Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Risotto de peras y gorgonzola. Receta italiana

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 1 voto
Risotto de peras y gorgonzola. Receta italiana

Info.

Ingredientes para Risotto de peras y gorgonzola. Receta italiana

  • 320 gr. de arroz Arborio o Carnaroli
  • 10-12 medidas de caldo de ave (aprox. 1 litro)
  • 150 gr. de queso gorgonzola
  • 2 peras medianas
  • 1 cebolla grande
  • 80 gr. de mantequilla
  • ½ vaso de vino blanco
  • Sal (al gusto, pero tened en cuenta el queso)

Buongiorno a tutti. Il risotto con le Pere e il gorgonzola, un risotto cremoso dal gusto delicato, è un raffinatissimo primo piatto, in cui il sapore deciso del gorgonzola è ingentilito dalla morbida e succosa polpa delle pere” Así empezamos, en italiano este risotto, un arroz con delicado sabor cremoso, es un primer plato de lujo, en el que el sabor del queso azul se suaviza con la carne suave y jugosa de las peras.

Son ya bastantes los tipos de arroz al estilo italiano que tengo en el blog, un plato muy socorrido y que si demasiada complejidad hace de una comida un festín. El risotto es un plato con un punto cremoso que me encanta, y además puedo hacerlo con los ingredientes más dispares, que siempre me conquista en la mesa. Esta vez he utilizado dos ingredientes que en principio no parecen complementarios, pero que una vez cocinados, son deliciosos.

Los elegidos han sido unas peras y el queso italiano Gorgonzola. Un contrate de sabores -dulce y salado- que casan a la perfección y resulta un plato exquisito. En Italia esta preparación es un plato nacional, que podemos encontrarlo de Norte a Sur, variando la manera de cocinarlo según la zona geográfica. Y con este en particular nos vamos a Lombardía, donde se encuentra la localidad de Gorgonzola, famosa por la elaboración de su peculiar queso.

El Gorgonzola es un queso cremoso y untuoso, de sabor fuerte, y lo reconoceréis por su aspecto enmohecido. Se presenta en dos modalidades, dulce y picante. Su uso está muy extendido en Cocina, y con él obtenemos platos con un sabor característico. Es un queso elaborado con leche de vaca, curado entre 2-3 meses (según sea dulce o picante), y con la peculiaridad de que se usa el hongo “Penicillium roqueforti” en el proceso de fermentación. Cuando vayáis a comprarlo, debe de estar bien identificado ya que cuenta con Denominación de Origen propia.

En cuanto a las peras, encontraréis bastantes variedades en el mercado, pero os recomiendo la Bartlett o la Abate Fetel. Son de carne jugosa, con sabor suave y dulce. A la hora de comprarlas, prestad atención a que estén maduras pero firmes, sin golpes o partes deterioradas. Si están demasiado maduras, no aguantarán la cocción. Por último, os cuento una curiosidad sobre el risotto italiano. Resulta que el arroz fue introducido en Italia por los españoles, que dominaban Nápoles en el siglo XIV. De la zona Sur se fue extendiendo hacia el resto del país, sobretodo en el Norte, donde tuvo más arraigo su consumo y se extendió su cultivo.

Preparación del risotto de peras y gorgonzola

  1. Para cocinar un risotto siempre vamos a necesitar caldo caliente, para ir incorporando a la cazuela donde preparemos el arroz. De esta manera irá absorbiendo el líquido poco a poco y ganará en sabor.
  2. Para la receta de hoy utilizaré un caldo de ave, de sabor suave. Si lo preferís también os valdría utilizar caldo de verduras. Para ahorrar tiempo y trabajo, he usado un Caldo ya envasado, de calidad.
  3. Si queréis prepararlo en casa, seguid los consejos de este vídeo (Cómo hacer caldo de pollo – Truco de rechupete). De cualquier manera, ponemos a calentar el caldo en un cazo.
  4. Picamos la cebolla en brunoise fina. En una cazuela plana o sartén ancha, añadimos 40 gr. de mantequilla y derretimos. Echamos la cebolla y pochamos a fuego medio, durante 5-6 min.  Procurando que no llegue a quemarse. Salamos al gusto.
  5. Repartimos el arroz uniformemente, mezclamos y subimos a fuego alto, cocinando 2-3 minutos. Queremos que se tueste. Vertemos a continuación el vino blanco, mezclamos bien y dejamos que se evapore el alcohol.
  6. Pelamos las peras, les retiramos el corazón, y las cortamos en dados. En una sartén, ponemos el resto de mantequilla a derretir y vamos cocinamos las peras (fuego medio). Queremos que se ablanden y vayan también soltando el azúcar que contienen. Irán cogiendo un color ligeramente tostado. Reservamos.
  7. En la cazuela con el arroz, iremos añadiendo el caldo poco a poco. Fijaos en el tiempo de cocción que recomienda el fabricante, en mi caso 14 minutos. Es el tiempo para que esté luego “al dente”.
  8. Vertemos un cazo de caldo, y comenzamos a remover continuadamente, en círculos. Según comprobemos que casi se consume el líquido, añadimos un nuevo cazo y repetimos el proceso.
  9. Cuando resten 2-3 minutos de cocción, añadimos las peras reservadas y removemos con cuidado. Una vez hecho el arroz en su punto, pasamos al proceso de “mantecare” añadiendo el queso.
  10. Cortamos el gorgonzola en dados pequeños. Retiramos la cazuela del fuego, añadimos el queso y removemos en círculos. Con el calor residual irá fundiéndose y haciendo que el arroz vaya cogiendo la cremosidad propia del risotto.

Servimos bien caliente en la mesa y a disfrutar de este plato lleno de sabor. A nosotros nos ha encantado en casa, y espero que también a vosotros.

Elegid entre toda las recetas de arroz que encontraréis en el blog, con setas de temporada, con ingredientes sencillos como al Parmesano o al azafrán, el original risotto con cordero y alcachofas, el risotto de pulpo o un clásico mar y montaña. Estoy seguro que estará vuestro risotto preferido.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *