Recetas de rechupete

Recetas de ensaladas y verdurasRecetas de pescado y mariscoRecetas de sopas, guisos y legumbres

Ensalada de garbanzos y ventresca de Bonito del Norte. Receta paso a paso

  • 4 personas
  • Preparación fácil
  • 2,45 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
Receta de ensalada de garbanzos con ventresca

Ingredientes

  • 2 botes de garbanzos cocidos (400 g de garbanzos por bote)
  • 2 latas de ventresca de Bonito del Norte (2x120 g)
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra Ilove aceite Gota verde variedad Picual
  • El zumo de una lima
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce de La Vera
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 1 lata de pimientos del piquillo
  • 1/2 cebolla y 1/2 pimiento verde
  • 1/2 cucharada de cebollino picado fresco

En esta receta toca ponerse morados de pescado azul y la legumbre reina: el garbanzo. Ambos son ingredientes que nos ayudan a controlar nuestro colesterol. Además de con esta gran ensalada también puedes ponerte de bonito hasta arriba con la excepcional Feira do Bonito de Burela, una de las fiestas gastrómicas más importantes del verano gallego. En ella se darán 4.000 raciones de este sabroso túnido preparado para todos los gustos: en cocido, en empanada de ventresca, asado a la parrilla o en caldereta.

Os invito a todos y todas a que os paséis este fin de semana por el puerto de Burela (Lugo) para degustar Bonito del Norte en todas sus especialidades. Yo añado mi granito de arena con una receta refrescante que es muy rápida y de rechupete. El Bonito del norte tiene un sabor intenso a mar, la carne clara y unas asombrosas propiedades. En este caso he empleado ventresca (la zona situada en la parte inferior del pescado) que es sin duda la más jugosa y sabrosa, con la textura más suave y delicada del Bonito. La componen unos filetes de carne con textura gelatinosa e intenso sabor, ideal para ensaladas. Un tesoro del mar para paladares exigentes, una ensalada donde el éxito está asegurado.

Preparación de la ensalada de garbanzos y bonito del Norte:

  1. Elegimos unos garbanzos de calidad y los ponemos en un escurridor. Los metemos bajo el chorro de agua del grifo para quitarle el agua de conservación que trae el bote. Saldrá algo de espuma, no os asustéis. La calidad de este tipo de garbanzos ha mejorado mucho desde hace unos años, mi consejo es que los compréis con buen sabor y tamaño, no elijáis un bote de 40 céntimos pues este ingrediente es clave en la ensalada. 
  2. Añadimos a la sartén un chorrito de aceite de oliva virgen extra y salteamos los pimientos del piquillo que previamente hemos cortado en tiras. Cuando alcancen temperatura añadimos los garbanzos ya escurridos. Mezclamos bien y retiramos a los 2 minutos. Añadimos un pellizco de sal y pimienta negra recién molida. Tened en cuenta que los garbanzos ya vienen cocidos así que no os paséis con el fuego y el tiempo a la hora de saltearlos.
  3. Cortamos en trocitos pequeños la cebolla y el pimiento verde, es preferible que quede muy fino para que se junte bien con el resto de la ensalada. Mezclamos los garbanzos con los pimientos de piquillo, la cebolla, el pimiento verde y un poco de cebollino finamente cortado.
  4. Espolvoreamos con pimentón dulce de La Vera al gusto y aliñamos con una vinagreta ligera de sal, zumo de lima y aceite de oliva virgen extra. 
  5. Como último paso y más importante, coronamos esta ensalada con una ventresca de Bonito del norte. Tenemos dos opciones: O bien elegir un bote de ventresca en conserva que sea de calidad o bien prepararlo nosotros mismos. Si compras la ventresca fresca basta con ponerla en una sartén con un poco de aove y unos ajos muy picaditos. En cuanto se dore el ajo echamos un poco de perejil picado e inmediatamente añadimos la ventresca, en menos de un minuto lo tendremos preparado. Es una opción más cara pero mucho más agradable al paladar pues queda menos seco que el de conserva, lo dejo a vuestra elección.
  6. Elegid tres o cuatro lascas bonitas y ponedlas en cada plato. Y sobre todo servid la ensalada bien fresquita. Espero que os guste.

Consejo:

  • Esta ensalada de garbanzos combina muy bien con cebolleta, calabacín crudo u otros vegetales. Y podéis modificarla con otros pescados como el bacalao o trucha, incluso los ahumados le van genial. Si queremos tunearla un poco más podemos añadir huevo duro, aceitunas sin hueso… Imaginación al poder.
  • Si os sobra ensalada metedla en un bol, tapadlo con papel film transparente y al frigorífico. Os durará sin problemas unos cuantos días, incluso estará mucho más buena pues se juntarán mejor todos los sabores.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir