Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Tiramisú. Receta paso a paso

  • 8 personas
  • Media
  • 1,8 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
Receta de Tiramisú

Ingredientes

  • 300 g de queso mascarpone
  • 6 huevos (de los que utilizaremos 6 yemas y 4 claras)
  • 500 g de bizcochos de soletilla
  • 6 cucharadas de azúcar (una por cada huevo), unos 100 g de azúcar
  • Medio vaso de café de cafetera
  • Media tacita de licor Amaretto o similar
  • 200 ml de nata para montar
  • Unas gotas de esencia de vainilla (opcional)
  • 100 g de cacao en polvo
  • Si os gusta la crema más firme: 1/2 vaso de leche entera y sobre de gelatina neutra

Mi receta de “Tiramisú o Tiramisú a mi manera” no es la receta italiana tradicional exacta, tiene sus variaciones tal como se suele hacer en la mayoría de las casas. Este postre fue uno con lo que me atreví siendo un niño y ha ido evolucionando poco a poco, quizás la primera receta de este dulce fue el que preparó mi hermana Nuria y aún hoy es uno de los sus postres de cabecera. Lo ha podido catar la mayoría de mis amigos y en cualquier cena triunfaba sin dudar, ¿verdad Mayte? Para los más puristas en el blog tengo la receta del tiramisú como lo preparan en Italia, siguiendo la receta tradicional con la crema Sabayon batida a baño María.

En su origen el tiramisú no llevaba marcarpone, eso es, sin queso ¿sorprendidos? Era un postre reconstituyente para los clientes de los prostíbulos en la Segunda Guerra Mundial, una crema dulce que ofrecían para dar más fuerza y levantar la libido… je je. Curiosa historia, ¿verdad? En aquel entonces se usaban tan sólo 5 ingredientes: yemas, azúcar, bizcochos, cacao y café. La evolución y posterior reconocimiento se produjo gracias a la cadena de restaurantes Toulá que dio a conocer en toda Italia este postre delicado, sencillo y muy cremoso.

Este postre frío de cuchara que se monta en capas no tiene una única receta de elaboración. Podéis encontrar variantes dependiendo de la zona de Italia en la que te encuentres y por supuesto está presente como base de muchas recetas. En el blog he preparado un postre para Navidad que ha tenido mucho éxito, el brazo de gitano y tiramisú, un falso tiramisú de fresas. Os dejo con uno de mis postres preferidos y de lo mejorcito de la gastronomía italiana. Un postre donde la mezcla de sabores y aromas lo es todo, imposible describirlo con palabras así que manos a la masa y probar a hacerlo en casa. ¿Os atrevéis?

Preparación del tiramisú

  1. Empezamos separando las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve. Para ello introducimos las claras a temperatura ambiente en un bol en el que no haya ningún resto de grasa o no subirán. Les añadimos un pellizco de sal y empezamos a batir. Mientras batimos vamos añadiendo el azúcar. Batimos hasta que las claras suban y queden firmes, luego manejamos el merengue con una espátula de silicona.
  2. Batimos las yemas con el azúcar, la esencia de vainilla y el licor hasta que quede una mezcla cremosa y que haya blanqueado (con un poco de espuma, se ve bien).
  3. Batimos el queso mascarpone hasta que quede cremoso (lo mejor es batirlo a temperatura ambiente) y mezclamos con el merengue y la mezcla de las yemas. Al mezclarlo debe ser muy suave sin que se bajen las claras, lo que queremos conseguir es una crema esponjosa.
  4. Montamos la nata, esto es mucho más sencillo que lo del merengue, un truco: el frío, al contrario que en el merengue debe utilizarse todo frío. Sacamos los 200 ml. de nata de la nevera, el azúcar a ser posible también y el bol o recipiente donde vas a batir (si es metálico mucho mejor) si lo dejas una horita en la nevera saldrá perfecto. Batimos con unas varillas eléctricas hasta que quede compacta.
  5. Añadimos la nata a la mezcla anterior y ya tenemos lo más importante, la crema del tiramisú, ella misma por si sola esta que te mueres, yo no puedo evitar comerme una o dos cucharadas. Reservamos en la nevera para que se asiente la crema.
  6. Lo demás es pan comido, ponemos una cafetera de café a hacer como para el desayuno y dejamos enfriar, cuando este frío asustamos las soletillas con el café, tampoco tiene que soltar liquido, y ponemos una capa de soletillas y otra de crema, así tres veces y acabamos con crema.
  7. El último paso no menos importante es el del toque del cacao, muy importante cacao puro, espolvoreamos con un colador para que no queden grumillos de cacao, este ingrediente es el que da ese contraste tan importante en este postre.
  8. Y lo más fundamental, metemos en la nevera para que enfríe, dejadlo siempre de un día para otro.
  9. Si no queréis esperar tanto tiempo os aconsejo añadir cuando vayáis a batir la crema de queso medio vaso con gelatina neutra en polvo, la leche debe estar caliente para que se disuelva muy bien la gelatina. Se quedará una crema más compacta en unas horas.

Podemos presentar en una fuente o en raciones individuales en una copa chula que tengamos por casa, os lo dejo a vuestra elección.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas