Bollicaos de Nutella. Bollos de chocolate

Compartir Twittear
3.9/517 votos
Bollicaos de Nutella. Bollos de chocolate

Ingredientes

  • 450 g. de harina de trigo con fuerza W220, harina 000 o harina de trigo con 11,5 - 12,5 % de proteínas
  • 225 ml. de leche entera
  • 90 g. de yogur natural
  • 50 g. de mantequilla
  • 15 g. de levadura prensada fresca de panadería o 5 g. de levadura seca liofilizada de panadero
  • 7 g. de sal
  • 60 g. de azúcar
  • 250 g. de crema de cacao casera o la de la marca comercial que más te guste... Nocilla o Nutella

Cómo hacer unos bollicaos de Nutella o bollos rellenos de chocolate.

Aunque en mi casa, de pequeño, mi madre no era muy partidaria de darnos de merienda bollos industriales, en mi memoria está clavado el aroma y sabor de los bollicaos de siempre.

Supongo que las pocas veces que lograba convencerla de que me comprara uno de esos bollos rellenos de chocolate. Para mí era una fiesta que celebraba por todo lo alto concentrándome en degustar lo que, seguramente, tardaría en volver a catar.

Los recuerdos de las recetas de mis postres preferidos son los que me han llevado a intentar hacerlos en casa. Ahora que mi madre no me impide comprar estos bollos industriales, gracias mama por todo, lo que hago es recrearlos en casa hasta conseguir acercarme lo más posible al sabor y la textura original. Y de paso intentar que sean un poco más sanos que los que nos encontramos en el supermercado.

Este tipo de recetas de bollos, suelen tener un denominador común. Se trata de una masa tipo brioche similar a las cristinas o los bollos de leche, las recetas que más me recuerda a mi niñez.

Tengo que decir que estoy contento con el resultado, el sabor es muy parecido, yo diría que hasta mejor. La textura genial, está claro que la bollería industrial tiene conservantes y otros productos como estabilizadores y potenciadores de sabor. Que en casa no empleo, porque en la bollería preparada en casa, ni falta que hace.

Os animo a preparar estos bollos rellenos de crema de chocolate, tanto si sois nostálgicos como yo. Como si lo que queréis es disfrutar o hacer disfrutar a vuestros hijos de unos bocados de vicio. Se trata de una merienda perfecta para los golosos, realmente de rechupete.

Preparación de la masa de los bollicaos. Amasado

  1. En un bol vertemos la leche, el azúcar y el yogur natural. Templamos la leche en el micro, que quede tibia. Añadimos la levadura desmenuzada y removemos hasta que se haya diluido con la leche.
  2. Es muy importante que no calentemos la leche demasiado, se trata de que esté templadita, ya que si no anularíamos el efecto de la levadura con el calor excesivo.
  3. Incorporamos la harina al bol y comenzamos a amasar. Cuando hayamos conseguido una bola de masa uniforme añadimos la sal y la mantequilla a temperatura ambiente. La mantequilla ha de tener textura de pomada ya que si estuviera muy dura sería muy difícil de trabajar.
  4. Vertemos la mezcla sobre una superficie de trabajo sin enharinar y comenzamos a amasar. En un primer momento lo que era una bola de masa se convertirá en una pasta totalmente pegajosa e imposible de manejar.
  5. Después de los primero 10 minutos de trabajo de la masa vemos que esta va cogiendo textura y forma y el trabajo será más fácil.

Amasado y reposo de la masa para los bollicaos

  1. Amasamos durante 25 minutos dejando descansar la masa de vez en cuando durante uno o dos minutos para que se relaje.
  2. Este proceso de amasado puede resultar un poco largo pero es el único camino para conseguir después una textura de los bollos esponjosa y duradera.
  3. Colocamos la masa en un bol engrasado y la dejamos que fermente durante 1 hora y media o hasta que haya doblado su volumen. Como ha de estar en un entorno cálido.
  4. Os recomiendo que la dejéis en el horno después de haberlo calentado durante 1 o 2 minutos, con él apagado, claro.
  5. Manipulamos la masa para eliminar el aire que habrá generado en su interior y dividimos la masa en 10 porciones de unos 80 gr. cada una.
  6. Formamos unas bolitas lisas y las vamos colocando sobre un papel sulfurizado en una bandeja. Dejamos reposar la masa durante 15 o 20 minutos en un lugar cálido, por ejemplo dentro del horno de nuevo.

Preparación de los bollitos rellenos de chocolate

  1. Con cada una de las porciones hacemos un rectángulo de más o menos 15 x 15 cm. incorporamos dos cucharadas de Nutella (o vuestra crema de chocolate y avellanas preferida) a lo largo de cada porción.
  2. Enrollamos hasta formar un rulo, teniendo especial cuidado de sellar bien los bordes de cada rollo. Así evitamos que no se salga la crema de avellana durante el horneado.
  3. Colocamos los bollos en un molde engrasado o sobre un papel sulfurizado, separados no más de 2 cm.
  4. Pintamos con agua y dejamos que fermenten de nuevo durante 45 minutos hasta que doblen su tamaño, de nuevo dentro del horno templado.
  5. Os recomiendo no dejar más separación entre los bollos. Así, al crecer en el fermento, se pegarán unos a otros y quedarán más jugosos en su interior.
  6. Volvemos a rociarlos bollos con agua y horneamos, con el horno precalentado a 175º C durante 20 minutos.
  7. Si vemos que se están dorando demasiado en el horneado, podemos taparlos, en la mitad del proceso, con papel de aluminio.
  8. Retiramos los bollos del horno y los colocamos sobre una rejilla hasta que se enfríen.
  9. En el momento en que salgan del horno los pintamos con mantequilla, aún en caliente. Así quedarán con ese tono brillante y dorado tan característico.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de bollicaos o bollos rellenos de chocolate en este álbum. Si tenéis dudas seguid la fotos y os saldrán un bollicaos de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para unos bollos rellenos de chocolate perfectos

  • Podemos disfrutar de los clásicos bollicaos de crema de chocolate en cualquier momento del día. Pero creo que vuestros niños los agradecerán como merienda con un vaso de leche. Les encantará, bueno y a vosotros también. Ya me contaréis, unos bocados totalmente de rechupete.
  • Un consejo para que os salgan los bollos con un color más bonito es pincelar leche sobre los panes antes de meterlos al horno. Os quedará una corteza perfecta.
  • Podéis dejarlos sin relleno y luego, una vez horneados inyectarles, con una manga pastelera y una boquilla para rellenar, la crema de cacao y avellanas. Procurad sellar muy bien los bollos cuando los forméis, si quedan mal cerrados se os saldrá todo el cacao.
  • Si os gustan otros rellenos, creatividad a tope, podéis rellenarlos de mermeladas, dulce de leche, cremas pasteleras o ganaches de diferentes sabores.
  • Si tenéis robot de cocina amasador la receta va a ser muy sencilla. Basta con ponerle el gancho para pan y amasar a media velocidad hasta que la masa se os levante y podáis hacer la prueba de la membrana.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Olga dice:

    Gracias por compartirlo y explicarlo tan bien con las fotos. Los hare

  2. Melina dice:

    Hola Alfonso!! Qué maravilla|||| Me salieron los bollicaos riquísimos gracias a tu receta. Muchísimas gracias por compartirlo. Un abrazo.

  3. Asun dice:

    Hola, sigo tus recetas que me parecen increíbles. No hay manera de encontrar harina de fuerza en los supers a los que puedo ir a comprar. Se podría hacer con harina normal. Y la leche puede ser semi-desnatada.
    Gracias

    • Alfonso dice:

      Muchísimas gracias Asun! Pues la leche sin problema, incluso si es desnatada. Pero con una harina más floja, estos bollos y panes dulces no tendrían el volumen deseado. Te van a salir achatados, le falta la fuerza de este tipo de harina. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.