. Una vez que tengamos todos los pimientos rellenados, los colocamos en un recipiente apto para horno y regamos con el resto de la bechamel que tenemos reservada.

Horneado de los pimientos y presentación final

  1. Con el horno previamente caliente a 170º C, horneamos durante unos 10 o 15 minutos.
  2. Servimos los pimientos rellenos de morcilla recién hechos, aunque también estarán de rechupete una vez fríos.
  3. A pesar de llevar morcilla entre sus ingredientes, no se trata de un plato pesado ni demasiado contundente. La combinación de sabores es perfecta para que disfruten tanto niños como mayores.

Si aún así no lo tenéis claro, os dejo un paso a paso en fotos de esta receta de pimientos rellenos de morcilla. No os perdáis detalle y os saldrán perfectos.

Consejos para unos pimientos rellenos de rechupete

  • La calidad de los ingredientes hará que la receta sea un aprobado justito a un notable alto. No dudéis en comprar unos buenos pimientos del piquillo y por supuesto una buena morcilla de arroz, la de Villalba o la de Lerma (cerca de Aranda) es una magnifica opción. Es de cerca de la zona de mi chica, siempre traemos unas cuantas cuando vamos de visita.
  • Aunque os parezca mentira el sofrito de verduras es clave en la receta. Pues es parte del acompañamiento de la morcilla, hará que queden suaves y con mucho sabor. Redondeamos el relleno con una salsa ligera, una velouté, que aportará suavidad y sabor al relleno.
  • La velouté es una salsa clara que se prepara con caldo, ya sea de verduras, de carne o de pescado y se engorda con un roux de mantequilla y harina a partes iguales. La diferencia con la bechamel es que se sustituye la leche por caldo.
  • Con esto se consigue una salsa más ligera y sabrosa, que permitirá que la morcilla aporte todo su sabor que no nos resulte un plato excesivamente pesado o contundente
  • No os paséis con la sal, recordad que la propia morcilla ya tiene. Id probando antes de añadirla para que el relleno no os quede salado. Si os gustan los pimientos especiados, al relleno de morcilla le acompaña muy bien, la canela y el comino.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Carlos dice:

    Hola Alfonso! Una pregunta: ¿La harina ha de ser de maíz o puede ser de trigo?. Saludos,
    Carlos Iglesia Puig

    • Alfonso dice:

      Hola Carlos! Sí, también puede ir con harina de trigo, el almidón o harina de maíz es por el tema de celiacos. Pero sirve perfectamente cualquier opción. Espero que te gusten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *