Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

San Jacobos de pollo

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.3/5
  • 3 votos
San Jacobos de pollo

Info.

Ingredientes para San Jacobos de pollo

  • 8 filetes de pechuga de pollo
  • 4 lonchas de jamón cocido
  • 4 lonchas de queso
  • 1 huevo
  • Harina de trigo (si sois celiacos sin gluten)
  • Pan rallado (si sois celiacos sin gluten)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo hacer unos sanjacobos o san Jacobos. Esta receta de carne es uno de esos platos que pese a haber desaparecido de las cartas y menús de los restaurantes hace años, siguen existiendo en el repertorio doméstico de muchas casas. Se trata de una de esas recetas sencillas y ricas que a muchos nos devuelven a la infancia.

Hoy os traigo una variación del clásicos sanjacobo de jamón y queso, una versión un poco más noble a la que le incorporamos el pollo, unos sanjacobos de pollo. Manteniendo la misma esencia de siempre, preparamos un libro con filetes de pechuga de pollo que rellenamos con los clásicos jamón cocido y queso. Igual que la receta más tradicional, rebozamos nuestro librillo en huevo, harina y pan rallado y a freír.

El secreto del éxito será la calidad de los ingredientes, un jamón de calidad y un queso rico, marcarán la diferencia entre un sanjacobo de pollo y un sanjacobo de pollo de rechupete. En esencia la receta no puede ser más fácil ni más económica, y el resultado hará que os chupéis los dedos tanto niños como mayores.

Preparación de los San Jacobos de pollo

  1. Para que la carne asiente de forma perfecta a la hora de preparar los sanjacobos, colocamos cada uno de los filetes sobre una tabla, los cubrimos con papel transparente y los mazamos ligeramente. Así conseguiremos un espesor uniforme en toda la carne y un filete más fino.
  2. Cocamos los dos filetes sobre una superficie de trabajo y salpimentamos. Sobre uno de ellos colocamos el jamón cocido y el queso intentando que no sobresalgan de la superficie del filete para evitar que se salga el relleno durante la fritura.
  3. Colocamos el segundo filete cubriendo el anterior y el relleno. Pasamos el paquetito primero por harina y después por huevo y pan rallado. Para obtener unos san Jacobos más crujientes podemos usar pan rallado crujiente que venden en cualquier supermercado o gran superficie.
  4. Cuando tengamos todos los sanjacobos listos procedemos con la fritura. Para freír nos interesan aceites con alto punto de humo que se oxiden (quemen) menos. Esto depende de la calidad del aceite que empleemos, yo os recomiendo un aceite de oliva virgen extra suave, por ejemplo un arbequina. Estos aceites nos permitirán freír a alta temperatura resultando un empanado crujiente tras un corto proceso, por lo que el interior quedará más jugoso.
  5. Cuando tengamos todos los sanjacobos de pollo preparados calentamos abundante aceite en una sartén y los vamos friendo a temperatura media-alta. Siempre en tandas pequeñas para no bajar en exceso la temperatura del aceite. Es importante que el aceite no esté muy caliente al freírlos, así evitamos que se queden muy tostados por fuera y crudos por dentro. Los cocinamos 2 minutos por cada lado.
  6. Debemos regular la temperatura para evitar que se quemen por fuera y queden sin hacer en su interior. Por esto es importante que los filetes que hayamos puesto sean finitos.
  7. Retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el aceite sobrante.

Servimos los sanjacobos bien calientes, acompañados con patatas, arroz blanco o una ensalada. De cualquier de las formas se trata de un bocado tan sencillo como sabroso.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

Estos sanjacobos son una versión más sencilla de otros platos de su misma familia como los flamenquines, los sencillos librillos de lomo, las propietas, el cordón bleu, un buen cachopo o el saltimbocca italiano. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

Si no queréis perderos ni un detalle de esta receta de san jacobos de pollo tenéis fotos paso a paso en este álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. jose dice:

    Yo cuando los preparo primero suelo pasar un poco las pechugas de pollo a la plancha para que que esten casi hechas y despues terminen de hacerse al freir el san jacobo, ya que la primera vez que hize san jacobo de pollo no pase las pechugas por la plancha y al final se frieron los san jacobos con un bonito color en el rebozado pero sin que estuvieran hechos del todo. Lo mismo pasa con los filestes de pollo villeroy, primero hay que pasar las pechugas por la plancha, porque si no no terminan de hacerse correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *