ABC

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Albóndigas de caballa con tomate. Receta marroquí

Compartir Twittear
4.8/516 votos
Albóndigas de caballa con tomate. Receta marroquí

Info.

Ingredientes para Albóndigas de caballa con tomate. Receta marroquí

  • Para las albóndigas: 3 caballas grandes y frescas o 4 caballas pequeñas. (unos 1 k. aprox.)
  • 3 cucharaditas de pasta chermoula (salsa marroquí) y sal marina gorda (al gusto)
  • 1 cebolla o cebolleta, 1 apio y 100 g. de pan duro
  • 6 cucharadas de harina para rebozar y aceite de oliva virgen extra (el necesario para freír)
  • Para la salsa de tomate: 450 g. de tomates maduros
  • 1 cebolla grande y 1 pimiento rojo grande
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de páprika (o pimentón) y otra de azúcar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer albóndigas de caballa. Como podéis observar en el blog, cada vez tenemos más recetas de nuestro vecino Marruecos.

La cocina mediterránea es una de las más importantes del mundo y todos los países que la integran tienen muchas similitudes en su gastronomía. Las albóndigas de pescado preparadas con sardinas o arenques son un plato marroquí clásico pero también muy famoso en las zonas costeras de España, Italia y Grecia.

La variante que os presento hoy son unas albóndigas de caballa acompañadas con 2 tipos de salsa, una salsa chermoula, aromática y especiada, y una salsa de tomate casera, picante, salada y dulce a la vez.

La propuesta de hoy es un plato barato, no muy complicado y diferente a lo que os tengo acostumbrados. El ingrediente principal es la caballa, en algunos sitios se conoce como verdel, un pescado azul muy sabroso, nutritivo y sano ya que tiene muchos ácidos grasos omega-3, vitaminas y proteínas.

Ahora es el mejor momento para degustar este pescado tal como podéis ver en el calendario de alimentos. Tiene muy buen precio, es quizás de los pescados más baratos y sabrosos del mercado.

No podía ser perfecto, para mi gusto tienen un montón de espinas, pero el trabajo merece la pena. En este caso necesitamos quitar todas las espinas para comer las albóndigas sin problemas.

Pero si las preparáis abiertas a la parrilla o al horno siempre las podéis servir con ellas. Para quitarlas y no destrozar el bicho necesitaréis unas pinzas y un poco de paciencia, pero una vez que le coges el tranquillo, os las ventiláis en un santiamén.

Os dejo con esta receta de caballa, sarda, verdel o verta. Un plato donde notaréis la huella exótica de la cocina marroquí.

Una más de su gastronomía vibrante que refleja su grandioso pasado imperial y las numerosas influencias absorbidas a lo largo de siglos de intercambios comerciales, invasiones y conquistas. Espero que la disfrutéis tanto como yo.

Preparación de las base de las albóndigas. Limpieza de las caballas

  1. Primero vamos a desmenuzar las caballas, esta es la tarea más entretenida de toda la receta. Para que sea un poco mas sencillo podemos pedir al al pescadero que nos corte la caballa en dos mitades. Preferiblemente en filetes, así será más fácil quitarle las espinas y desmenuzar el pescado.
  2. En casa limpié las caballas y es cierto que dan un poco de trabajo, pero seguro que vuestro pescadero de confianza no tendrá problema en hacerlo.
  3. Picamos las caballas en trocitos (mínimo en trozos de 1 cm.) y repasamos muy bien para que no lleve ninguna espina. Es muy importante que no se nos pase ninguna pues no es cómodo quitar espinas mientras comemos. Reservamos en un bol.
  4. Troceamos el pan en trozos pequeños y los añadimos al bol con el pescado.
  5. Pasamos la cebolleta o cebolla y el apio por una picadora y juntamos con el resto de ingredientes. Debe quedar muy picado, casi puré, para que no se noten los trocitos en las albóndigas.
  6. Añadimos las 3 cucharadas de salsa chermoula y sal, esta última al gusto de cada uno. Removemos muy bien hasta que se junten todos los ingredientes y sabores.
  7. Probamos de sal y si es necesario añadimos un poquito más. Dejamos reposar unos minutos.
  8. Ponemos abundante aceite de oliva virgen extra a calentar en una cazuela.

Preparación de las albóndigas de caballa. Forma, fritura y presentación final

  1. Hacemos unas bolas bien compactas que no sean muy grandes (tamaño pelota de golf) para que se hagan perfectamente por dentro. Nos podemos ayudar de 2 cucharas, con práctica las harás en unos minutos sin mancharte, pero si no le tienes pillado el punto, puedes hacerlas con la mano.
  2. Las pasamos por un poco de harina de trigo. Freímos a fuego alto, vuelta y vuelta hasta que estén doraditas.
  3. Conforme vayamos haciéndolas las iremos colocando sobre papel absorbente.
  4. A nosotros nos salieron unas 25 albóndigas, ideal para 4 personas, calculad que cada persona comerá unas 6.
  5. Sólo falta la salsa de tomate, para prepararla tenemos que cortar previamente todos los ingredientes. Sofreímos todo en una cacerola con el fondo grueso durante 10 minutos a fuego vivo.
  6. Salpimentamos al gusto, añadimos el comino en polvo, el azúcar y la cucharadita de pimentón de la Vera. Removemos durante unos minutos y vamos aplastando el contenido hasta que tengamos una salsa espesa.
  7. Si vemos que queda muy espesa podemos añadir unas cucharadas de agua. Si queremos la salsa sin grumos, podemos tamizarla.
  8. Una vez que tenemos la salsa en su punto e incorporamos las albóndigas a la cazuela. Dejamos cocinar a fuego medio durante 6 minutos hasta que se vaya espesando la salsa. Le damos la vuelta a las albóndigas a mitad de cocción.

Como acompañamiento os recomiendo un arroz blanco cocido, algo sencillo para que las verdaderas protagonistas sean las albóndigas.

Esta preparación admite prácticamente cualquier tipo de pescado, ya sea azul o blanco (merluza, bacalao…) y se puede preparar con otro tipo de salsa.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas con pescado que tenemos en el blog.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te gusta te gustará:

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Manuel dice:

    Tienen que estar estupendas, gracias por la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.