Barritas energéticas caseras

Compartir Twittear
5/52 votos
Barritas energéticas caseras

Info.

Ingredientes para Barritas energéticas caseras

  • 200 g de frutos secos
  • 350 g de frutas secas
  • 150 g de muesli
  • Una pizca de sal
  • Un par de cucharadas de semillas variadas
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • Aceite vegetal para engrasar el molde

Cómo hacer barritas energéticas caseras.

Las barritas energéticas son un gran tentempié para media mañana o tarde con el que matar el gusanillo del hambre y aguantar hasta la hora de la comida o la cena.

Lamentablemente las industriales están cargadas de azúcares y conservantes, así que lo  mejor es mantenerse alejados de ellas y preparar nuestras propias barritas energéticas caseras.

No se tarda nada en tenerlas listas, no requieren cocción, duran semanas en la despensa en buen estado y dan mucho de sí. Y es que ha sido uno de mis grandes descubrimientos para desayunar, combinando con el desayuno tradicional y mi granola casera.

Todo ventajas en estas barritas energéticas caseras que admiten combinaciones varias y se pueden adaptar a los gustos de cada cual, permitiendo probar y jugar con diversas composiciones.

La fruta seca que usamos como base para la masa imprime mucho carácter; no es lo mismo usar solo orejones, que solo dátiles o una mezcla. Pero ahí está la gracia, en la variedad.

Quizás lo más complicado del proceso sea el hecho de necesitar una batidora o robot de cocina potente, algo imprescindible. Pero si tenéis la suerte de contar con ello en vuestras cocinas, entonces os animamos a que las preparéis ya mismo.

Así esta semana os las lleváis a la oficina, bien envueltas en papel vegetal, y tendréis un picoteo saludable del que poder presumir entre vuestros compañeros de trabajo.

Preparación de base de las barritas energéticas

  1. Comprobamos el punto de las frutas secas y, en caso de no estar jugosas, las ponemos a hidratar en agua caliente durante 10-15 minutos.
  2. Escurrimos, secamos y listas para usar.
  3. Con una batidora o robot de cocina potente, trituramos finamente los frutos secos.
  4. Hay que procurar no pasarse para que no suelten sus aceites, así que lo mejor es ir poco a poco y comprobar el punto de vez en cuando. Una vez triturados, los retiramos y reservamos.
  5. Troceamos las frutas secas y las introducimos en el vaso de la misma batidora o robot, sin necesidad de limpiarlo.
  6. Trituramos hasta obtener una masa pegajosa que será la que sirva de pegamento y amalgame el conjunto de la barrita.
  7. Devolvemos al vaso de la batidora los frutos secos triturados.
  8. Añadimos el muesli, la sal, las semillas variadas y la canela molida.  Trituramos de nuevo, en golpes secos y cortos, hasta que se mezcle todo bien.
  9. Acabamos de mezclar a mano, con cuidado, porque de lo contrario las semillas se desmenuzan en exceso.

Forma de las barritas y presentación final

  1. La masa final ha de ser pegajosa, pero no en exceso. Lo suficiente como para que, al coger un poco con la mano y apretar, e mantenga unida sin quedarse pegada mucho a los dedos.
  2. Si la masa nos queda demasiado pegajosa, podemos añadir más frutos secos triturados o muesli.
  3. Si, por el contrario, la masa está demasiado seca y no se mantiene unida, podemos añadir agua o aceite. En cualquier caso, volvemos a mezclar hasta homogeneizar.
  4. Forramos con papel vegetal un molde cuadrado o rectangular. También podemos engrasarlo con una pizca de aceite o, sencillamente, usar un tapete de silicona.
  5. Extendemos la masa y la compactamos aplastando con las manos (mejor ligeramente engrasadas).
  6. Alisamos la superficie , tapamos con un plástico y dejamos que se asiente por lo menos una hora.
  7. Si hemos usado un molde, desmoldamos y cortamos en 12 porciones de igual tamaño (o lo más parecido posible) y listas para consumir.

Os animo a que probéis a hacerla en casa, el resultado es impresionante. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de estas barritas energéticas en este álbum.

Galería de la receta

Consejos para unas barritas energéticas caseras perfectas

  • La consistencia adecuada de la masa, ni muy blanda ni muy seca, depende en gran medida de lo húmeda que sea la fruta seca (orejones, dátiles, etc.), es lo que actúa de pegamento.
  • Si las barritas hubieran quedado demasiado tiernas se pueden orear un poco encima de una rejilla, hasta que cojan más consistencia.
  • Se resecan con mucha facilidad, así que cuando tengan una consistencia a nuestro gusto, si no se van a consumir de inmediato, conviene congelar las que sobren, bien envueltas.
  • Si os gustan las semillas, como la linaza, el sésamo, las pipas de calabaza y de girasol, etc., con estas barritas podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y gusto.
  • Es posible saborizar las barritas añadiendo un poco de cacao en polvo, açaí molido, té matcha, jengibre, etc. Y también aportar texturas con pepitas de chocolate, dejando frutos secos troceados, añadiendo uvas pasas sultanas, arándanos o similar.
  • El muesli se puede sustituir por copos de avena.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.