Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pollo con almendras al estilo chino

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 3 votos
Pollo con almendras al estilo chino

Info.

Ingredientes para Pollo con almendras al estilo chino

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 100 g. almendras crudas
  • 1 cdta. jengibre fresco troceadito
  • 100 ml. salsa de soja
  • 1 cdta. azúcar
  • 1 cdta. fécula de maíz (Maicena)
  • 2 cdta. bicarbonato sódico
  • 1 cdta. vinagre de arroz
  • 1 cdta. aceite de sésamo
  • Aceite de girasol para freír
  • 250 ml. agua

Cómo hacer pollo con almendras. Hay quien tiene la creencia, errónea a mi modo de ver, de que la cocina china es de bajo valor culinario, grasa y con ingredientes extraños.

Supongo, que como en cualquier cultura gastronómica hay buenos y malos referentes, pero la cocina china es, en realidad, muy extensa y variada. Se emplea en la elaboración de sus platos gran cantidad de vegetales, pescados y carnes, con los casi siempre presentes jengibre, salsa de soja y aceite de sésamo, como si de sal, pimienta y ajo se trataran.

Lo que si es cierto es que sus sabores son distintos a los de la cocina occidental, lo cual opino que le da un valor añadido. El descubrir productos distintos que podemos emplear en casa para nuestras propias elaboraciones, haciendo un poco más global la ya globalizada gastronomía de los países, es una de las cosas con las que más disfruto en la cocina.

La receta con pollo de hoy, es con almendras al estilo chino, es un claro ejemplo de lo variada y fácil que resulta la cocina al estilo chino. Los ingredientes naturales y frescos le dan una calidad a este plato que, a pesar de su sencillez, no os dejará indiferentes. La mezcla de las verduras, el pollo y las almendras, aderezadas con soja y jengibre hacen de esta receta una fuente de vitaminas, proteínas y grasas de alta calidad.

Aunque lo ideal es que cocinemos esta receta en wok, podemos hacerlo perfectamente en una sartén, manteniendo el criterio de conseguir las verduritas al dente. Para esta receta he utilizado aceite de semillas de girasol ya que no le aporta sabor, el aceite de oliva le daría un toque un poco más mediterráneo, que no es que no sea adecuado, pero se alejaría un poco del gusto original. Ya me contaréis si este es o no un plato de rechupete.

Preparación del pollo con almendras

  1. Limpiamos el pollo de restos de grasa que pueda tener y lo cortamos en daditos de no más de 2 cm. Ponemos el pollo en un bol con el bicarbonato, mezclamos bien y lo dejamos reposar durante 15 minutos.
  2. Pasado este tiempo lavamos bien el pollo para eliminar cualquier resto de bicarbonato, secamos con papel de cocina y reservamos. Este proceso con la acción del bicarbonato hará que la carne esté totalmente tierna en el plato.
  3. Cortamos la cebolla en juliana gruesa y la zanahoria en rodajas. Reservamos.
  4. Tostamos las almendras en una sartén sin aceite a fuego medio. Es importante que estemos pendientes para evitar que se nos quemen demasiado. Reservamos.
  5. En un cuenco preparamos la salsa de nuestro guiso. Mezclamos el jengibre troceadito, la salsa de soja, el azúcar, el vinagre de arroz, el aceite de sésamo y el agua. Reservamos.

Salteado en el wok. Presentación final del pollo con almendras

  1. Calentamos el wok con 5 cucharadas de aceite de girasol. Si no tenéis wok podéis utilizar una sartén.
  2. Cuando esté bien caliente incorporamos los trozos de pollo y rehogamos durante 3 minutos. No es necesario que el pollo quede dorado, en el momento en que se ponga blanquito lo retiramos.
  3. Incorporamos 2-3 cucharadas más de aceite de girasol al wok y cuando esté caliente añadimos las verduras. Rehogamos a fuego fuerte removiendo constantemente durante 4-5 minutos. Las verduritas han de quedar a medio cocinar, al dente.
  4. Echamos el pollo, las almendras y la salsa que tenemos reservada y dejamos que se cocine todo durante 10 minutos. Diluimos la maicena en un chorrito de agua fría y la incorporamos al guiso.
  5. Dejamos al fuego 5-10 minutos más. Si vemos que le falta salsa podemos agregarle un poco más de agua y si no está lo suficientemente espesa para nuestro gusto, le agregamos una pizca más de fécula de maíz disuelta.

Consejos para un pollo con almendras de rechupete

  • Servimos el pollo con arroz blanco o con fideos chinos, a nuestro gusto. Aunque está buenísimo tal cual.
  • Os dejo un truco para que la carne esté muy tierna en el resultado final. Simplemente tenemos que dejar macerar durante unos minutos los trozos de pollo con bicarbonato sódico.
  • Después los lavamos bien retirando cualquier resto. El resultado será una carne tiernísima y blandita, a pesar de su cocción.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Ade dice:

    Receta suuuuper rica le hice anoche, parecía que estaba en un restaurante chino!

    Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *