Recetas de rechupete

Recetas de pescado y marisco

Sardinas con vinagreta de nueces

  • 2 personas
  • Preparación Fácil
  • 2,8 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
Receta de sardinas con vinagreta de nueces

Ingredientes

  • 400 gr de sardinas en filetes
  • 400 gr. de sal
  • 200 gr. de azúcar
  • Ralladura de 1/2 limón y de 1/2 naranja
  • Pimienta negra en granos
  • Una cucharadita de tomillo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • 1 cucharada de mostaza antigua
  • 6 nueces en trocitos.

Las sardinas son uno de los pescados más saludables en esta época veraniega, gracias a su alto contenido en ácidos omega-3 que son muy beneficiosos para el sistema cardiovascular y ayudan a reducir el colesterol. El omega-3 es un ácido graso que limpia las arterias y hace descender la presión sobre ellas, reduce la tasa de colesterol, los niveles de triglicéridos y el riesgo de taponamiento arterial. Los nutricionistas y cardiólogos recomiendan comer pescado entre cuatro y cinco veces por semana, y preferiblemente pescado azul. Es cierto que el pescado azul tiene más grasa que el blanco: un 10% frente a un 2% , sin embargo su grasa es insaturada, lo que la hace muy positiva para los problemas circulatorios y del corazón.

La mejor forma de tomar las sardinas es sin tocarlas mucho para que no pierdan ninguno de sus nutrientes. Lo bueno de esta receta es que no te llevará tiempo, apenas hay que hacer nada, si le dices a tu pescadero con un poco de tiempo que te prepare las sardinas en filetes ya tienes el 90% de la receta hecha. Otra ventaja es que no dejas la casa oliendo a pescado durante dos días como cuando las haces al horno o fritas y a la vez disfrutas de todo su sabor. El salazón se puede hacer con los cítricos y añadir las especias que queramos para aromatizar las sardinas tomillo, romero, comino, etc … La combinación con las nueces hace de esta receta un plato muy beneficioso para la salud, aparte de aportar un toque crujiente al plato.

Como veis no sólo os presento una receta sabrosa, muy fácil de preparar e incluso muy barata, en este caso lo bordamos con un plato saludable y lleno de salud. Espero que os metáis en la cocina y la preparéis.

Preparación de las sardinas

  1. Aunque nuestro pescadero de confianza nos va a dejar los lomos de las sardinas casi perfectos, siempre queda algún resto de sangre o alguna telilla pegada. En casa limpiamos los lomos con agua muy fría para eliminar cualquier resto y secamos bien con papel absorbente.
  2. Lavamos muy bien las frutas que vamos a emplear y rallamos de forma muy fina sin llevarnos nada de blanco de la naranja y el limón para que no amargue. Reservamos.
  3. Mezclamos la sal con el azúcar, las ralladuras de limón y naranja, y las especias.
  4. En una fuente grande ponemos una capa de esta mezcla, después los lomos de sardina y cubrimos de nuevo con la mezcla.
  5. Dejamos macerar durante 1 hora, en la nevera si hace mucho calor.

Preparación de la vinagreta y presentación de las sardinas

La salsa vinagreta es una de las salsas más internacionales y más versátiles que existen. Esta salsa sabrosa se ha usado desde hace muchos años para aliñar y aromatizar las ensaladas, pero también puede usarse con carnes y pescados. Las proporciones irán en función del gusto de cada uno, el tipo de aceite, vinagre e ingredientes utilizados pueden cambiar la intensidad del sabor.

  1. En un vaso añadimos una pizca de sal. Echamos el aceite de oliva virgen extra que hemos mezclado previamente, el vinagre de vino blanco, la mostaza antigua y las nueces troceadas.
  2. Removemos enérgicamente hasta que quede todo ligado. Reservamos ya que la vinagreta la debemos añadir al final de todo.
  3. Pasada una hora sacamos los filetes, los pasamos por el chorro de agua y los secamos con un papel de cocina.
  4. A partir de aquí, si no se va a montar el plato en ese momento, las podemos cubrir con aceite y dejar en la nevera. Si no es así, montamos el plato con los lomos de sardinas y la vinagreta.
  5. Están deliciosas sobre una tosta de pan crujiente recién tostado o encima de unas patatas fritas, como la famosa tapa madrileña con boquerones en vinagre. Unas cañas bien fresquitas y a comer, no dejéis de prepararlas.

Os dejo con un truco de rechupete para preparar vuestra vinagreta en unos segundos.

Consejo para evitar el Anisakis

  • Los pescados como las sardinas, la merluza y pescadilla, el bacalao, los boquerones, arenques, salmón, el abadejo, las caballas, el jurel o la jurela y el bonito pueden verse afectados por el parásito intestinal anisakis. Se puede evitar congelando el pescado que vaya a ser consumido crudo, muy importante cuando se usa para sushis o sashimi, o como en este caso, sardinas en vinagreta o los famosos boquerones en vinagre.
  • Si vamos a cocinar estos tipos de pescado, hay que tener en cuenta que para destruir el anisakis se necesitan llegar al menos a 60 ºC durante 10 minutos. Pero esta temperatura muchas veces, sobre todo en pescados grandes, no se alcanza en el interior de las piezas, pegadas a la espina central, donde puede alojarse el parásito, sobre todo cuando se cocinan al horno o a la plancha. En estos casos, la opción es congelarlo durante al menos 48 horas de forma adecuada o cocinarlos muy bien, evitando partes poco hechas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir