Bizcocho Frankenstein. Receta Halloween

Compartir Twittear
5/51 voto
Bizcocho Frankenstein. Receta Halloween

Info.

Ingredientes para Bizcocho Frankenstein. Receta Halloween

  • 150 g. de harina de repostería
  • 30 g. de harina de maíz (almidón de maíz)
  • 5 huevos medianos
  • 150 g. de azúcar blanquilla
  • Aromatizantes: 1 cucharada de aroma de vainilla y 1 cucharada de zumo de limón, la ralladura de un limón
  • Colorante: Unas gotas de colorante verde (o amarillo+verde) para darle el color Frankenstein
  • Decoración: 20 almendras (para hacer los dientes), perlas de chocolate o peladillas (de Navidad como en este caso) y sirope de fresa o pasta roja de azúcar (para la comisura de la boca)

¿Truco o trato? Calabazas, murciélagos, fantasmas y esqueletos se apoderan de los blogs de cocina estos días, y es que esta semana lo más buscado no son setas ni castañas, sino recetas para Halloween. No deja de ser una fiesta importada de otro país, pero como dice mi amigo Nacho, “unha festa é unha festa“. Lo mires por donde lo mires lo importante es pasarlo bien y disfrutar con los más pequeños de casa, ellos son los que más lo disfrutan.

La noche de Halloween se acerca y para celebrarlo desde Recetas de rechupete nos hemos puesto a cocinar a tope para daros un montón de ideas para ese día, para que preparéis en casa, para el colegio o para una cena con los colegas. Empezaremos con este bizcocho para darle ese puntillo goré a vuestra cena, transforma tu casa y recrea un ambiente de lo más terrorífico.

En el blog vais a encontrar un montón de recetas. La mayoría son muy fáciles, por ejemplo la receta que os presento hoy, este bizcocho verde con ojos y un poquito de sirope de fresa  que sale de los lados. En nuestras recetas de postres no podía faltar estos bizcochitos Frankenstein , a los más peques de casa les van gustar… y mucho. La próxima la noche Samhain (en Galicia) “A noite das meigas”, disfruta de las más apetitosas y terroríficas recetas.

Preparación del bizcocho Frankenstein

  1. Antes de empezar con la receta ponemos el horno a calentar a 180º C calor arriba y abajo sin aire. El horno debe estar caliente para introducir la crema del bizcocho y que luego se haga sin problemas.
  2. Para este bizcocho empleo un molde desmoldable de 23 cm. de diámetro, así me evito los problemas del papel de horno en el molde o que no esté lo suficiente engrasada la superficie. Con este recipiente no tenemos que hacer nada más que añadir la crema y hornear.
  3. Separamos las yemas de las claras y colocamos cada una en un bol distinto.
  4. Las claras las vamos a montar a punto de nieve. Reservamos en la nevera mientras preparamos el resto de la crema.
  5. En un recipiente grande batimos las yemas con el azúcar, tienen que blanquear lo máximo posible.
  6. Yo suelo batirlas con una batidora de varillas eléctricas, pero con maña y unas manuales también sale. Añadimos la vainilla y el zumo del limón.
  7. Añadimos al bol la harina previamente tamizada y aproximadamente la medida de una de claras montadas a la masa de yemas y azúcar.
  8. Mezclamos con una espátula, siempre con movimientos suaves y envolventes, hasta que no queden grumos de la harina.
  9. Vertemos el colorante alimentario y juntamos bien hasta que se tiña nuestro bizcocho.
  10. Introducimos el resto de las claras montadas a punto de nieve a la crema. Seguimos mezclando con movimientos envolventes para que no baje la crema, esta es la parte más laboriosa.
  11. Vertemos la mezcla en el molde y alisamos la superficie con una espátula.
  12. Horneamos en la bandeja del medio durante unos 30-35 minutos. La masa debe haber crecido bastante, comprobad el punto del bizcocho con un tenedor, brocheta o un cuchillo, pinchamos en el centro, si sale limpio ya está listo.
  13. Cuando este horneado lo sacamos y dejamos enfriar unos minutos fuera del horno. Este tipo de bizcocho es frágil y si está muy caliente se nos puede romper con facilidad, es fundamental que esté frío antes de desmoldar.
  14. Pasamos un cuchillo por los bordes con cuidado, desmoldamos y colocamos boca abajo sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo. Ya lo tenemos listo para cualquier receta o bien para tomarlo tal cual con vuestro café o infusión preferida.
  15. Cortamos en cuadrados iguales y decoramos como más le gusten a los peques de casa, importante que participen ellos, tienen que quedar terriblemente terroríficos.
  16. Mi consejo es abrir con el cuchillo una pequeña boca y cortar los extremos de las almendras para que encajen perfectamente en esa boca.
  17. Si queréis darle un toque más terrorífico añadid un poco de sirope de fresa o pasta de azúcar roja. Para los ojos unas sencillas peladillas de Navidad con un punto de chocolate y tendréis ojos saltones.

Esta delicioso, es el bizcocho de toda la vida con sabor a vainilla y limón pero con un tuneo considerable. ¡Feliz noche de Halloween! Si queréis podéis compartir con todos/as, vuestras recetas con el hashtag #HalloweenDeRechupete

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.