Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulcesRecetas para ocasiones especiales

Coulant de chocolate blanco o soufflé blanco

  • 7 personas
  • Preparación Fácil
  • 0,55 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 16 minutos
Receta de coulant de chocolate blanco

Ingredientes

  • 200 g de chocolate blanco
  • 50 g de azúcar glass
  • 120 g de mantequilla
  • 4 huevos
  • 60 g de harina (si es de repostería mejor)
  • 1 pizca de sal (2-3 g)
  • 1 pizca de pimienta blanca (2 g)
  • 50 g de confitura de arándanos o frambruesa

Coulant de chocolate blanco o muerte por chocolate blanco acompañado con confitura de arándanos. ¿Suena bien el postre hoy? Al igual que la receta de muerte por chocolate o la de coulant de turrón xixona que publiqué anteriormente es muy sencilla. Salvo por unas pequeñas variaciones en los ingredientes y cantidades, el desarrollo de la receta es muy similar. Yo soy fan del chocolate blanco y es un postre no apto para los que adoréis el chocolate negro puesto que el sabor es totalmente distinto.

Desde que preparé coulant por primera vez he llegado a tener un pequeño master en este mini postre. He probado con distintos chocolates (negro 80%, 70%, 55%, con leche, sin azúcar, con naranja y este de chocolate blanco) variando el azúcar dependiendo del chocolate, lo he preparado en otros hornos (esto es lo más complicado), he aumentado el tamaño del molde (aunque me quedo con las flaneras del Mercadona, son perfectas), con la masa congelada (mi recomendación) o recién preparado, con distintos rellenos (frambuesa, bombones de chocolate y crema de almendras) y al final me quedo con la receta publicada en el 2009 y lógicamente ésta. Espero que os animéis y le perdáis el miedo a este postre pues no tiene ninguna complicación.

Me quedo con un comentario constructivo de Carlos que me envió por mail y que completa la receta, perfecto para el coulant de chocolate blanco por la cantidad de manteca que trae: “Me parece una buena receta de –casi magdalenas-, le falta un  poco de impulsor, aunque con la cantidad de huevos parece que podría subir bastante bien. Pero lo habitual es colocar el bombón congelado dentro de la masa. De esta forma, una vez horneada, la masa está completamente cocida y el bombón licuado. Habría que equilibrar la grasa de la masa para impermeabilizar todo el contorno horneado que impidiese la fuga del chocolate líquido hasta que lo rompamos.”

Preparación de los coulant de chocolate blanco:

  1. Vamos a emplear los típicos moldes para flanes de papel aluminio. Los de marca Mercadona vienen 15 y están a 1,45€.
  2. Untamos las 10 flaneras con mantequilla sin sal y espolvoreamos con harina.
  3. Separamos las claras de las yemas y las batimos a punto de nieve como si fuese merengue. Por si no sabeis hacer el merengue, el truco para que te salga sin problemas es mezclar las claras de huevo a temperatura ambiente (no demasiado frías) con una pizca de sal y después echar el azucar. Batimos un poco más hasta que suban y queden firmes, en el bol no debe haber ni un sólo resto de grasa o las claras no subirán. Luego manejad el merengue con una espátula de silicona.
  4. Batimos las yemas con una cucharada de azúcar glass hasta que hagan espuma. Añadimos un pellizco de sal y la pimienta molida. Removemos con una cuchara de madera.
  5. En el mismo bol donde tenemos la crema de las yemas añadimos la harina tamizada y removemos con una espátula de silicona hasta que no queden grumos. Añadimos las claras a punto de nieve y mezclamos poco a poco hasta que quede todo ligado, debemos mezclar con movimientos envolventes para que no se bajen mucho las claras que acabamos de montar.
  6. Ponemos en un bol el chocolate y la mantequilla. Lo introducimos en el micro durante 4 minutos a temperatura baja,  luego batimos la mezcla con un tenedor hasta que quede una crema.
  7. Juntamos la crema de chocolate con la anterior crema y mezclamos bien con una cuchara o espátula de silicona.
  8. Metemos toda la crema del coulant en una manga pastelera, así será más fácil rellenar los envases. Si no tenéis manga usad una cuchara con cuidado. No rellenéis todo el envase puesto que el bizcocho crece en el horno, dejad como un cm sin rellenar.

Horneado de los coulant:

Esta es la parte más importante de la receta, el horneado. Cada horno es un mundo, vuestros hornos seguramente no coinciden con el mío, Teka HA830. Para que os salgan perfectos es necesario que hagáis una pequeña prueba con uno de ellos antes que lleguen vuestros invitados/as. Coged uno de los coulants que habeis preparado y probad con las indicaciones que os muestro en los siguiente pasos, así podréis calcular de manera exacta el horneado para que no os quede como una magdalena esponjosa, debe estar líquido por dentro y esponjoso por fuera. Repito, importante e imprescindible hacer una prueba si es la primera vez que preparas esta receta.

  1. Precalentamos el horno a 200º, opción de calor arriba y abajo. A los 5 minutos bajamos a 180º
  2. Aquí tenemos 3 opciones:
    • Si congelamos las flaneras o moldes de masa de coulant aun sin hornear. Introducimos en el horno durante aproximadamente 15-16 minutos. Cada horno es un mundo, esto sólo lo sabréis haciendo pruebas, en el mío con 15 minutos queda perfecto.
    • Si la masa del coulant está recién hecha, metemos los moldes de coulant al horno durante 9-10 minutos.
    • Si la masa del coulant está recién hecha y con una bola de bombón redondo congelado, tipo Lindt chocolate blanco. Serán 10-11 minutos.
  3. Se ve que están hechos cuando aumentan su volumen hasta el borde de la flanera. Además el borde se verá cuajado mientras que el centro del Coulant tiembla un poco porque estará menos hecho, tiene una fina capa temblorosa.
  4. Sacamos del horno, dejamos enfriar un par de minutos y desmoldamos en un plato previamente pincelado generosamente con un confitura de arándanos. Podemos espolvorearlo con un poco de azúcar glass o con cacao en polvo.

Este postre debe tomarse caliente aunque en verano le va genial una bola de helado de chocolate negro o frutos del bosque, un coulis de frutos rojos también es un buen acompañamiento y el contraste es fabuloso. Y para los más atrevidos puede cubrirse con más chocolate caliente. ¡Disfruten damas y caballeros!

Y lo mejor de todo tal como os dije es que el Coulant de chocolate resulta facilísimo de hacer.

Resumen de consejos:

  • El chocolate blanco es difícil de trabajar. Cuando se funde, la manteca de cacao (su principal ingrediente) puede separarse y crear un compuesto oleoso que puede ser recuperado mediante emulsión, fundiendo con la mantequilla y batiendo con un tenedor la mezcla. Como con el chocolate negro, tan pronto como se añade algo de agua en el producto fundido se vuelve grumoso y granuloso. De nuevo, puede recuperarse emulsionando. Algunas marcas sirven mejor que otras para repostería, teniendo a veces la tendencia de volverse marrón al ser horneadas. Os recomiendo las gotas de chocolate blanco tipo Valor o de repostería.
  • Cuanto más cacao tenga el chocolate menos esponjoso será el Coulant, por eso es importante controlar el tipo de chocolate que uséis.
  • Es perfecto para cualquier celebración si no queremos que haya mucho tiempo de espera entre la comida principal y el postre. Se puede tener preparado con antelación ya que congela perfectamente. Tan solo tened el horno a punto en el último plato y estad pendientes de un reloj para los tiempos.
  • No rellenéis todo el envase puesto que el bizcocho crece en el horno, dejad como un cm sin rellenar.
  • Se ve que están hechos cuando aumentan su volumen hasta el borde de la flanera y el borde se ve cuajado mientras que el centro del Coulant tiembla un poco.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir