Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Shakshuka o Huevos rancheros en salsa de tomate

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 4 votos
Shakshuka o Huevos rancheros en salsa de tomate

Info.

Ingredientes para Shakshuka o Huevos rancheros en salsa de tomate

  • 3 cebollas grandes
  • 2 pimientos rojos grandes
  • 2 dientes de ajo
  • 6 tomates maduros grandes
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharaditas de perejil fresco picado
  • 1/2 cucharada de semillas de comino
  • 1 pizca de hebras de azafrán
  • 1/2 cucharada de tomillo (si lo encontráis fresco mejor)
  • 2 cayenas enteras (para poder quitarlas después)
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 1 cucharadita tipo postre de pimentón dulce de La Vera
  • 8 huevos

Cómo hacer Shakshuka. Seguro que, al igual que yo, estáis saturados de tanta celebración y comidas por aquí y por allí. Por eso, después del exceso de estas fiestas, os traigo una receta sana, sabrosa y económica, perfecta para la cuesta de Enero que se avecina.

El shakshuka es un plato vegetariano procedente de Oriente Medio preparado con tomates guisados, especias y huevos. Un plato muy similar al turco “Menemen” o a los famosos “Huevos Rancheros” de la gastronomía latinoamericana.

En la cocina israelí nos encontramos con esta receta habitualmente,podemos comer la shakshuka (que significa “todo mezclado”) en la mayoría de los restaurantes de comida israelí o sefardí, como dicen en el libro de Yottam Ottolenghi “El gourmet vegetariano”

“En una de las callejas del casco antiguo de la ciudad israelita de Jaffa hay un pequeño restaurante con viejas mesas en el exterior que siempre esta abarrotado de gente comiendo más o menos lo mismo. Este restaurante se llama Dr. Shakshuka, en honor al plato estrella que es lo que come todo el mundo, la Shakshuka. Es un plato del Norte de África al que no le puede faltar el pan para acompañarlo.”

Podéis variar este plato con los ingredientes que tengáis a mano, como pimientos verdes, zanahoria, calabaza, puerro o con otras especias, o incluso sustituyendo los huevos por tofu, en caso que queráis un plato 100% vegano. La receta original israelí suele ser bastante picante aunque en la que os presento hoy sólo le he dado un toque, podéis incrementar a vuestro gusto.

Se suele preparar con huevos, tomates, cebolla, ajo y especias (a menudo incluyen el comino, la cúrcuma y chile). Se acompaña con pan de pita o el pan que más os guste, el gustazo de mojar un poco de pan blanco en la yema del huevo y luego en la salsa que se forma con las verduras.

Os aseguro que está para repetir una y otra vez. Una receta completa, saludable y de rechupete, un brunch perfecto de fin de semana o para comer cualquier día de la semana, espero que os guste.

Preparación de la base de nuestra Shakshuka

  1. En una cazuela o sartén grande añadimos el aceite de oliva virgen extra y calentamos a fuego medio. En ese mismo aceite tostamos las semillas de comino a fuego fuerte durante 1 minuto.
  2. Lavamos muy bien los pimientos y cortamos en tiras de 1 cm. de ancho. Los añadimos a la cazuela y saltearemos durante 5 minutos a fuego medio.
  3. Pelamos las cebollas y los dientes de ajo, cortamos las cebollas en juliana y los dientes de ajo en trocitos pequeños.
  4. Echamos los dos en la cazuela con los pimientos y sofreímos a fuego vivo entre 5 y 10 minutos, hasta que la mezcla tenga color.
  5. Agregamos el azúcar y todas las hierbas (perejil, laurel y tomillo). Seguimos sofriendo a fuego bajo durante 5 minutos hasta que se junten los sabores.
  6. Lavamos los tomates y cortamos en dados de 2 cm aproximadamente. Los añadimos a la cazuela con las cayenas, el azafrán, una pizca de sal y la pimienta recién molida.
  7. Bajamos el fuego y seguimos sofriendo unos 10-15 minutos. Dependiendo de como sean los tomates a lo mejor es necesario añadirle agua a la cocción, pero si están maduros no hará falta, quedarán perfectos.
  8. El aspecto que debe tener es similar al del pisto al estilo español, se va a estar guisando en el jugo del tomate y en el caso de no tener jugo o tener poco. Sólo entonces le añadimos el agua y lo corregimos de sal.
  9. Retiramos las hojas de laurel y justo al final es cuando vamos a preparar los huevos. Los haremos en el centro de la cazuela baja o en la sartén.

Preparación de la Shakshuka y presentación final

  1. Cascamos los huevos y colocamos encima de la salsa. Tapamos la cazuela y con el fuego al mínimo dejamos cocer unos 5 minutos, o hasta que estén cuajados.
  2. Con una cuchara removemos las claras de los huevos con la mezcla de salsa para que cuaje antes. Pero con cuidado de no molestar a la yema, la queremos entera y poco cuajada.
  3. Salamos con una pizca de sal las yemas. Espolvoreamos con pimienta negra recién molida.
  4. Queda muy bien si le añadimos un poco de perejil picado y el cilantro le va también que ni pintado.
  5. Servimos con pan de pita caliente para mojar o con el pan que más os guste. Simplemente delicioso.

Un poco de historia de este plato

  • Se dice que esta sencilla receta era un manjar para los reyes del Imperio Otomano. Por ello goza de tanta popularidad, sobre todo en el norte de África. Se expandió rápidamente a otros pueblos cercanos y hoy en día tanto israelíes como turcos disfrutan de esta receta.
  • La Shakshouka (shakshuka, shaqshuqa, chakchouka) significa “todo mezclado”.
  • El plato se compone principalmente de huevos escalfados con salsa de tomates, pimientos, cebollas y condimentado con comino, sal, pimienta y todo lo que te apetezca.
  • Hay dos reglas importantes que vienen de la mano con la Shakshouka: Debe ser servida en una sartén de hierro fundido y se ha de usar pan para absorber la salsa.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. rosa epelman alfano dice:

    en Israel esta receta se condimenta con pimenton dulce aca las especias son buenisimas en sabor y color el resto es igual a lo que acostumbramos utilizar a vec es se agrega un poquito de pimenton picante o gotas de tabasco

  2. Jorge Andrés dice:

    Vamos… un pisto con huevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *