Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Rosquillas de anís

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.5/5
  • 13 votos
Rosquillas de anís

Info.

Ingredientes para Rosquillas de anís

  • 500 gr de harina de trigo (de repostería mejor)
  • 150 gr de azúcar blanquilla
  • 3 huevos
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra suave
  • La ralladura de una naranja y de medio limón
  • 4 cucharadas de anís dulce
  • 1 sobrecito de levadura (tipo Royal ó 1 sobre doble de gasificante blanco-azul)
  • Aceite para freír (uso de girasol que no le aporta sabor y quedan más ligeras)
  • 1 pellizco de sal
  • Más azúcar mezclada con un poco de canela molida para rebozarlos.

Cómo preparar unas rosquillas de anís. La repostería tradicional española es bien extensa, desde las magdalenas, pasando por toda clase de bizcochos, los churros, las torrijas, los panellets, el roscón de reyes, las filloas… podría seguir así hasta 100 tipos de postres.

Aunque la herencia árabe en nuestro país es muy importante, y lo que llamamos masa frita dulce gana por goleada. En cada ciudad, pueblo, aldea hay una receta la cuál se diferencia de la otra. Para nosotros hablar de rosquillas es hablar de recuerdos, hablar de tradición.

Cuando hacemos rosquillas caseras, es algo más que una dulce elaboración, es volver al pasado y recordar los sabores de la cocina de nuestra abuela en un homenaje a todo ese legado de recetas caseras que van pasando de generación en generación y del cual, las rosquillas son el principal estandarte.

La receta de hoy es de rosquillas de anís, de unas rosquillas especiales, muy caseras, con un aspecto que llama la atención y que siguiendo la receta paso a paso te saldrán perfectas, de rechupete. Es una receta que le encanta a los niños por su aroma y por la manipulación de su masa, eso de hacer bolitas les encanta.

Preparación de la masa de las rosquillas

  1. Lavamos y rallamos la naranja y el limón, sin llegar a la parte blanca, sólo de manera superficial. Separamos las yemas de las claras. En un vaso de la batidora, batimos las claras a punto de nieve con un pellizco de sal, añadimos las yemas y mezclamos envolviendo para que no se bajen las claras. Reservamos.
  2. Añadimos el azúcar, el aceite de oliva suave, el anís (si las rosquillas las van a comer niños, puedes sustituir el anís por zumo de naranja) y la harina a la que hemos añadido el sobre de levadura.
  3. Batimos primero el azúcar con el aceite, el anís y los cítricos.
  4. Mezclamos con la mezcla de huevo que hemos batido y está esponjosa. Poco a poco añadimos la harina, batimos con vigor para que no se formen grumos hasta lograr una masa que ya no se peque en los bordes del bol.
  5. Tenemos que conseguir una masa que se pegue pero manejable. Podemos untarnos las manos con aceite para manejar mejor la masa, pero sólo un poco, tampoco queremos añadir más aceite del necesario a la masa.
  6. Preparamos una bola con la masa y la envolvemos en plástico film transparente, dejamos que repose en la nevera un par de horas.
  7. La masa para nuestra rosquillas de anís debe ser una masa fácil de trabajar aunque a veces dependiendo de la harina y su nivel de absorción esta puede quedar algo más ligera. Para solventar este problema una vez estés en el paso de dejar reposar la masa puedes meterla en el frigo de esta manera la masa se enfriará y será mucho más fácil su manipulación.

Preparación de las rosquillas

  1. Pasado el tiempo de reposo de la masa, ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de girasol y en ella vamos a hacer la fritura, serán nuestras famosas rosquillas.
  2. Un truco para aromatizar el aceite es freír dos tiras largas de cáscara de limón (sin nada de blanco de la fruta, sólo la piel) en el aceite a baja temperatura.
  3. Las dejamos en el aceite durante 10 minutos a temperatura baja, 2 sobre 10 puntos de temperatura de la inducción es suficiente.
  4. Pasamos a lo más divertido de la receta, hacer las rosquillas. Untamos de aceite de oliva virgen extra la encimera y las manos, hacemos unas bolitas del tamaño de una pelota de golf, más o menos todas iguales. Salen unas 30 bolitas. Dividiremos nuestra masa en pequeñas bolas de entre 5 y 10 gramos dependiendo del tamaño que queramos nuestras rosquillas.
  5. Esta es la forma más fácil pues solo tendremos que abrir un agujero en el centro ayudados de los dedos. De esta forma conseguiréis que queden todas iguales y muy esponjosas.
  6. Si las queréis más crujientes podéis hacer churritos de masa más finos como si fuese plastilina. Las unimos por los extremos. Os dejo a vuestra elección la forma que más os guste.

Fritura de las rosquillas de anís

  1. Sacamos las cáscaras de limón del aceite de girasol. Freímos las rosquillas teniendo mucho cuidado de que no se quemen. Es importante pues después de todo el trabajo no queremos que se nos pasen o se queden crudas por dentro.
  2. Para ello, el aceite que tenemos en la sartén lo ponemos a fuego medio sin que llegue a humear.
  3. Freímos en tandas de no más de 6 rosquillas, para que no se enfríe mucho el aceite. Tampoco os asustéis si caen al fondo, vuelven a subir, pues con la temperatura engordan un poco.
  4. Cuidado con la temperatura del aceite, inicialmente puedes subirlo para que coja temperatura. Luego deberás bajarlo o se te harán demasiado por fuera y quedarán crudos por dentro. Mientras más gorditos sean los roscos más jugosos quedarán por dentro y crujientes por fuera.
  5. Cuando estén doraditas por ambos lados. Las colocamos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite. Dejamos que enfríen y reservamos para el glaseado.

Si os gusta esta receta no dejéis de visitar nuestro especial de postres y dulces de Semana Santa y PascuaNo dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postresPodéis ver todas las fotos del paso a paso de estas rosquillas de anís en este álbum.

Preparación del almíbar y glaseado final de las rosquillas

Una vez frías tenemos dos opciones:

  • Las espolvoreamos con azúcar glas o azúcar blanquilla normal. Colocamos azúcar en un plato. Vamos rebozando la rosquilla en el azúcar para que adhiera, de aquí a una fuente o directamente a la boca. Puedes añadir al azúcar del rebozado un poquito de canela en polvo, le dará un toque diferente.
  • La otra opción, que es la que más le gusta a mi padre, es glasearlas con un almíbar suave, a tope de azúcar.
  • Simplemente hacemos un almíbar en un cazo donde solemos preparar la leche por las mañanas con los ingredientes de la receta. Dejamos que reduzca y pasamos todas las rosquillas mojando por ambos lados. Esto hará que se forme una costra y que se conserven en buen estado un montón de tiempo. Las ponemos en una bandeja de horno o en la encimera. Pasado un rato las recolocamos para que no se peguen antes de que seque el azúcar.

Os aseguro que el resultado es fantástico, de rechupete, por supuesto. Ahora sólo toca disfrutarlas en un desayuno o merienda.

En lugar de rosquillas, puedes hacer con las palmas de las manos palitos algo más anchos en el centro. Obteniendo tras freírlos “palos de santo”, a los que también se les espolvorea por encima azúcar. ¡Deliciosos!

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Eva minguez dice:

    Seguí tu receta y me salieron unas rosquillas riquísimas. No tenía licor de anís así que empleé como indicas zumo de naranja, pero lo que sí tenía eran anises así que eché una cucharadita.
    Las recubrí con azúcar y canela. Tengo que repetirlas porque me quedaron un poquito crudas por dentro (la próxima vez bajaré la temperatura del aceite) pero aún así estaban muy buenas.
    Veo que también tienes la receta de rosquillas de San Isidro, que por supuesto haré cuando llegue la fecha.
    Gracias por tu buen hacer y un saludo.

  2. Martita dice:

    Son muy similares a las de mi madre… ahora que no me lee… mejores! :-DDD Gracias!

  3. Ana dice:

    Hola, una idea estupenda lo de glasear las rosquillas lo probare,siempre se aprende algo nuevo
    Estas rosquillas yo las preparo con levadura de panaderia y las dejo fermentar quedan muy tiernas y esponjosas.

  4. Monica dice:

    Esta es la receta autentica !! Me transporte a mi infancia .mi abuela era andaluza y las hacia riquisimas las bañaba en almibar gracias x publicarla no podia recordar todos los ingredientes….

  5. Sagrario dice:

    Yo hago las rosquillas muy parecidas y nos gustan mucho. Por cierto que San Isidro es dentro de 3 dias.
    Gracias por nuevas ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *