Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Solomillo de cerdo en salsa de queso

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 4 votos
Solomillo de cerdo en salsa de queso

Info.

Ingredientes para Solomillo de cerdo en salsa de queso

  • 2 solomillos de cerdo
  • 75 gr. queso Roquefort
  • 400 ml. nata para cocinar
  • 100 ml. coñac
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 patatas grandes
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo hacer un solomillo con salsa de queso. Cocinar en casa platos que gusten a todos, no tiene porqué ser sinónimo de mucho trabajo ni demasiado gasto.

Podemos preparar recetas de carne muy sencillas con ingredientes fáciles de encontrar y económicos, y conseguir platos de primera categoría. En mi opinión, la receta de hoy es un claro ejemplo, un clásico solomillo de cerdo al roquefort con patatas.

Por un lado el solomillo de cerdo, una de las partes más sabrosas y tiernas del cerdo, con una mínima cantidad de grasa. Partiendo de esta base es fácil que cualquier receta que nos planteemos sea un éxito.

Podemos preparar esta carne de múltiples maneras, desde un solomillo Wellington hasta hornearlo al estilo tradicional acompañado con una guarnición de verduras ratatouille, pasando por cocinarlo a la plancha y acompañarlo de algún tipo de salsa casera.

Antes de empezar con los solomillos de cerdo

  1. Limpiamos los solomillos de posibles restos de pielecillas o grasa que puedan tener y cortamos en medallones más bien gorditos, de 1,5 o 2 cm. de grueso.
  2. En una sartén calentamos 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva y salteamos la carne salpimentada. Yo prefiero no cocinarla demasiado ya que podría quedarse dura, continuará su  cocción más adelante con la salsa. Reservamos.
  3. La elección de las patatas es fundamental, pues este plato quiere ir bien acompañado.
  4. Las patatas no son todas iguales para freír, depende de la cantidad de almidón que contengan. En los supermercados ya venden patatas especiales para freír. Os recomiendo una patata gallega a ser posible vieja, las nuevas llevan mucho almidón.
  5. Pelamos las patatas y las picamos en panadera (en rodajas finas), en bastones (en tiras largas) o en cuartos, elegid el tamaño que más os guste.
  6. Hay que intentar que todas sean más o menos igual, especialmente de grosor, para que se hagan por igual.
  7. Después las lavamos bien en un cuenco hasta que el agua fría para quitar el almidón durante unos 5 minutos y secamos con un trapo de algodón. Reservamos.

Preparación de los solomillos de cerdo en salsa de queso

  1. En la misma sartén donde hemos cocinado la carne, para aprovechar los jugos, añadimos la nata. Cuando esta comience a hervir incorporamos el queso Roquefort desmenuzado y el coñac.
  2. Cocinamos a fuego medio, sin para de remover durante 3 o 4 minutos, hasta que el queso se haya fundido.
  3. Incorporamos la carne que tenemos reservada.
  4. Guisamos durante 10 minutos removiendo de vez en cuando, hasta que la salsa se haya concentrado con todos los jugos y sabores.
  5. Al mismo tiempo que preparamos la carne (incluso un poco antes, pues nos lleva un poco más de tiempo) en otra sartén.
  6. Calentamos aceite de oliva virgen extra y comenzamos a freír las patatas que tenemos reservadas.
  7. Debemos cocerlas a fuego lento durante unos 15 minutos, pasado ese tiempo subimos la temperatura al máximo, a unos 180º C aproximadamente, y la freímos hasta que se doren, vigilando para que no se quemen.
  8. De esta forma crearemos capa crujiente con la que conseguiremos unas patatas fritas perfectas. constantemente para que no se quemen.
  9. Servimos los solomillos bien calientes. Para el emplatado, servimos con las patatas fritas en dados o en tiras, salseamos por encima, al gusto de cada uno.

Como veis, se trata de un plato rápido, sencillo y lleno de sabor. Como se suele decir de toma pan y moja, una receta de rechupete.

Consejos y recomendaciones para unos solomillos de rechupete

  • Os recomiendo acompañar el asado con la guarnición más socorrida y utilizada en nuestro país, las patatas. Ya sean unas patatas asadas al estilo Jamie Oliver,  Ya sean patatas fritas, patatas guisadaspapas al horno, patatas a la importancia o simplemente un puré de patatas.
  • Si os gusta este tipo de carne, podéis encontrar un montón de recetas de solomillo que seguro triunfan en casa.
  • La receta de hoy nos permitirá disfrutar de esta sabrosa carne de la forma más fácil, se trata de marcarla a la plancha y dale un último golpe de calor junto con una salsa de Roquefort acompañada con unas sencillas y estupendas patatas fritas.
  • Tengo que reconocer que me gusta esta salsa en concreto como buen amante de todo tipo de quesos que soy. Siempre y cuando la salsa no esté tan cargada de queso que enmascare el sabor de carne.
  • Por eso la cantidad de queso no es excesiva, sólo lo justo para que aporte el toque de sabor inconfundible de este queso. Así acompañamos la carne sin ocultar un buen producto cocinado en su punto.
  • Las patatas son un recurso fácil y acertado para acompañar de manera perfecta esta receta. ¡Disfrutad de su dulce sabor!
  • No dejéis de disfrutar de todas las recetas con carne que tenemos en el blog.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *