Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pizza vegetal. Cómo preparar pizza casera con vegetales

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 2 votos
Pizza vegetal. Cómo preparar pizza casera con vegetales

Info.

Ingredientes para Pizza vegetal. Cómo preparar pizza casera con vegetales

  • 250- 300 g. de masa de pizza (para la base)
  • 1/2 vaso de salsa de tomate casera (100 ml. aprox.)
  • 1/2 berenjena
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cebolla pequeña (también nos vale una morada, que da mucho color)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Una cucharadita (tipo postre) de orégano seco
  • 100 g. de queso curado tipo parmesano (o vuestro queso preferido)
  • 150 g. de queso mozzarella di bufala
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Una de las pizzas que más triunfa en casa es la que preparamos con verduras de temporada. En este caso mezclando el sabor dulce del pimiento rojo y la cebolla, con la intensidad de la berenjena y el calabacín. En el blog tenéis varios tipos de pizza, la de 4 quesos triunfa en todas las cenas, pero de las que solemos preparar ésta es la más sana, con un toque justo de queso, muchas verduras y una masa de pizza de pan casera.

La pizza es un plato que admite gran variedad y combinación de ingredientes, por lo que podemos adaptarlo al gusto de la familia. En casa somos dos y muchas veces cada parte de la pizza va con un tipo de ingrediente, por un lado los que me gustan a mi y en el otro los de mi chica, así no hay problemas y cada uno se come su pizza perfecta. Con la vegetal no hay guerra posible, la base es una orgía de sabores que nos gusta a los dos. Preparar una pizza vegetal es una manera divertida, colorida y original de comer verduras, además de rica y nutritiva.

La pizza vegetal está cargada de proteínas y vitaminas, se puede convertir en un plato estrella tanto para aquellos que desean comer bien a base de verduras comopara  los más peques de casa que siempre protestan cuando ven algo verde. Una propuesta rápida, sencilla y perfecta para ver las finales de cualquier deporte en nuestro sofá preferido. ¡Ñammmm! ¿A qué esperáis?

Preparación de la masa

Normalmente para la pizza suelo emplear la masa clásica de pizza italiana, aunque en este caso he utilizado una mezcla de 2 tipos de harina, harina de fuerza ecológica y harina integral de espelta ecológica. Estos dos tipos harán que la corteza de nuestra pizza sea casi profesional.

  1. En un bol grande echamos los dos tipos de harina. Dejamos unas 2 cucharadas de harina separadas para ir engordando la masa. Con una cuchara hacemos un hoyo en el centro del bol y echamos la levadura disuelta en el agua tibia. Removemos con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera y vamos poco a poco mezclando con la harina.
  2. Añadimos el aceite de oliva virgen extra y la sal (es importante que la sal y la levadura no entren en contacto directo para no tener problemas en el proceso de fermentación). Seguimos removiendo lo que empieza a ser la masa, por ahora será una mezcla pegajosa pero firme.
  3. Preparamos la zona donde vamos a amasar, por ejemplo la encimera de la cocina es perfecta. Llenamos la zona de la encimera de harina, sacamos la masa del bol y empezamos a trabajar la masa con las manos. Es muy importante el refinado de la masa para que quede más elástica y suba mejor. Para refinarla hay que estirar la masa como un churro y retorcerla en espiral varias veces. Al final volvemos a juntar y amasar de nuevo durante unos diez minutos. Este es el truco que hace que la masa sea increíble.
  4. Después de esos 10 minutos podremos manipular la masa con más rapidez, se irá quedando elástica y homógenea.
  5. Vamos tornando la masa en una bola. Cogemos el anterior bol y lo enharinamos. Introducimos la bola de masa en él. Tapamos el bol con un trapo de algodón durante unos 45 minutos- 1 hora. Para saber el tiempo que se debe dejar levar la masa, utilizad el siguiente truco: si la apretamos con un dedo y la masa vuelve a su posición original estará lista para preparar.

Preparación de la pizza vegetal

  1. Precalentamos nuestro horno a 250º C.
  2. Espolvoreamos con harina la encimera y estiramos la masa con el rodillo de manera que quede lo suficientemente fina para que cuando la horneemos quede crujiente. Añadimos la salsa de tomate frito casero con una cuchara, debemos untar toda la superficie dejando los bordes sin tomate, con un pincel o con la misma cuchara, con movimientos circulares. Espolvoreamos con el orégano picado.
  3. Metemos la base de pizza al horno sobre la plancha de metal y bajamos la temperatura del horno a 180ºC. Queremos que se fije el tomate y orégano a la base y a la vez conseguir una base crujiente parecida a la de las pizzas profesionales. La dejamos sólo 2-3 minutos, sacamos la pizza del horno y volvemos a subir a tope de temperatura (250 ºC) para el horneado final.
  4. Los vegetales que vamos a utilizar en esta pizza son los que más os gusten. La combinación que os doy en esta son los que me gustan a mi, pero usad los que prefiráis en casa en la cantidad que os apetezca, al gusto del comensal.
  5. Lavamos y cortamos en brunoise (cuadraditos pequeños) la berenjena y el calabacín. En juliana la cebolla morada y el pimiento rojo. Reservamos estos ingredientes en un cuenco grande al que le vamos a añadir un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.
  6. Repartimos los vegetales encima de la base que acabamos de sacar del horno y añadimos los trozos de queso mozzarella repartido por encima de los vegetales para que cuando funda se reparta por todos los huecos de la base. Acabamos rallando por encima el queso parmesano, el contraste de los dos quesos, uno suave y el otro más potente será grandioso.
  7. Horneamos a 230º C unos 5 minutos encima de la plancha de acero, o hasta que veas que está dorada y la masa crujiente. Si no tenéis este tipo de plancha tenéis que doblar los tiempos, unos 10-12 minutos en la bandeja del medio con temperatura arriba y abajo. Aunque el tiempo normalmente dependerá de tu horno, del grosor que le hayas dado a la masa y de la cantidad de relleno.
  8. Sacamos del horno y le añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen para que esté más jugosa. Si la dejas unos minutos sobre una rejilla, la base no quedará nada húmeda y resultará más crujiente.

Y ya tenemos una gran pizza vegetal, incluso los niños a los que no les gusten las verduras se la zamparán sin dejar ni las migas. Sólo tenéis que probarla y ya me diréis. ¡Acompañadla con una cerveza bien fresquita o un buen vino y a disfrutar de vuestra pizza casera!

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. M. Pilar dice:

    He llegado a tu web preguntando a google por una receta, pero voy a quedarme ya que me gusta como planteas las recetas.

  2. Maria I dice:

    Mil gracias por ayudarnos a aprender hacer estas delicias para disfrutar.

  3. Flore dice:

    Excelente la receta y facil de preparer a lo casero. Gracias por su aporte y experiencia.

  4. Ana dice:

    Buenos días! El blog está genial.todo tan bien explicado. Algo que me pasa a mí cuando hago una pizzacon vegetales, y sobretodo me pasa con la cebolla,es que se me queda medio cruda. Si la dejo mucho tiempo más en el horno para que se haga se me queda la masa dura.¿ qué consejo me darías?
    Muchas gracias Alfonso.

    • Alfonso dice:

      Hola Ana! Muy fácil, pasarlas por la sartén con un chorrito de aceite, sólamente para quitar un poco el agua que traen. Con saltearlas durante 1 minuto a fuego alto tienes unas verduras perfectas que se acabarán de hacer con la pizza en el horno. Todo por partes, no todo junto en la misma sartén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *