Alimentos con más proteínas que la carne

Compartir Twittear
4/53 votos

Alimentos con la misma (o más) proteínas que la carne

Nos “venden” que no debemos dejar de comer carne porque no podemos sustituir el alto contenido proteico a través de otros alimentos: MENTIRA.

Existen diferentes alimentos que contienen la misma cantidad de proteínas o incluso más que la carne y te los voy a chivar a continuación.

Comer carne no es tan bueno

Ya lo advertía la OMS “las carnes procesadas se encuentran entre los alimentos más cancerígenos”.

El consumo de carne ha sido siempre la fuente principal para dotar a nuestro organismo de proteínas en las dietas occidentales, lo cual confirma que en otro tipo de dietas estas proteínas se adquiere a través de otros ingredientes.

Además de lo cancerígeno o no de la carne, habría que añadir la sostenibilidad del planeta en el que vivimos en relación a la explotación ganadera o, mejor dicho, sobre explotación.

Desde la ONU se advierte que deberíamos reducir hasta en un 50% la ingesta de carne para paliar los cambios que ya todos estamos empezando a percibir.

Tomar proteínas es importante, si es posible, en cada comida ya que son las que ayudarán a nuestros músculos a estar sanos y en forma.

Productos vegetales

Mientras nos mentalizamos y reducimos nuestro consumo habitual de carne, podemos empezar a probar alternativas como las carnes vegetales elaboradas normalmente a base de soja o alubias.

Además de encontrarla en el supermercado también puedes hacer hamburguesas o albóndigas vegetales en casa.

Huevos

No tiene tantas proteínas como la carne pero por cada 100 gramos de huevo, 13 son proteína pura y dura.

El huevo tiene proteínas biológicas, lo que significa que cuenta con aminoácidos esenciales y a diferencia de otros alimentos que también contienen proteínas de peor calidad (embutidos o lácteos), el huevo es muy completo, más que la carne roja.

Evidentemente tendrás que tener cuidado con el colesterol si lo tienes alto o tienes antecedentes, pero si es este tu caso, también deberás tener cuidado con las carnes rojas en general y puestos a elegir: yo me quedo con el huevo.

Soja

Como te decía antes, la mayoría de carnes vegetales están hechas a base de soja. La soja, el seitán, el tempeh, la soja texturizada etc., contienen muchísima proteína.

Todavía estamos un poco pez sobre cómo incorporarla a nuestra dieta y tampoco vamos a estar a base de salsa de soja, que además es muy salada, pero es un universo amplio a explorar y del que beneficiarse.

La soja texturizada por ejemplo es un gran sustituto de la carne y puedes hacer con ella una salsa boloñesa o berenjenas rellenas.

El tofu o seitán puedes utilizarlos en ensaladas, con verduras frescas y en arroces.

Frutos secos

Evidentemente las nueces, los pistachos o las almendras no tienen tantísima proteína como la carne, pero si tomas leches vegetales, frutos secos y cereales como el trigo sarraceno, la quinoa o el kamut, tu organismo se beneficiará de las proteínas que le estás proporcionando sin necesidad de tomar carne.

Garbanzos y legumbres

Las legumbres  deberíamos integrarlas cada vez más en nuestra dieta y si no lo hacemos es por vagueza, estoy seguro.

Tanto las lentejas como los garbanzos son perfectos para incorporar proteína a nuestro cuerpo, además es mucho más interesante y saludable tomarse un buen plato de garbanzos, que además de proteínas tiene mucha fibra y no tiene grasas saturadas”.

El pescado. Bonito del Norte

Si somos lo que comemos, ¿por qué no nos alimentamos de bonito? Bromas a parte, el bonito es el pescado que contiene más proteínas, casi el 25% por cada 100 gramos, una cantidad similar a la de la ternera.

Además las grasas del bonito son omega 3, las cuales son súper beneficiosas para nuestra salud.

Lo mismo pasaría con las chips de pescado o las gambas deshidratadas, ya que tienen un alto valor proteico muy concentrado.

¿Te atreverías a comer insectos?

Me parece poca variedad todavía para tanta gente, los hay muy carnívoros de Dios así que sigamos valorando otras opciones, como los ricos animalitos.

Hay un montón de ellos que matamos, tiramos y hacemos ascos siendo maravillosas fuentes de proteínas, accesibles y de bajo impacto medioambiental. Sí sí, me refiero a los insectos.

Es una opción que no atrae a todo el mundo, pero por ejemplo en México llevan mucho tiempo comiendo insectos como si fuesen una delicatessen, Gusanos de Maguey, ahuautles, las hormigas o jumiles, los famosos chapulines, las hormigas chicatanas, los escamoles o los alacranes… de verdad, he probado alguno y están realmente de rechupete. ¿Te atreverías a probarlos?

En resumen…

Como siempre el equilibrio es la clave para que nuestro planeta y nuestro organismo sobrevivan. Mentalízate y empieza a comer proteínas de una manera saludable para ti y para todos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Laura dice:

    Podría probar con el tofu, el tempeh y todo eso, pero con los insectos sí que no puedo. Me dan un asco tremendo. Aun así, gracias por la información. Desde luego hay muchas alternativas a la carne. Ahora solo falta cambiar el chip.

  2. Elisa dice:

    Es una pasada como esta cambiando la alimentación, cosas como la carne in vitro me parecen de ciencia ficción… pero es verdad que nos estamos cargando el planeta por no saber gestionar los recursos, somos egoístas por naturaleza. Yo estoy empezando a cambiar el chip, pero creo que antes de comer este tipo de carne, prefiero no comerla… Buenos artículos estas publicando últimamente, veo un giro muy chulo en la publicaciones del blog. Mucho nivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.