Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Roscos de vino

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 1 voto
Roscos de vino

Info.

Ingredientes para Roscos de vino

  • 300 gr. harina
  • 40 gr. sésamo tostado
  • 70 gr. azúcar molido o azúcar glass
  • 100 gr. manteca de cerdo
  • 1 cdita. de granos de anís
  • 120 gr. vino dulce, tipo moscatel
  • La ralladura de 1 naranja
  • Azúcar glass o molido para decorar

Cómo preparar roscos de vino. De pequeño, en casa de mis padres por Navidad, a la hora de los postres, mi hermana y yo entrábamos en conflicto.

¿Sabéis esas cajas de polvorones surtidos que se venden en los supermercados? Vale, pues en esas cajas, además de polvorones varios, 4 nevaditos, unos pocos mazapanes, unos almendrados y hojaldrinas, venían 2 roscos de vino. Sí, sólo 2, lo cual era un problema, recuerdo claramente a mi madre mediando porque alguno de los dos queríamos agenciarnos los roscos de vino sin dejarle nada al otro, es que sólo eran 2!!!

Por suerte esto hace años que no nos pasa, ya no tenemos que luchar por llevarnos el dulce, ahora los preparamos en casa de forma muy sencilla, así que tenemos roscos de vino para dar y tomar. Si os pasa como a nosotros y echáis de menos algún ejemplar más de estas pastas tan típicamente navideñas en vuestras mesas, tenéis que animaros a prepararlos en casa. Le receta es muy sencilla y el resultado de vicio. Tanto la textura como el sabor son como los de siempre, los clásicos, súper buenos, con el mismo aroma de los que tanto nos gustaban de pequeños.

Estas rosquillas al estilo de Málaga son un bocado muy rico para poner el broche final a una comida, o acompañar una bebida caliente. Están riquísimos y no son nada complicados de hacer, por lo que merece la pena invertir un poco de tiempo en realizar unos roscos de vino caseros que nada tienen que ver con los comerciales. ¿Os animáis?

Preparación de los roscos de vino

  1. Comenzamos tostado la harina. Ponemos la harina en una sartén ancha al fuego. Con una cuchara de madera iremos removiendo a medida que la harina se va tostando. Tenemos que regular la temperatura y removerla constantemente para evitar que se queme. Este paso nos llevará unos 10-15 minutos. Retiramos la sartén del fuego y la dejamos que se enfríe antes de utilizarla.
  2. Podemos comprar el sésamos ya tostado o tostarlo en casa en una sartén durante unos minutos.
  3. Cuando la harina esté fría la ponemos en un bol tamizándola. Es imprescindible el tamizado ya que si no le quedarán unos grumos duros producto del tostado. Añadimos el azúcar, el anís y la ralladura de naranja. Mezclamos para integrar los ingredientes.
  4. Añadimos la manteca de cerdo que ha de estar a temperatura ambiente, blandita para poder trabajarla y el vino. Con un tenedor vamos incorporando los ingredientes hasta que nos queden unas migas mojaditas. Con la mano compactamos la masa y formamos una bola.
  5. Colocamos la masa sobre un papel de horno sobre la superficie de trabajo y la achatamos. Tapamos con un nuevo papel de horno y, con un rodillo, estiramos hasta que tenga un espesor de 1 a 1,5 cm. Es una masa de textura bastante arenosa, por eso es necesario que compactemos la masa por los bordes para apretarla, a medida que la vamos estirando.
  6. Con un cortapastas grande y uno pequeño, formamos los roscos de vino. Los vamos colocando sobre la fuente de horno directamente, sin necesidad de engrasarla.
  7. Con el horno previamente calienta 180º C, horneamos los roscos de vino, con calor por arriba y por abajo, sin ventilador, durante unos 12 minutos.
  8. Con cuidado pasamos los roscos a una rejilla, una vez horneados y cuando estén aun templados los rebozamos en azúcar glass o azúcar molido. Este  azúcar glas es lo que les da ese característico aspecto nevado. Recordad que podéis conservar perfectamente vuestros roscos en un tarro hermético durante unos días en lugar fresco y seco.

Se trata de un dulce muy sencillo de hacer que además de no llevarnos tiempo, nos permitirá disfrutar de unos tradicionales roscos de vino caseros, sabrosos, aromáticos y lo más importante, totalmente caseros.

Ya tenéis una receta de roscos de vino para poder hacer más dulces las tardes de navidad o las sobremesas familiares. Animaros con ellos y disfrutad de una tarde de familia y ponemos manos a la obra con los más peques de casa. ¿Vas a renunciar a hacer tus propios roscos de vino esta Navidad?

No dejéis de disfrutar de todos los dulces navideños que tenemos en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *