Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Salpicón de marisco

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 8 votos
Salpicón de marisco

Info.

Ingredientes para Salpicón de marisco

  • 15 langostinos cocidos (unos 200 gr.)
  • 300 gr. de rape o el pescado blanco que más os guste
  • 1 pata de pulpo cocido Gallego Pereira (Galicia Calidade) 150 gr.
  • 4 huevos camperos
  • 1 buey de mar o una centolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla mediana
  • Para la vinagreta: 80 ml. de aceite de oliva virgen extra y 40 ml. de vinagre de Jerez
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Opcional: Cebollino fresco

Cómo preparar un salpicón de mariscos. Cuando hablamos del menú de Navidad en casa de mi madre, siempre partimos de una receta de marisco que borda mi padre, el salpicón.

Este plato mediterráneo es una combinación gloriosa de ingredientes de la huerta y los frutos del mar. Mi padre suele añadir ración extra de marisco para darle más sabor a mar. Aunque esta receta no es única, existen tantas variantes como cocineros, esta es una más que os aseguro está muy buena.

En la receta hemos empleado productos de calidad, así la receta ya tiene muchos puntos para que salga bien, de rechupete. Los productos de mi tierra bajo el nombre de Galicia Calidade son un acierto. Hoy podréis ver como los ingredientes de calidad lo son todo, como el pulpo de Gallego Pereira. Una empresa que adquiere la materia prima en las lonjas de origen, recién capturado, con pulpo que no lleva ningún tipo de aditivos ni engorde.

Este salpicón es una gran opción para un entrante de una comida o cena copiosa. Un plato delicioso, divertido y con muchísimo color. También es una recomendación para fechas veraniegas, pues al ser tan fresquito, entra genial, es una cena ligera perfecta. Podemos prepararlo antes y así ganará sabor. El único secreto está en utilizar ingredientes de calidad y cocerlos en su punto justo, así os saldrá de rechupete.

En casa la solemos preparar con centolla o buey de mar, unos langostinos, pulpo gallego, rape, acompañados con hortalizas y una vinagreta suave mezclada con la yema de un huevo. Puedes preparar este salpicón con el presupuesto que tengas a mano, puede ser una receta muy cara o muy barata, todo depende de los ingredientes que emplees. Un sinfín de variedades, pero siendo siempre la misma esencia. Espero que os guste mi recomendación y os animéis en estas fechas con esta receta.

Preparación del salpicón de marisco

  1. Ponemos a calentar agua en una cazuela grande y cuando esté hirviendo añadimos los langostinos. Cocemos durante unos 4 minutos. Retiramos los langostinos.
  2. En la misma agua de los langostinos cocemos el rape en gruesas rodajas de unos 3 o 4 cm de grosor. Cocemos en agua con sal entre 7 y 8 minutos (cuenta desde que empiece a hervir), compruebas pinchando cerca de la espina central si está en su punto, cuida de no pasarte. Retiramos y reservamos. Si son rapitos (rapes pequeños) en 5 minutos estarán listos.
  3. Desmenuzamos el rape en trocitos pequeños y los echamos al bol.
  4. El pulpo ya lo hemos comprado cocido. Viene en una cazuela perfecto para servir, en este caso sólo tenemos que partirlo a la mitad y añadir al bol. Si compráis el pulpo fresco, podéis ver cómo cocer pulpo en este post.
  5. El buey de mar o la centolla se añaden enteros una vez cocidos y preparados. Podéis ver en este artículo como hacerlo. Cómo cocer centollas y cómo abrir un buey de mar.
  6. Mientras en otro fuego vamos a cocer los huevos. Los cubrimos con agua fría y cocemos 10 minutos a partir de la ebullición. No debemos cocerlos más tiempo ya que se forma un halo oscuro de color verdoso alrededor de la yema desagradable a la vista. Con estas indicaciones os tienen que quedar perfectos.
  7. Pelamos los langostinos, retirando el hilo negro y troceamos en pedacitos de 1/2 cm. aproximadamente. Añadimos al bol más grande que tengamos en casa.
  8. Quitamos la cáscara de los huevos y separamos la clara de la yema. Picamos las claras y las yemas (excepto una que vamos a emplear para la vinagreta). Añadimos todo al bol.
  9. Cortamos la cebolla y los pimientos  en cuadraditos (brunoise) pequeñitos y echamos al bol.

Preparación de la vinagreta y presentación del salpicón

  1. Las proporciones irán en función del gusto de cada uno, el tipo de aceite, vinagre e ingredientes utilizados pueden cambiar la intensidad del sabor. En un bote de cristal añadimos una pizca de sal y la pimienta negra recién molida.
  2. Introducimos el aceite de oliva virgen extra y el vinagre de Jerez. Removemos enérgicamente hasta que quede ligado. Añadimos la yema de huevo anteriormente desmenuzadas. Agitamos el bote (cerrado) hasta que esté bien mezclado, casi enmulsionado. Reservamos.
  3. Por último, añadimos la vinagreta al bol y mezclamos muy bien con unas cucharas. Debe quedar todo perfectamente integrado, para que se junten bien los sabores.
  4. Volcamos en una fuente o en platos individuales como veis en el vídeo. Podemos decorar con un poco de cebollino fresco muy picadito.
  5. Antes de servir debe reposar unas horas. Así nos aseguramos que se mezclen bien los sabores.

Consejos y recomendaciones para un salpicón de marisco de rechupete

  • Este salpicón es muy sencillo de preparar. Con una gran ventaja, se puede tener preparada la base el día antes, añadiendo la vinagreta el día que lo vayamos a consumir. Además si sobra marisco en los días de Navidad puedes ir añadiendo más ingredientes, acepta casi de todo. Siempre controlando la calidad y las fecha de consumo de los ingredientes.
  • Se puede tunear parte de la base como más os guste, le podéis añadir aguacate, maíz o incluso una buena base de tomate.
  • En temas de presentación nada está escrito. Por ejemplo en Almería y Granada lo suelen colocar en una concha de mejillón como tapa en muchos bares y restaurantes, suele tener más protagonismo la vinagreta.
  • Si no hay mucho presupuesto, no hay donde rascar en la cartera, siempre podéis optar por otras opciones. Hemos empleado rape, que es un pescado delicioso con mucho sabor a marisco. Este pescado lo podéis comprar congelado. Así balanceamos el presupuesto, apretamos un poquito de aquí para soltar un poco de allá. Otros pescados blancos que le van bien serían la merluza o la raya.
  • En el tema del marisco, siempre podemos optar por palitos de cangrejo, surimi. No es lo mismo pero puede darle ese sabor a mar deseado y quitar un poco del presupuesto.
  • No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog y en el especial recetas de Navidad.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *