Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Brownies de chocolate con nueces. Forma clásica y fácil

  • 9 personas
  • Dificultad fácil
  • 0,40 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 50 minutos.
Receta de Brownie con nueces fácil

Ingredientes

  • 100 g de Mantequilla
  • 200 g de chocolate Lindt 70%
  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar normal o glass.
  • 1/2 cucharadita de postre de bicarbonato.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 80 g de harina de trigo
  • De 50 a 100 g de nueces (depende de lo que os gusten)

Os preguntaréis ¿por qué otro brownie? No conozco nada más denso y con tanto sabor a chocolate como un buen brownie, crujiente y densamente abizcochado a la vez. Este tipo de pastelillo de chocolate no entusiasma a todos, algunos dicen que es demasiado seco, otros que no es esponjoso como un bizcocho, o que no es crujiente… Bueno, pues os aseguro que el que os presento hoy le gustará a todo el mundo, su textura es perfecta, crujiente por fuera y jugoso por dentro. Con un gran aroma y sabor a chocolate, mi cocina huele a cacao desde hace 2 días. Es un postre perfecto para los muy muy chocolateros.

Los anteriores brownies que os he propuesto eran combinaciones de la base clásica pero con algunas variaciones respecto al original: uno de ellos con galletas María y lacasitos, otro con naranja y el último con variaciones de frutos secos y café. Están todos estupendos pero de vez en cuando lo que nos apetece es la receta clásica, sencilla y muy fácil de preparar. Respetamos la receta original y por tanto no lleva nada de levadura pues el brownie surgió de un error de un chef que olvidó añadir levadura a un bizcocho.

Preparación de los brownies:

  1. Lo primero es preparar el recipiente donde los vamos a cocinar. Yo he utilizado una bandeja de 20×20 de cristal y papel de horno. La medida de la bandeja da para 9 brownies generosos, pero todo depende de como queramos que sea de grueso, si los queréis de menor tamaño emplead una bandeja mayor.
  2. Forramos la bandeja y la untamos con mantequilla. Espolvoreamos con chocolate en polvo el papel de horno. No he utilizado harina porque la última vez que lo preparé me quedaron pequeñas motas de harina blanca en la base. Con este truco solucionamos este problema y encima le damos más sabor a chocolate a este pastelillo.
  3. Introducimos en un cuenco el chocolate rallado o en trozos pequeños con la mantequilla y lo ponemos en el microondas durante 4 minutos a temperatura media. Sacamos y juntamos bien la mezcla con una varilla hasta que quede una crema de chocolate parecida a la nutella o nocilla.
  4. Batimos en un bol grande los huevos con el azúcar hasta que quede una crema espumosa. Añadimos la cucharada de vainilla y el bicarbonato.
  5. Vertemos la crema del chocolate en el bol anterior. Mezclamos bien con las varillas.
  6. Tamizamos la harina con un colador y añadimos a la anterior mezcla, revolvemos muy bien hasta conseguir una pasta crema homogénea.
  7. Vertemos la mezcla-crema de chocolate en la bandeja de cristal. Yo me he ayudado con una paleta de silicona para aprovechar toda la crema y que no quede nada en el bol.
  8. Partimos las nueces en 2 y las pasamos por un poco de chocolate en polvo. Las introducimos en la crema y con un tenedor las cubrimos bien con el chocolate.
  9. Cocemos el brownie en el horno precalentado a 180º grados en la parte intermedia durante 35/40 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirad con un tenedor que al pinchar salga seco). Cuando lleve ya 20 minutos en el horno tapamos con un poco de papel de aluminio para que no se queme la superficie y la costra quede perfecta y crujiente. En mi horno el tiempo de preparación son 40 minutos exactos pero en el de mi madre con 30-35 llega. No os debéis pasar en el tema del tiempo porque os saldrán unos pastelillos secos que no hay quien se los coma.
  10. Lo dejamos enfriar en la bandeja y cuando esté frío lo cortamos en 9 trozos iguales. Los separamos del papel de horno y presentamos en un plato con un poco de helado de vainilla o chocolate caliente. De rechupete, os lo aseguro. Para los paladares chocolateros más exigentes.

Espero que os guste y os animéis a prepararlo. Esta receta se la dedico a una chica anónima que me encontré un día en el super en la sección de repostería mirando diversos brownies en polvo para hacer en su casa. Creo que ese día me gané un poco de cielo convenciéndola para que lo preparase de forma tradicional y que se gastase el dinero en un buen chocolate porque en realidad esta receta no cuesta ni 4 euros. Ale, por ella va!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir