Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Tartiflette o Patatas con queso a la francesa

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 10 votos
Tartiflette o Patatas con queso a la francesa

Info.

Ingredientes para Tartiflette o Patatas con queso a la francesa

  • 500 gr. patatas
  • 3 cebollas
  • 200 gr. queso Reblochon (queso curado y cremoso, Brie, Camenbert, queso Arzua)
  • 100 ml. nata
  • 200 gr. bacon
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar una Tartiflette. El plato que he preparado hoy forma parte de la cocina francesa, pero en realidad no puedo decir que sea un clásico.

El tartiflette, fue un invento de los productores de un tipo de queso francés, el queso reblochón, para aumentar sus ventas en 1980. Su origen está en la zona de Saboya y Alta Saboya, seguramente de la zona de Aravis, cuna del queso reblochon, y el plato ha tenido tanto éxito desde su creación que hoy en día los sarboyardos se sienten identificados con él, aunque ya se prepara en toda Francia, adaptando la receta a la forma de cada casa y al queso de cada zona.

Más o menos algo así es lo que yo he hecho, a pesar de haberlo intentado no he podido conseguir el queso reblochón con lo que lo he sustituido por un queso que si tengo en casa habitualmente, un Arzúa-Ulloa curado y cremoso que queda perfecto con esta receta. Podríamos también emplear cualquier otro queso fundente y graso que nos gustara Brie, Camembert… el que más se adapte a nuestro paladar.

Se trata de un plato tan sabroso como contundente, aromático y cremoso. La tartiflette es una receta que os gustará, es completo, contundente, delicioso e ideal para disfrutar de una magnífica comida, además si lo acompañáis de una rica ensalada de lechuga o incluso con tomate tendréis un menú de rechupete.

Preparación de las patatas a la francesa

  1. Lavamos las patatas y las ponemos a cocer enteras y con piel en agua.
  2. No es necesario salar el agua, corregiremos en el montaje final del plato. Dejamos que se cocinen durante 35 minutos, escurrimos y dejamos que se templen.
  3. Mientras se cuecen las patatas pelamos la cebolla y la cortamos en juliana gruesa.
  4. Ponemos a calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén y añadimos la cebolla. Pochamos la cebolla hasta que esté blandita, durante unos 20 minutos. Reservamos.
  5. Cortamos el bacon en tiras finas y lo ponemos a freír en una sartén pequeña. No añadiremos ningún tipo de aceite ya que el que va a soltar el bacon es suficiente para que se cocine.
  6. Cuando vemos que comienza a tostarse lo retiramos del fuego.
  7. Incorporamos el bacon a la sartén de la cebolla ya pochada y la volvemos a poner al fuego.
  8. Añadimos el vino y dejamos que este reduzca el alcohol durante 2 minutos. Retiramos del fuego y reservamos.
  9. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de 1 cm. de grosor.

Horneado y presentación final de la Tartiflette

  1. En una fuente apta para horno que tenga fondo, comenzamos a montar la tartiflette.
  2. Primero colocamos una capa de patatas y las salpimentamos. Por encima distribuimos la mitad de la cebolla con bacon y volvemos a repetir la operación de colocar patatas y de nuevo cebolla.
  3. Regamos el montaje con la nata y encima colocamos el queso en rebanadas gruesas.
  4. Con el horno previamente caliente a 200º C.
  5. Introducimos la fuente de horno tapada con papel de aluminio. Horneamos durante 30 minutos y retiramos el papel.
  6. En este momento ponemos el horno en posición de grill y dejamos que se dore el queso durante 10 minutos.
  7. Serviremos bien caliente unas porciones de tartiflette recién sacada del horno.

Consejos para una tartiflette de rechupete

  • La tartiflette au Reblochon es una de esas recetas que gustan a todos los que aman el queso, es una receta sencilla y de sabor intenso. No necesitamos mucho más para disfrutar de este típico plato de la gastronomía francesa.
  • Cuando cortemos las patatas deber ser de más o menos el mismo tamaño, así se cocinarán todas por un igual.
  • Si quisiéramos reducir algo de su aporte calórico lo que podríamos hacer es sustituir la nata por leche evaporada, quedará algo menos pesado. De todas formas me ha parecido un plato de esos que empiezas a comer y no paras, realmente bueno, un plato de rechupete.
  • Este sería por si sólo un plato único perfecto si lo acompañamos con una ensalada ligera de lechuga y tomate.
  • Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *