Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pollo al chilindrón

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 9 votos
Pollo al chilindrón

Info.

Ingredientes para Pollo al chilindrón

  • 1 pollo troceado
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 pimiento verde grande
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 4 tomates maduros
  • 250 ml de vino blanco
  • 100 gr de jamón serrano
  • Aceite de oliva virgen suave
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer pollo al chilindrón. Esta receta es de las de siempre, de las que no pueden faltar en ningún recetario que se precie, pollo al chilindrón. Una de las recetas con pollo más tradicional y sencilla que ocupa las mesas españolas para el deleite de todos desde hace muchos años.

Esta receta es un clásico, casi tanto como el pollo en pepitoria. En casa lo preparamos a menudo, acompañado de una ensalada y unas montón de patatas fritas, casi tantas como pollo. Es perfecto para el estómago y el bolsillo, es que es una receta low cost que gustará a toda la familia es perfecta tanto para la comida, como para preparar el tupper de la semana. ¡Lo tiene todo! Sabroso y económico, ¿Quién da más?

Encontramos su origen en la gastronomía aragonesa. ¿Sabéis a quien debe su nombre esta salsa de chilindrón? Pues dicen que en Aragón había un juego de cartas que se llamaba “chilindrón” y aquel que ganaba decidía quien pagaba la comida, el chilindrón. Así que nuestro pollo al chilindrón tiene su origen en las mesas, pero en las que se jugaban las cartas.

La base de esta receta es la salsa chilindrón o salsa hecha a base de cebolla, ajos, tomates y pimientos rojos con jamón, que acabarán dándole a la salsa ese sabor rico y especial que da un buen jamón, en este caso de denominación de origen de Teruel, para que sea una receta 100% aragonesa.

El protagonismo de este plato se ha extendido y arraigado en la cocina Navarra y de la Rioja, donde ha adquirido tanta fama y tradición como en Aragón. Aunque lo normal es que el chilindrón se acompañe de aves, también se utiliza para cocinar otras carnes, como el cordero o el conejo.

Ya veis que este plato tiene larga tradición y si lleva tanto tiempo acompañando nuestras mesas, será por algo, ¿no os parece? Dicho esto nos ponemos manos a la obra porque hoy cenamos un pollo al chilindrón de rechupete.

Preparación del pollo al chilidrón

  1. En una sartén grande añadimos un chorro de aceite de oliva generoso. Pelamos dos dientes de ajo y los añadimos a la sartén para que doren. Cuando cojan color los retiramos, sólo queremos que nos deje el sabor.
  2. Limpiamos el pollo, quitándole la piel y el pelo que les pueda quedar. Le añadimos un poco de sal y los ponemos en la sartén donde hemos dorado los ajos. Lo freímos a fuego vivo pero con paciencia, tiene que quedar dorador, pero no quemado.
  3. Una vez dorado lo retiramos de la sartén y lo reservamos.
  4. Pelamos y cortamos la cebolla en juliana y picamos los ajos. En una cacerola grande añadimos un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra. Ponemos a pochar la cebolla y el ajo a fuego medio, con cuidado no se queme el ajo.
  5. Lavamos y cortamos en tiras los pimientos y añadimos a la cacerola cuando la cebolla adquiera un tono dorado. Lo dejamos pochar todo junto.
  6. Pelamos y cortamos en tacos los tomates.
  7. Cuando los pimientos estén al dentes, añadimos el jamón previamente troceado. Lo rehogamos un par de minutos y a continuación añadimos el tomate.
  8. Dejamos que se cocinen todos los ingredientes juntos durante 6 o 7 minutos a fuego medio – bajo. Removemos para que no se agarren al fondo.

Cocción y presentación final del pollo al chilindrón

  1. Incorporamos el pollo y vertemos el vino blanco. Agitamos la cazuela para que encaje bien el pollo y se reparta la salsa. Dejamos que se cocine todo a fuego medio-bajo unos 7 u 8 minutos.
  2. Un truquillo que yo utilizo a veces es añadir una ramita de romero o tomillo al guiso. Ese toque le da un punto de pollo de campo que me encanta.
  3. Si fuera necesario añadiríamos un poco de agua para que no se quede muy seco el guiso.
  4. Opcionalmente y como consejo de madre, si te gusta mucho mucho la salsa, puedes añadir un vaso de agua tibia (además del vino) con una cucharadita de almidón de maíz o maicena. La disolvemos en el vaso con un tenedor y antes de tapar cazuela. Luego cuando el pollo esté listo, reducir sólo la salsa hasta conseguir el espesor deseado y después volver a incorporar el pollo.
  5. Cuando la salsa haya reducido (sin quedar seco) rectificamos de sal si es necesario.
  6. Retiramos el pollo del fuego, emplatamos y servimos caliente.
  7. El resultado es una carne de pollo gustosa, jugosa y de mojar pan. ¡Qué aproveche!

Una receta de pollo en salsa con pimientos y tomate, y un puntito de ajo muy rico, que gustará a toda la familia.

Un plato tradicional aragonés, tan antigua como la propia gastronomía española, popular como ninguna otra y originaria del norte de nuestra geografía.

Se cree que su origen esta en la ciudad de Zaragoza y extendida por todas las comunidades adyacentes como La Rioja, Navarra y País Vasco. Todo un lujo de sabores y aromas que vale mucho más de lo que cuesta, de rechupete.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. MANUEL dice:

    Muy buenas. Gracias por divulgar esta receta con pollo. Lo de “chilindrón” no es por un juego de cartas, ese nombre se debe a que, en lengua aragonesa, pimiento se dice CHIL. Así que sería pollo con pimiento, básicamente.
    Salú e que bos cuaque muito a rezeta.

  2. José M. Serena González dice:

    Yo más bien creo que este guiso es originario de la provincia de Huesca y el día 10 de Agosto, festividad de San Lorenzo, patrón de la ciudad, se come en el 95% de las casas como tradición popular. Para postre es típico el Melocontón con vino.

    • María Pili dice:

      En Sudamérica pero al pimiento no les llamamos “chile” ; pero estoy segura que en México llaman así a una variedad de pimiento muy picante. Te digo esto porque mi tía vende toda la variedad de especerías y condimentos en el supermercado de Trujillo. Además que cuando estuve por México conocí los llamados “chiles” que son una variedad de pimientos muy picantes que lo utilizan mucho en su gastronomía.

  3. fatima dice:

    riquísima! Gracias por la receta

  4. JORDI DOCTOR X dice:

    Teniendo muy presente el recurdo de nuestreas abuelas y madres con sus recetas que nos han transmitido a lo largo de los años la sabiduria del buen hacer y de formarnos como personas de bien, me gusta encontrar en esta receta un punto el sabor clásico pero me gusta darle un punto de chispa con guindilla al punto de picante y acompañarlo con cava brut bien frio. Atentamente y con un sabroso sludo Doctor X.

  5. Jesús dice:

    En varias ocasiones esta receta me ha hecho triunfar con los amigos. La única diferencia es que no uso pimiento rojo, solo el verde de la variedad “italiano” o “pimiento de freir”. Es un plato fantástico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *